Obama pide, Obama dice, Obama manda

No hay que tener cuatro dedos de frente para saber que Obama es el actual presidente de los EEUU y, como tal, es él el manda más del mundo que tiene a su alcance a la OEA, a la ONU, al BM y a la Unión Europea y, por supuesto a la OTAN y bien cerca a Hillary Clinton que en segundos encarna a cualquiera de las tres Parcas –Nona, Décima, Morta- en su angustia de arrasar con lo que estorbe a la política yanqui.

Qué presidente de cualquier país de la tierra, no quisiera tener, aunque sea por un rato la deseada intención de ser el fulano con más poder sobre todos los pueblos del mundo, a la orden del día -¡Ohlalá!

Antes fue W Bush, el homicida más antojoso en toda la historia del planeta, quien no dejó de fustigar a media humanidad que le pelara un ojo y, por tal motivo, sembró de cementerios una buena parte de su mapa de la paz con su terrorismo autónomo.

Ayer aquél y hoy éste dirigiendo los destinos de la humanidad sin ningún aval de conciencia para estrangular libertades y enterrar atisbos de relaciones humanas de participación tercer mundistas, en donde alguien piense liberar el derecho de disentir o contraponerse a sus terquedades de acabar con la injerencia imperial o de direccional un pensamiento que se aparte de la orientación del capitalismo salvaje que ellos defienden e implantan donde los dejan, por la buenas o por las malas de su globalización terca.

Ya se la dedicaron a Libia y Libia morirá bajo sus botas de oprobio, donde un dictador les facilitó la bienvenida en bandeja de plata al llevarse sin razón y, con la barbarie de su ejército, los derechos humanos de su gente y en poner y exponer ideas contrarias a la paz y, con eso es más que suficiente para echárselo a la jauría de las naciones europeas que no cesan en vivir a costa de los demás y, más si hay energía no renovable esclavizante por delante.

A los gringos se le desea el buen provecho de tirarse sin dilación los gobiernos no permitidos por ellos y, solamente queda pensar: a quién le tocará después que en alguna lista del Departamento de Estado en rojo tiene que estar a las órdenes de la Clinton que, lo demás es cuento de camino, para Obama y tras de Obama los de siempre.

Mientras que países amigos se preocupan por las libertades y el sentido común de convivencia que toda nación del mundo tiene derecho, a la derecha de la oposición venezolana en grado sumo en su enésima expresión, solamente le intranquiliza que la réplica de la espada de Bolívar esté en Libia, lo que los tiene en una menopausia incesante de agitación, pero sí les agrada que en Guantánamo esté la espada de la inmoralidad sacrificando la suerte de cientos de ciudadanos, cuyo único delito es que, son tildados de terroristas por él mismo régimen yanqui como juez mundial.

El mundo tiembla y el gringo goza a costillas de los demás y sólo nos resta decirles con Kant antes de morir: “Es ist guf”. Está bien. Amo.


estebanrr2008@hotmail.com





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1524 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a118642.htmlCd0NV CAC = Y co = US