Los gobiernos de Santos, Rajoy, Obama, CNN y sus secuaces vuelven a la carga

Los enemigos retoman su hostilidad contra el país. Nuevamente se han dispuesto a arremeter contra la tranquilidad y la paz de nuestra gente. Pareciera que los nervios y la desesperación se han apoderado de los amos y financistas de la oposición venezolana, y les han ordenado lanzarse otra vez, a la carrera desesperada del golpismo fraticida. Los auto llamados demócratas, sociedad civil y bonitos de la película, han perdido otra vez la paciencia, volvieron a caer en la irracionalidad enferma, en la que los hemos visto en otros momentos, debido a su ansiedad por el poder. En esa laguna mental en la que los sumen sus dueños, han olvidado nuevamente que en democracia, esa democracia de la que siempre se ufanan, solo se llega al poder por los votos y no asesinando presidentes y a todos los que con el se encuentren, como pretendieron hacerlo, hace apenas días.

Habían bajado sus pretensiones asesinas unos meses, por considerar que el gobierno de Maduro se caería solo, o mejor dicho; con intervenciones menos perceptibles como: boicot económico, contrabando, acaparamiento, desabastecimiento, especulación, baja producción, entre otras intromisiones discretas. Lastimosamente para sus aspiraciones, se comenzaron a tomar medidas más drásticas, que han conllevado a que los que se creen dueños del País y de nuestras riquezas naturales, caigan en la irracionalidad y se enrumben otra vez por el atajo del golpismo.

El pasado 12 de febrero, se volvieron a quitar las caretas de sociedad civil, y se disponían asesinar al Presidente. Los autores materiales involucrados, confesaron que Maria Corina, Julio Borges y Ledezma era los autores intelectuales en el país, de la macabra planificación. El mismo Ledezma, que hacia apenas meses, era ensalzado en videos grabados por Lorent Gómez Saleh, por su decidido respaldo ante los actos terroristas llevados a cabo por este. Poseedor de uno de los prontuarios más amplios de violación de derechos humanos, en los tiempos de Carlos Andrés Pérez y la cuarta Republica. Haciendo gala de su insolencia burguesa, cual pedro por su casa, se disponía a cometer un magnigenocidio. Pareciera que los gringos les lavan el cerebro y les inocularan allí, que pueden asesinar y hacer lo que quieran, sin recibir castigo alguno. Suena enfermizo, pero los tipos se creen semidioses. Alguien debe decirles que no son militares gringos actuando en Colombia. Hay que sonarles los dedos e indicarles que están en Venezuela.

Lo que hemos visto luego de la captura de este delincuente, es la soberbia imperial, en su máxima expresión. La basura gringa, se cree con el derecho de exigir la liberación de este malandro, como lo hace en Colombia, cuando sus militares violan y asesinan a las niñas neogranadinas. En esta conflagración vemos a Insulsa secretario general de la OEA, a Rajoy Presidente de España, observamos a Juan Manuel Santos, presidente colombiano, el mismo que bombardeó a Ecuador para buscar asesinar a un hombre. El señor de los falsos positivos en Colombia, junto con Uribe. Vemos embajadores de otros países fungiendo descaradamente como agentes, no como diplomáticos. La transnacional CNN, arma preferida de los gringos, antes de ocupar los países que invaden, se olvidó del mundo; del estado islámico y sus avances, se olvidó de que hay un presidente constitucional en Egipto que fue depuesto y hecho preso. Se olvidó de las guerras civiles en Libia, en Irak, en siria, en Afganistán, en Ucrania. No ha reseñado las grandes concentraciones que ha convocado PODEMOS en España, y lo cerca que están de asumir el poder. Se olvidaron también del Chávez de Grecia, Alexis Tsipras y su batalla revolucionaria. Hoy dedican todos sus esfuerzos en desoír las razones por las que fue preso Ledezma, e insisten descaradamente, en presentarlo como un preso político, del gobierno revolucionario. Claro, estos son los hijos del señor feudal, y están sobre la línea del bien y de mal. Pretenden con su poder, amordazarnos, y al mismo tiempo abrirle cancha a sus lacayos para que gocen de total libertad e impunidad. Por supuesto que lo que mas genera perplejidad, es ver a Santos, plegado a su amo, exigiéndonos cual cachorrito obediente, que soltemos a los delincuentes que han pretendido socavar la constitucionalidad y la paz de la Patria. No les vamos a regalar el juego, no nos queda más que prepararnos y disponernos para lo peor, como nos pidió el Presidente. Los recursos de Venezuela son y serán siempre de los venezolanos!!.








Esta nota ha sido leída aproximadamente 1088 veces.



Pedro Figueroa


Visite el perfil de Pedro Figueroa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a203308.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO