Mientras más democráticos seamos, más oportunidades tienen para joder

Un dilema

Estados Unidos al terminar la 2ª Guerra Mundial, en la búsqueda de la hegemonía imperial de su estrategia, sin importarle un bledo las insipientes instituciones internacionales que proclamaron el derecho a la autodeterminación de los pueblos, diseñó y practicó una táctica de agresión directa en lo militar y político para acabar con los gobiernos “incómodos” antes llamados del este, comunistas o en fin, enemigos a sus intereses como parte de su guerra fría. Ejemplo tenemos de sobra donde resaltan la guerra lanzada contra la República de Corea comunista que recién se instalaba con un gobierno popular y soberano, trayendo como consecuencia la partición en dos, el territorio de esa nación asiática, así como la invasión y guerra contra el Vietnam, Laos y Camboya en el sureste asiático; asimismo sabemos de las invasiones directas en Latinoamérica y el Caribe en Guatemala, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Granada y Panamá o, dando respaldo militar y político a militares vende-patrias, contra gobiernos nacionalistas en golpes de estados sangrientos como en Brasil, Uruguay, Paraguay, Argentina y Chile en las décadas 50, 60-70 del siglo XX.

Ahora, cambiando la táctica, durante el Gobierno de Jimmy Carter, siempre contra gobiernos que no responden a sus intereses y sin importar el signo ideológico que asuman éstos, los gringos empezaron a utilizar una de dos modalidades según las circunstancias: 1) Siembra de mercenarios directos y mediáticos para generar caos y revueltas con acciones eminentemente terroristas y desestabilizadoras para desintegrar naciones. Es en África donde se ha visto con más crueldad esta política estadounidense; 2) La hipócrita consigna de los derechos humanos luego que auspició y financió a militares que en esencia gobernaron sin el más mínimo respeto a la condición humana.

En este segundo aspecto es bueno detenerse para comprender la dificultad principal que tiene la revolución chavista; veamos a saber de lo que viene ocurriendo desde ese cambio de táctica imperialista. Para nadie es un secreto el papel jugado por USA en el desmoronamiento y desaparición de la Unión Soviética cuando, tras los vicios cuajados en la perversidad burocratismo, logra la captación de funcionarios altos y medios e infiltración valores disfrazados de libertad que prendieron rápidamente en la sociedad soviética, por supuesto ayudados con la maquinaria más poderosa que cualquier ejército invasor querría tener en sus propósitos: Los medios de comunicación, que proyectando a todo dar y en toda su penetrante dimensión, la consigna de los derechos humanos y la democracia como forma de ejercer la libertad económica individual y sin límites; esto, hasta que un día empezó a derrumbarse y caer el muro de Berlín, sin dejar de pensar, como posteriormente lo hicieron, en los anteriores países de la Europa del Este para ser mostrados como la definitiva victoria gringa contra los ejes del mal comunista que todavía rondaba en las aspiraciones de liberación en los pueblos del Mundo.

La política estadounidense inicialmente se desarrollaba en los dos escenarios, recordemos las acciones injerencistas afortunadamente sin éxito, que planificó Carter en Irán tras el triunfo de la Revolución islámica, denunciando la falta de libertad y de respeto a los derechos humanos de los Ayatolas, cuando se combinaba con el respaldo a los otros países de la región árabe que realmente tenían gobiernos brutales y casi esclavistas como Egisto y Arabia Saudita. Mientras. En América Latina la dualidad de métodos se vio en la agresión que se impuso a la Nicaragua Sandinista y el apoyo a las dictaduras en Argentina y Chile hasta que, redefiniendo su táctica de los derechos humanos, les era imposible mantener a esos oprobiosos gobiernos militares, lo que les llevó a cambiar la forma de gobierno hacia la democracia representativa al mejor estilo de Colombia y Venezuela como referencias, donde la consigna empezó a ser: derechos humanos y libertades económicas, es decir, la plena vigencia del libre mercado y el neoliberalismo para la nueva forma de dominación imperial.

En este contexto y con el rechazo popular a las políticas impuestas a Latinoamérica y resto del Mundo, aparece la figura del Comandante Chávez como esperanza concreta inicialmente en Venezuela, por supuesto, sin anuencia de los gringos.

No faltó tiempo para que se activaran los mecanismos imperiales que en otras latitudes venían de ser exitosos, los más eficaces sin duda, los mediáticos que aprovechaban las libertades democráticas para servir de justificación en el nuevo objetivo de guerra LA ALIENACIÓN de la población, enarbolando la libertades de expresión, económicas, políticas individuales por encima de cualquier otro derecho, estimuladas desde organizaciones civiles financiadas por los gringos y en una política eminentemente injerencista.

Aquí nos encontramos, contando la República Bolivariana de Venezuela con una constitución garantista en toda su transversalidad y como esencia el respeto de los derechos humanos y demás libertades democráticas, so pena de sanción por lesa humanidad por su desafuero, se convierte en la mejor coartada que tienen los conspiradores fascistas contactados y financiados por los gringos, pues, lamentablemente se nos impone el dilema que trae la siguiente contradicción, mientras más nos defendemos utilizando la fuerza proporcional ante los ataques directos y mediáticos del fascismo, éstos, en una combinación casi perfecta, tal cual hicieron y hacen a su antojo en Irak, Libia y Siria, mejor se permiten denunciarnos como violadores de los derechos humanos, mientras reina la impunidad que desmoraliza la fuerza popular, y eso lo saben perfectamente los enemigos.

Ante esta realidad y contando con instituciones políticas, destacando las militares y populares en general, tenemos que inventar mecanismos de defensa efectivos, porque, entre otras razones, seguimos siendo referencia para los otros pueblos del Mundo que se sienten a merced del imperio.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1636 veces.



Gustavo C Vásquez


Visite el perfil de Gustavo C Vásquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a182410.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO