EEUU justifica el espionaje en América Latina

La administración Bush acaba de justificar ante el Senado el espionaje a sus propios conciudadanos como una medida "legal y necesaria". (NY Times, 6-2-06) Al respecto, el ex presidente Jimmy Carter (NY Times, 6-2-06) se mostró consternado, expresando que no sabe "cuantos estadounidenses inocentes han sido victimas de la violación a su privacidad" por el espionaje que autorizó el gobierno estadounidenses de manera ilegal sin el conocimiento de jueces, congresistas y opinión pública en general.
 
¿Qué se puede esperar entonces que haga este grupo de ultra-reaccionarios neoconservadores en lo que sigue considerando su patio trasero? 
 
El Informe de Revisión Cuatrienal sobre la Defensa (Quadrennial Defense Review Report) del 6 de Febrero de 2006, aprobado por el secretario de Defensa Ronald Rumsfeld y el cual contiene la estrategia militar de defensa para el segundo mandato del presidente Bush, justifica el espionaje como una de las tareas de las Fuerzas de Operaciones Especiales (SOF) en el Medio Oriente, Asia, África y América Latina. Según este informe, las SOF operarían en docenas de países simultáneamente "para la guerra no convencional y entrenamiento de fuerzas extranjeras." Además, las SOF deberán contar con la "habilidad para entrenar y trabajar con aliados, emplear surrogates [infiltrados], operar clandestinamente y sostener una presencia extensa de bajo perfil." En este sentido, las SOF asumirían "el idioma de su entorno y habilidades culturales mientras incrementan su conocimiento sobre las áreas geográficas operacionales claves en el Medio Oriente, Asia, África y América Latina."
 
El Pentágono espera que su "guerra larga" se extienda mas allá de Irak y Afganistán hacia otros países y regiones. Según el subsecretario de Defensa, Ryan Henry (The Washington Post, 3-02-06), "las fuerzas estadounidenses probablemente estarán comprometidas en algún otro lugar del mundo para la próxima década," y aunque no quiso decir cómo, dónde y cuándo se realizarán las nuevas campañas militares intervencionistas, el informe precisa que el Medio Oriente, Asia Central y América Latina son regiones "inestables" que se encuentran en una "encrucijada geoestratégica." Específicamente, el informe señala a Venezuela como ejemplo del surgimiento de "movimientos políticos populistas autoritarios [que] amenazan los avances conquistados y son fuente de inestabilidad política y económica."
 
Según el informe, esta "guerra larga" estadounidense será combatida "de manera directa (visible) e indirecta (clandestina)," por lo que las labores de espionaje se ejecutarán de manera permanente para "localizar el personal y capacidades del enemigo." No es casual entonces que entre los correos electrónicos interceptados a John Correa, el agregado naval estadounidense recientemente expulsado de Venezuela, destaca "la orden de operaciones de la fuerza de tarea 26 Operación Cívico-militar armada Bolívar 1-2005" así como informaciones referentes a la compra de buques y aeronaves de España.
 
En este contexto cobra importancia las recientes revelaciones de la abogada estadounidense Eva Gollinger (Ultimas Noticias, 5-02-06), en cuanto a que las SOF ya estarían operando en Venezuela, realizando labores clandestinas y encubiertas en coordinación con paramilitares colombianos, tal y como lo hizo Washington con éxito en Haití con el apoyo logístico y financiero del Instituto Republicano Internacional (NY Times, 29-01-06), el mismo clan neoconservador que financió a los grupos opositores que ejecutaron el golpe del 11-A.

Antonio Guillermo García Danglades es internacionalista.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3004 veces.



Antonio Guillermo García Danglades


Visite el perfil de Antonio García Danglades para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: