EEUU es AA+, ya no pertenece al club de los ricos. ¿Qué pasa?

En los últimos días, diversos medios comunicación: New York Times, El País de España, Pagina 12 de Argentina, Universal de México, BBC de Londres, The Guardian, muchos habremos visto titulares como estos: “Standard and Poor's rebaja el crédito a EEUU y profundiza la polarización política”, “Standard & Poors reduce nota a Estados Unidos”, entre otros. Inmediatamente, salieron los “expertos” del mercado a realizar sus análisis, teníamos para todos los gustos y colores, la mayoría de ellos señalaban: “ el problema de la deuda es un asunto fiscal”, sin tocar el tema de fondo, es decir, la solución a la crisis es incrementar la aplicación del paquete neoliberal, a una población gravemente golpeada por la disminución del llamado “estado de bienestar”: un índice de desempleo general de 9,1 %, en el segmento de los jóvenes 25%, afro-americanos 15.9% e hispanos al 11,3% (Ministerio del trabajo de EE.UU, julio 2011).

Agencias Calificadoras

Para empezar, es conveniente definir el concepto de grado de inversión: “….puede considerarse como la "nota aprobatoria" otorgada por las agencias clasificadoras de riesgo a la deuda de un país; es decir, que estas agencias afirmen que tienen confianza en que las obligaciones estudiadas serán cubiertas oportunamente por el país deudor….” (ProInversión, 2011); tenemos notas que van desde AAA (óptima) y D (desaprobatoria), para ello toman factores tales como: crecimiento y estructura económica, flexibilidad monetaria y fiscal, niveles relativos de endeudamiento, liquidez y otros más.

Cabe destacar, que según las agencias calificadoras de riesgo crediticio dominantes en el mercado (Fitch Ratings, Standard & Poor's y Moody's), asignan de manera “imparcial” la nota a cada país. ¿Será cierto?, ¿qué creen ustedes?, la respuesta definitivamente es un rotundo NO, porque son empresas, que responden a ciertos intereses, veamos el caso de la crisis SUBPRIME, “Una investigación llevada a cabo por el Senado estadounidense concluyó que dos importantes agencias calificadoras de riesgo ayudaron a los bancos a ocultar los riesgos de inversiones que estos promocionaban poco antes de que estallara la crisis financiera en Estados Unidos” (BBC de Londres, 2011).

Causas de la disminución de la calificación crediticia.

1-Con el fin de la II Guerra Mundial, nace un sistema financiero mundial, que tiene como moneda de referencia al dólar. Esto le ha permitido al gobierno de los EE.UU emitir deuda sin control, para mantener un nivel de consumo que no va acorde con su producción real de bienes y servicios.

2- Recordemos, que los países poseen parte importante de sus reservas internacionales en dólares, concediéndole (Reserva Federal) el mecanismo de transferencia de la riqueza mediante su moneda (EE.UU). Tomando como base la onza de oro, podremos ver la devaluación del dólar en los últimos años “Con $ 100.000 a finales de 2000 se compraban 364,36 onzas de oro; con esa misma cantidad de dólares, a finales de julio de 2011 se podía comprar sólo 61,41 onzas, una devaluación del 83,15%” (Attilio Folliero y Cecilia Laya, 2011). Es decir, de esta forma se apoderan del ahorro nacional de los países de la tierra, porque con la crisis se elevan los precios finales de los bienes y servicios, requiriendo los países compradores mayor cantidad de dólares (¿Qué institución se encarga de manejar el flujo monetario para el comercio mundial?), por eso “que se me conceda el control de la moneda de una nación y me río de quien hace sus leyes” (Even, 1939).

3- Antes que el parlamento de estadounidense elevara el techo de la deuda a 16, 7 billones de dólares. Los mayores tenedores eran: “Fondo de Seguridad Social de Fondos Fiduciarios de EE. UU. (Social Security Trust Fund): 2,67 billones, Departamento del Tesoro de EE. UU: 1.63 billones de dólares, China: 1,16 billones de dólares, Hogares de EE. UU.: 959.400 millones de dólares, Japón: 912.400 millones de dólares, Gobiernos estatales y locales: 506.100 millones de dólares, Fondos de pensiones privados: 504.700 millones de dólares...............” (Russia Today, agosto 2011). Una interpretación muy somera, nos indica como el gobierno federal de EE.UU ha puesto en peligro el futuro de sus propios conciudadanos, no sólo destinando menos presupuesto al tema social, sino poniendo en vilo el ahorro de toda una vida de las familias estadounidenses.

4- En la crisis de los años 80 en EE.UU, se quebró el llamado “estado de bienestar”. Transcurría la era Reagan-Thatcher, dos iconos de neoliberalismo (Milton Friedman) a ultranza, ejecutores de duras recetas a sus propios países y al resto de la humanidad. Reagan de la mano con Paul Volcker, implemetó medidas conservadoras: contraer la masa monetaria con el aumento de las tasas de interés, reducción de impuestos a los grupos de mayores ingresos que se mantuvieron en sucesivos gobiernos incluidos el de Obama, elevación del gasto militar y la eliminación de “complicaciones” para echar andar la banca de inversión y comercial (SUB-PRIME).

Presente de la economía mundial

El escenario global, “el orden internacional actual ha empezado a hundirse de verdad mientras su potencia líder vive de fiado y jaqueada por una derecha cínicamente imbécil” (Hildebrant, agosto 2011). De ambos lados de Atlántico, con EE.UU haciendo malabarismo y una Europa “mírame pero no me toques”, las probabilidades de una recesión global esta ad portas, lo cual, significaría una caída del intercambio comercial, ocasionando menores ingresos, impactando los presupuestos nacionales. Por ese motivo, todos los gobiernos del mundo están procurando tomar medidas de contención, para que la afectación sea lo menor posible.

De toda esta situación de la economía mundial, algo le queda muy claro a la gente de todos los espectros ideológicos, Santos en la cumbre de la Unasur realizada en Lima en el mes de julio dijo “”América Latina está sentada sobre (una reserva) de 700 billones de dólares. Cualquier señal o cualquier indicación que pueda salir de una reunión de esos Ministros de Hacienda van a tener un peso específico. Si queremos ser relevantes como Unasur o como América Latina, ese es el tipo de coyuntura que no se debe pasar por alto”” (Telesur, julio 2011).

Es una muestra, que ni los aliados más cercanos a las políticas neoliberales confían en las acciones emanadas desde el gobierno de Washington, y buscan soluciones alternativas para salvaguardar sus economías.

Posibles Soluciones

1) Fortalecer mecanismos (aún no está en plena marcha) como el Banco del Sur; con sede principal en Caracas y una sub-sede en Buenos Aires, iniciativa del presidente venezolano Hugo Chávez, respaldada por otros mandatarios: Cristina Kirchner, Rafael Correa, Evo Morales entre otros. Su objetivo es servir de soporte para una nueva arquitectura financiera y busca “romper esa atadura con los organismos financieros” (Pagina 12, septiembre 2009). El concepto radica en unificar las reservas nacionales de los países, que en estos precisos instantes están depositadas en bancos del norte sirviendo como motor para su desarrollo. Las principales tareas deberían ser: a) cumplir con la labor de banca de inversión, como fuente de financiamiento para la creación de la infraestructura para el desarrollo nacional de cada país y b) banca de estabilización, cuando alguno de sus miembros este pasando por un desbalance presupuestario temporal, se saldría al respaldo sacándolo de la dificultad.

2) Fomentar una moneda regional en Unasur; ampliando el radio de acción del Sistema Único de Compensación Regional (SUCRE) que comprende: Venezuela, Cuba, Antigua y Barbuda, Bolivia, Dominica, Nicaragua, San Vicente y las Granadinas y Ecuador. Es una moneda de intercambio virtual, diseñada por el Economista Rafael Correa (Presidente del Ecuador), en alguna oportunidad dio un ejemplo de su uso “si Ecuador le vende en productos, bienes o servicios unos 150 millones de dólares a Venezuela y le compra 100 millones, normalmente se requerirían 250 millones de dólares para realizar ese intercambio. Con el Sucre si yo le vendí más de lo que le compre a Venezuela ellos me tendrían que dar solamente la diferencia, o sea, 50 millones, cómo se pagan los importadores compensándose internamente en moneda nacional” (Correo del Orinoco, junio de 2010).

3) Incrementar el comercio intrarregional, diversificar las economías de los estados miembros de la Unasur re-direccionando las exportaciones e importaciones a los estados miembros, disminuyendo la dependencia de nuestros ingresos de bloques extra-regionales. Poner como prioridad nacional, en los países que no lo sea, la agenda de la integración sudamericana en todas sus dimensiones: social, cultural, política y económica. En otras palabras, la integración se consolidará cuando realmente los habitantes se sientan participe del proyecto NUESTRO AMERICANO, para ello los gobiernos deben de generar políticas que coadyuven para tal fin.

Por todo los antes dicho, al observar una serie de hechos en distintas latitudes: Chile, Libia, Siria, Israel, Grecia, España, Reino Unido y Estados Unidos, son fuertes evidencias que el modelo imperante se desgastó y surgen fuerzas renovadoras que impulsan un cambio, de un mundo más solidario y al unisonó dicen “there is an alternative”. Por tal razón, la respuesta sudamericana y continental debe ser, la reafirmación del espíritu BOLIVARIANO del Congreso Anfictiónico de Panamá: “Diferir más tiempo la asamblea general de los plenipotenciarios de las repúblicas que de hecho están ya confederadas, hasta que se verifique la accesión de los demás, sería privarnos de las ventajas que produciría aquella asamblea desde su instalación. Estas ventajas se aumentan prodigiosamente, si se contempla el cuadro que nos ofrece el mundo político, y muy particularmente, el continente europeo”.

*manueltemponi2005@gmail.com

*http://manueltemponi1981.blogspot.com/


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2190 veces.



*Manuel Antonio Temponi Rodríguez *


Visite el perfil de Antonio J. Rodríguez L. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio J. Rodríguez L.

Antonio J. Rodríguez L.

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a128370.htmlCd0NV CAC = Y co = US