El Socialismo árabe de pie y con la frente en alto ante el imperialismo

Cuando empezó la descolonización de los imperios europeos, a partir de 1945, Gran Bretaña y Francia dominaban casi todos los países árabes. En el siglo XIX se hicieron con el norte de África (Marruecos, Argelia, Túnez, Egipto), y después de la Primera Guerra Mundial se repartieron el territorio del Imperio Otomano (Siria y Líbano para Francia y Jordania, Palestina e Irak para Inglaterra). Quedaban unos pequeños territorios independientes, como los Estados de la Tregua en el Golfo Pérsico, el sultanato de Omán, el imanato de Yemen, el reino de Arabia Saudí (bajo el amparo norteamericano) y el norte de Marruecos, administrado por España.

El trato que dieron ambas metrópolis a sus territorios muestra sus conceptos sobre la colonización. París se empeñó en absorberlos y gobernarlos de manera directa. Los beneficios de la República una y laica alcanzaban a un minúsculo número de indígenas, y siempre que no criticasen la presencia francesa. Argelia fue incorporada administrativamente a Francia, aunque los argelinos no podían votar en las elecciones parlamentarias.

Sabemos que los padres reconocidos del socialismo árabe son Michel Aflaq y Salah Bital, dos sirios, cristiano greco-ortodoxo el uno, musulman sunní el otro, que a comienzos de los años treinta, se enfrentaron a la presencia colonial europea que venía a sustituir el imperialismo otomano en todo el Próximo Oriente, y empezaron a buscar caminos para conseguir la libertad del pueblo árabe, tantos siglos sojuzgado por los turcos y, después de la I Guerra Mundial, por los franceses e ingleses. El socialismo árabe, entre otras cosas debe lograr que los nuevos poderes hagan caer la censura en la red y los medios de comunicación y los jóvenes árabes puedan acceder a la información global sin filtros. También de que los emigrados en Europa hayan asimilado la mentalidad de este continente y no sigan considerando su pensamiento arcaizante como seña de superioridad e identidad y que al volver a sus países contribuyan a transformar la conciencia de todos nuestros AMADOS hermanos árabes. No podemos dejar de nombrar a GAMAL ABDEL NASSER, fuente de inspiración de las revoluciones argelina, libia y saharaui, y estímulo poderoso para el asalto al cuartel Moncada que prendió la chispa de la revolución CUBANA y para los procesos anticoloniales en la Ghana de Nkrumah, en la Guinea de Sekou Touré o en el Mali de Modibo Keita, entre otros, dejó para la posteridad un extraordinario pensamiento antimperialista, panarabista y panafricanista. Una revolución profunda como la nasserista, en nuestra época, debe enfrentar y desembarazarse de la herencia caduca y dañina proveniente del exterior y propia, generada por siglos y siglos de explotación de unos pocos sobre las grandes mayorías.

 Gaddafi es uno de los lideres del siglo XXI que reivindica el Nacionalismo Árabe, desde un punto de vista étnico, cultural, idiomático y religioso y esto si que es interesante porque es un paso más adelante de formas políticas occidentales democráticas o socialistas . Nosotros los revolucionarios BOLIVARIANOS SOCIALISTAS DEL SIGLO XXI recomendamos a nuestros HERMANOS ARABES lo siguiente:

  • El éxito del combate al imperialismo depende de los pueblos que entablen las batallas por la liberación. Reconocerlo y difundirlo alienta y refuerza la moral de los combatientes y de los pueblos.

  • La lucha debe estar por todas partes en el mundo.

  • Nosotros no podemos decir que no nos conciernen las luchas porque todos nosotros, los países Bolivarianos y Árabes, estamos vinculados íntimamente unos a otros y no aceptaremos jamás que tengamos que ir tras las potencias extranjeras, que recibamos instrucciones de tal o cual potencia.

  • No contamos más que con nosotros mismos y lo hacemos con voluntad, fuerza y potencia para la realización de objetivos proclamados por la revolución BOLIVARIANA, por cuyo triunfo lucharon ya nuestros padres y se sacrifican nuestros hijos.

  • La ética, libertad, Amor y el poder van unidos en el combate por la independencia.

  • Luchamos y sentimos que triunfaremos, siempre para consolidar nuestros principios de dignidad, de libertad y de grandeza, a fin de establecer un Estado independiente, de una independencia verdadera, tanto política como económica.

  • No resulta fácil edificar nuestra INDEPENDENCIA en medio de los objetivos imperialistas globales y de los complots internacionales. Tenemos ante nosotros una larga perspectiva de combates, si es que queremos vivir dignamente.

  • Hoy tenemos la ocasión de sentar las bases de la DIGNIDAD y de la LIBERTAD y en el futuro nuestro objetivo será consolidar estas bases y hacerlas todavía más fuertes y más sólidas.

  • El imperialismo GLOBAL a intentado en el mundo por todos los medios posibles, atentar contra nuestro nacionalismo BOLIVARIANO MUNDIAL ya que nuestro AMADO PLANETA AZUL nos pertenece a todos los seres que la habitamos sin ninguna distinción.

    ¡ Que viva por siempre el CRISTO, nuestro PADRE SIMON BOLIVAR y el CHE ¡

*Profesor del IUTE MERIDA


yrnegil@gmail.com

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2470 veces.



Yrne Gil Mata

Físico. Dr. en Educación. Miembro de la Milicia Bolivariana.

 yrnegil@gmail.com

Visite el perfil de Yrne Gil Mata para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yrne Gil Mata

Yrne Gil Mata

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a125100.htmlCd0NV CAC = Y co = US