Wikileaks, Capitán América, Harry Potter y héroes latinos

“Hay que tener cuidado al elegir a los enemigos porque uno termina pareciéndose a ellos”.

Jorge Luis Borges (escritor)

Unvistazoalpasado@amerindio.com: Es importante tomar en cuenta los hechos que se vivieron en época de la conquista en América, especialmente en ensenadas de la cordillera andina, cuando las sangrientas maniobras de dominación y exterminio del ejército español se cumplían en cada pueblo aborigen  bajo la violencia física y psicológica. Muestra de ello lo representaron la cruz, el látigo y la espada, principales herramientas de dominación después de la llegada de Colón. Sin embargo para los imperiales de aquel entonces tales acciones no les fueron tan fáciles ya que por medio de la agitación y la propaganda  nuestros habitantes cortaban la cabeza a los caballos de los conquistadores españoles y los exponían públicamente.

      Podría decirse que tales episodios eran el origen o fundación de varias ciudades de América, marcada, en buena proporción, por la resistencia indígena. Y entre las numerosas fundaciones que podríamos citar vale la pena destacar la del 6 de diciembre de 1534 cuando dos conquistadores, uno proveniente del norte (Guatemala) llamado Pedro de Alvarado y otro del sur conocido como Sebastián de Benalcázar buscaban llegar a la ciudad de Quito con tal de apoderarse de los tesoros del malogrado Atahualpa. Llegó primero el segundo y así fue que la fundó.

españolesentreincas@divididos.com: Como dato interesante hay que destacar que cuando los españoles llegaron a dominios de los incas éstos se confrontaban en una especie de guerra civil. Una práctica imperial es precisamente “divide y reinarás” pero en este caso las ambiciones de los hermanos Huáscar y Atahualpa romperían el gran apogeo de dicho imperio. ¿Qué tanta hubiese sido la resistencia de aquel pueblo nativo en caso de permanecer en un solo bloque? En 1533 Francisco Pizarro buscó reunirse con el gran jefe, lo cual se dio pero devino en la traición y vil ejecución de Atahualpa. Para cientos, Pizarro posteriormente se volvió una verdadera atracción.

héroesyvillanos@deestostiempos.com: Así como los ibéricos empezaron a ilustrar en la mente de los nativos toda clase de historias cargadas de temor, por aquello que todo castigo padecido por los más débiles provenía del cielo y que el desconocimiento o falta de juicio a las sagradas escrituras era un acto de salvajismo solamente erradicable con el bautismo que el cuerpo de evangelizadores obedientes a la corona podía efectuar.

     Poco a poco se fueron vistiendo varios personajes de héroes. Y, por supuesto, todo aquel que se negara aceptar tales imposiciones “sagradas” terminaba siendo ese ogro o villano al cual debía derrotarse. Pero desde hace buen tiempo el imperialismo goza de otros medios sofisticados y más eficaces a la hora de “pintar” sus héroes en poblaciones de menor resistencia ante tales penetraciones mentales, espaciales, culturales y otras.

Origendecapitánamérica@antelmundo.com.- Se necesitaba un estímulo para defender los intereses de la nación. Alguien que hiciera palpitar el orgullo americano sin importar el costo de vidas que trae una guerra. De este modo nació el célebre Capitán América, ideado en la década de los 40 en los Estados Unidos previa a la Segunda Guerra Mundial.  Una vez en curso la misma el superhéroe adquiriría identidad meramente americanista luchando en contra de los nazis y japoneses. De traje muy ceñido con los colores de la bandera de ese país y una evidente simbología que se destaca en la vestimenta con barras rojas y blancas, estrella y alas de águila. Logró el impacto en la población masculina deseado, especialmente en los soldados. Claro, su némesis o yo oculto, en este caso el rubio Steve Rogers, era un recluta.

      Para ediciones futuras el consagrado justiciero tomaría parte de la realidad política de su país y encajaría en el conflicto de la “guerra fría”. Ya no golpearía a Hittler y los alemanes ni acabaría con los numerosos japoneses sino se enfrentaría a los espías comunistas rusos y su líder a vencer: “el Cráneo rojo”.

inglesestambiéncrean@héroes.com.- En la versión inglesa su nombre es Capitán Britania. Data de la década de los setenta su nacimiento. También usa antifaz pero en ciertas ocasiones no lo lleva. Emula a su colega americano usando un traje totalmente adherido en el cual sobresale su poderosa musculatura y en la que se representan los colores de la bandera de Gran Bretaña. Un amuleto otorgado por el mago Merlín hace que vuele y tenga mayores poderes sobrenaturales. En algún tiempo tuvo como enemigo a legiones semitas, reflejándose en varios capítulos, la xenofobia inglesa en el antihéroe llamado el Caballero Árabe. Sus excentricidades causaron furor de 1981 a 1986, lo que produjo efecto en el conflicto de Las Malvinas entre los soldados ingleses. Sin embargo, para el mundo capitalista contemporáneo del Reino Unido el nuevo héroe capaz de salvarlos a ellos y a la industria del entretenimiento anglosajón, es el aprendiz de magia Harry Potter y todo su poder de hechicería.

assangeywikileaks@debenserdestruidos.com.- Por estos tiempos un villano de características peculiares que no tiene superpoderes, ni maneja un gran ejército destructor, tampoco ha amenazado la paz del mundo con detonar una bomba atómica por intermedio de un botón, es quien tiene en serios apuros al Capitán América y a Harry Potter. Los dos soberbios paladines de la justicia anglosajona se han topado con un australiano de nombre Julian Assange, vocero de la red y de varios hackers y que dicho sea de paso le ha dado la cara a la humanidad asumiendo en nombre del portal Wikileaks las monstruosas verdades que se presumía por el abuso de poder de países defensores del ejercicio democrático, de la libertad de expresión, del statu quo, sólo que esta vez los intereses han prevalecido para aprehender a un justiciero informático.

      No obstante, la administración de Obama (el imperio contraataca) busca articular mecanismos que no lo ridiculicen ni tampoco ponga en peligro su reelección y pueda seguir vistiendo el traje de Capitán América. Es allí lo interesante de todo esto. Assange, al igual que el soldado Bradley Manning  tienen acusaciones graves de la filtración de los cables. El muchacho sigue preso y pesan sobre él 22 cargos, alguno de los cuales, como el de “colaboración con el enemigo”.  Se deduce puede significarle cadena perpetua o aún pena de muerte. El periodista Assange (que no es extraído ni de Superman ni del Hombre Araña) acusó a las autoridades de tenerlo en una prisión militar en el Fuerte Leavenworth en Kansas, adonde lo llevaron secuestrado pues ni la ONU podía ubicarlo.

losverdaderoshéroesdecarne@incluyelatinos.com.-  Bradley Manning, al igual que todos aquellos que se atrevieron a destapar “ollas podridas” enviando a Wikileaks toda información que el mundo necesitaba conocer, sin los argumentos huecos o a medias tintas como se le trataban en casos tan difundidos pero sin los debidos detalles como por ejemplo la Guerra de Vietnam, Watergate, escándalo Irán-Contras y un largo etcétera que fueron denunciados “desde adentro” por quienes se arriesgaron a represalias deben ser reconocidos como héroes. Además de los siguientes colaboradores que en días pasados el propio periodista citó desafiando al mandamás yanqui diciéndole que nos son ningunos traidores a la patria y que tienen que ser absueltos y compensados por el duro trabajo que realizaron como servidores del bien público. Ellos son: Thomas Drake, William Binney, y John Kirakou  además de otros heroicos informantes de los EE.UU.

      Pero ocurre que una nación americana entró en escena y la misma política imperial que acababa de lucir ostentosos trajes de gala se vino con brutalidad y cinismo. Sí, Harry Potter se vino con varita y todo a amenazar con entrar a la embajada de Ecuador y tomar a Assange. Que derecho internacional ni nada. De un solo abrakadabra puedo tomar a quien se me dé la gana. Diría la carta enviada el pasado 16 de agosto a la embajada ecuatoriana.

     He aquí donde cobra fuerza, importancia, trascendencia, vitalidad la unión de los pueblos y donde la bandera de la justicia ondea en lo más alto del asta con vientos proveniente de todas las direcciones. El presidente Correa no se amilanó y respondió como todo un Jefe de Estado ante la pretendida de las cadenas pro-imperiales sobre el caso Assange.  Nos recordó aquella resistencia indígena que enfrentó con sagacidad al impúdico, al bárbaro, al intruso  y descabezó a adversarios desde puntos estratégicos. No se las pone fácil. Por supuesto tenían que venir las posiciones de los demás países vecinos con respecto a este tema de sumo interés, no sólo para la región, sino para todos los pueblos dignos del mundo. En este orden se fueron dando los apoyos de Perú, Argentina, votación en la OEA, comunicado de los países del Alba, más tarde vendría el apoyo de Unasur”.

     En realidad la sucesión fue así: cancillería de Venezuela, comunicado del Alba, Evo Morales, Perú, cancillería Argentina, Unasur y presidente Hugo Chávez, quien hizo una firme advertencia al Reino Unido.

cuidadoconlosenmascarado@pormáscaros.- Evidentemente los héroes enmascarados, volantines, con capas, lanza llamas, láser, gamma o lo que sea han presentado su hándicap, su debilidad. No fueron tales, mas sí han sido masificadores de toda calamidad a los pueblos débiles o indefensos. El mundo no necesita seguir llenando salas de cine buscando héroes de mentiras ni bate récords de taquilla anglosojona. Hay que salir al paso frente a los atropellos de quienes se creen dueños del mundo. A un Capitán América ya falto de credibilidad justiciera y quien se esconde detrás de un escudo que es la fuerza militar para someter pueblos y arrancarle sus riquezas. Igualmente ese Harry Potter, que bajo cierta candidez y sobreprotegido de aquel se lanza a amenazar los pueblos del sur cual tiempos de la colonia.

       América ha dado una demostración de heroísmo una vez más, esta vez, en el sonado caso de Wikileaks, basado en principios de solidaridad y respeto al derecho internacional y los valores humanos. Son éstos los héroes verdaderos. Los de carne y huesos. Los mismos que tuvimos acá en el pasado enfrentando el arribo de saqueadores y explotadores en tierras nuestras y que hoy se evidencia en las nuevas alianzas de Sudamérica, encabezadas por Hugo Chávez y que son inspiradas en ese gran inmortal y también máximo héroe latinoamericano llamado Simón Bolívar. 

(*) Bridator2@gmail.com.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1835 veces.



Brígido Daniel Torrealba


Visite el perfil de Brígido Daniel Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: