Las amenazas del Estado Imperial (II)

Como lo expone James Petras y la mayoría de los economistas responsables, el capitalismo del siglo XXI como sistema mundial alcanzó su máximo desarrollo económico agotando su capacidad de expansión sobre la base del recurso petrolero. Pero actualmente, sólo es posible seguir sosteniendo el sistema sobre la base de la destrucción del planeta.

En busca de ese recurso petrolero que necesita ha creado una estructura supranacional: el Estado Imperial que no responde ni a las propias instancias creadas por las potencias capitalistas al finalizar la II guerra mundial. ¿Cuántas resoluciones de la Asamblea de Naciones Unidas han sido ignoradas? El fin del bloqueo a Cuba, las del pueblo palestino, o la ejecución de varias intervenciones militares como Irak, como bien señala el economista egipcio Samir Amin, “Las autoridades de Washington siempre se sintieron mal dentro de la ONU, hoy proclaman lo que estuvieron obligados a esconder, ellos no aceptan el principio de no intervención en los asuntos internos de otros Estados, como lo establece el Derecho Internacional, para EE UU priva la defensa de sus intereses nacionales”.

Ello explica sus actuaciones, con y sin consentimiento del Consejo de Seguridad se hará presente la acción de la OTAN, actuando como brazo armado de ese Estado Imperial. Los ataques aéreos y ocupación de Libia y el asesinato de Gadafi son la demostración más indudable de ese comportamiento imperial.

En el siglo XXI las guerras imperiales, especialmente las múltiples guerras coloniales donde requieren la ocupación militar de un país, solo podrá realizarse reclutando soldados mercenarios de gobiernos vasallos del Imperio. Los ejércitos estadounidenses son incapaces de mantener una ocupación colonial frente a una guerra popular prolongada sin un apoyo mercenario a gran escala.

En Irak y Afganistán sucedió así, durante diez años los invasores estadounidenses establecieron un ejército de mercenarios iraquíes y afganos que asumieron el trabajo de represión. El ejército colonial estadounidense perdió esas guerras demostrando a los pueblos del mundo que: “el imperialismo es un coloso con pies de barro” así lo expresó y lo demostró nuestro camarada Mao Tse Tung en el siglo pasado.

germansaltronpersonal@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1612 veces.



Germán Saltrón Negretti

Defensor de los Derechos Humanos.

 germansaltronpersonal@gmail.com

Visite el perfil de German Saltrón Negretti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



German Saltrón Negretti

German Saltrón Negretti

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a136747.htmlCd0NV CAC = Y co = US