Libreto repetido

La ultraderecha venezolana no ha entendido que el pueblo no es el mismo desde la llegada del Gigante Eterno, Hugo Chávez, quien con su sapiencia logró crear el más noble, profundo y sincero amor por la Revolución Bolivariana.

En estos 15 de años la rancia burguesía parasitaria ha hecho hasta lo imposible para evitar la transformación que conlleve a la mayor suma de felicidad y bienestar posible de todo un colectivo, valiéndose de las más atroces artimañas que a la final terminan revirtiéndoseles. Ahora no son solo enemigos del pueblo, de las políticas de inclusión social del Gobierno Bolivariano; sino entre ellos mismos. La guerra interna es inocultable dentro de la llamada Mesa de la Unidad “Democrática” (MUD). Carecen de ideales y de un liderazgo claro y conciso. ¡Lo que está a la vista no es cuento!.

No han entendido que no volverán por más tramoyas que monten los mismos desgastados protagonistas, variando algunos escenarios y colocando en marcha nuevas estrategias pero con el mismo fin. No volverán al poder porque el pueblo despertó, porque aman sus misiones, grandes misiones, cada unos de los proyectos sociales emprendidos por la Revolución y los ideales de Chávez que ahora hace cumplir su hijo Nicolás Maduro.

Hoy día vemos a un pueblo digno que resiste ante la sistemática guerra económica, el desabastecimiento, la usura y el sabotaje empresarial que pretende desencadenar un estallido social y que éste se vuelque contra el Gobierno de nuestro presidente obrero Nicolás Maduro, quien se ha propuesto como estrategia principal para este año 2015 el aseguramiento de la paz y el orden en el país.

Olvidan que el Gobierno Bolivariano cuenta con el amor de su pueblo y con el apoyo irrestricto de países aliados para salir airosos de los planes desestabilizadores y golpistas, de los gobernadores y alcaldes rojos rojitos, un partido ejemplo de organización y democracia como el PSUV que de la mano de la nueva Junta Directiva Nacional; velarán por la continuidad del Legado de Chávez.

Necesitamos una oposición seria con una ideología definida, clara; con propuestas innovadoras y que ame a Venezuela; pero esa se desvaneció hace muchos años, por eso al pueblo chavista le ha tocado sobrevivir al macabro libreto repetido de la MUD y sus lineamientos norteamericanos; a guarimberos soeces y terroristas de poca monta.

El pueblo chavista y sus firmes convicciones se respetan. No decaerá ante las arremetidas permanentes de la marañera MUD. El presidente Maduro seguirá alzando su voz para defender la soberanía de nuestra amada República Bolivariana de Venezuela, aún cuando los detractores de oficios quieran ridiculizar sus denuncias. En Bolívar el gobernador Francisco Rangel Gómez, su equipo político chavista, leal y comprometido junto al poder popular organizado se mantendrá en pie de lucha para contrarrestar los ataques de la derecha fascista, manteniendo día a día vigente las palabras del eterno Chávez en su última alocución: ¡Unidad, lucha, batalla y victoria!.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1879 veces.



Hector Herrera Jiménez


Visite el perfil de Héctor Herrera Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Oposición