Memorias de un escuálido en decadencia

Obama

¡Tenemos apoyo internacional! El Premio Nobel de la Paz, Obama, está apoyando la guerra que le tenemos montada al ilegítimo. Nada más y nada menos que el Presidente del estado que queremos tanto. Los Estados unidos a nosotros, la gente decente y pensante del país. Todos los demás estados, hasta el estado de ánimo, salieron a reconocer al chavista Nicolás Maduro como Presidente de Venezuela, pero cuando Embajada Radonski dijo: “Yo no reconozco”, desde allá también nos llegó el grito de Obama: “Y yo tampoco”.



Hemos venido aprendiendo a joder mejor a los chavistas. Ya les dimos un golpe de estado, y nos clavaron por pendejos, y por allí tienen todos los videos y artículos de prensa y noticias donde lo dijimos todo bien clarito, eso no le gustó nada al gobierno de EEUU, y menos mal que no estaba Obama, porque al principio reconoció al compañero Pedro Carmona, pero después se arrechó con nosotros porque solo duramos 48 horas en el poder. Después, sin pararle ninguna bola al diálogo, al que llamó el dictador con un Cristo en las manos, le montamos un paro el 2 diciembre y ahora lo continuamos con Embajada Radonski, porque recuerden que aquel paro no ha terminado, fue flexibilizado. Y ahora sí estamos tomando el sartén por el mango, nos estamos comportando mejor. Cuando el referéndum, en agosto del 2004, el compañero Ramos Allup se fue de agallúo y declaró fraude allí mismo, en vez de llevar la vaina lenta, como la estamos llevando nosotros, una denuncia por aquí, la testigo Betsi por allá, una auditoría, una impugnación al TSJ, un llamado a la OEA, y así los vamos jodiendo lentamente, buscando la ingobernabilidad, hasta ver si el compañero Obama llega y manda a parar esta vaina y tomamos el poder.



Cuando el compañero Obama dice que en Venezuela no hay libertad de reunión ni de expresión, ni de cambiar el gobierno, a nosotros nos entra un fresquito, porque es el único que nos está apoyando y eso se agradece. Es verdad que en México hubo unos marginales que protestaron por su visita, en vez de alegrarse de que los estaba visitando un Premio Nobel de la Paz, lo mismo pasó en Costa Rica, allí también salieron unos marginales a protestar, ojala que a Obama se le ocurra venir a Venezuela para que ustedes vean cómo lo vamos a recibir nosotros: rodilla en tierra y lanzándole bendiciones.



El papá de Margot está contentísimo con el apoyo de Obama, anda fumando la pipa de la paz, y ahora, cuando entra al cuarto, cierra esa puerta con mucha suavidad, elegancia y estilo.



- Quítate de la vía, Perico.- me canta Margot.



robertomalaver@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6339 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: