Coronavirus, trances y efectos de la flexibilización

Últimamente ha surgido con una pujanza descomunal un rebrote del coronavirus debido a la flexibilización o levantamiento de la cuarentena que han tomado como una medida primordial algunos Países para tratar de volver a la normalidad. Sin embargo, estas disposiciones trían circunstancias de arduo control para las autoridades de algunos Estados que no cuentan con los medios necesarios para la solvencia de problemas de sus conciudadanos, en caso de un rebrote masivo. Entonces suspenden los protocolos de bioseguridad, habilitan el sistema de educación presencial, la economía, los servicios de expendios de comida y realizan eventos deportivos y políticos en general. En resumidas cuentas, están jugando con el coronavirus y están colocando en una sirga muy delgada la salud y el bienestar de los pueblos.

Por ejemplo, Francia, España e Italia hicieron procesos de flexibilización de extensa duración en los meses de julio, agosto y septiembre y en estos momentos hay un rebrote en estos países que decidieron sin la consideración de sus pueblos el regreso a la normalidad. Son inconcebibles las decisiones políticas que toman estos gobiernos de derecha. Pero lo más sorprendente es que la República Bolivariana de Venezuela se copie de estas resoluciones nefastas solo por el hecho de celebrarse un proceso eleccionario en nuestro país.

Camaradas es un craso error la decisión que tomó el gobierno venezolano de flexibilización continuada todo el mes de diciembre con el motivo principal de que en Venezuela se llevara a cabo un acontecimiento histórico como mencione ut supra. Cada decisión conlleva dentro de sí consecuencias, pero si la decisión es errada traerá consecuencias graves, en este caso para el pueblo venezolano.

En relación con las implicaciones que conlleva la flexibilización continuada, los partidos políticos no han respetado ningún protocolo de bioseguridad haciendo campaña política con reuniones masivas, la brutalidad es grande y sin límites. Grandes concentraciones televisadas se ven a diario, muchedumbres que no respetan el distanciamiento social. Toda una desavenencia colectiva. Con base en lo expuesto el gobierno revolucionario es el primero que debe dar ejemplo, cuidar a su pueblo porque en Venezuela la masa no está para bollos. No podemos estar jugando con el coronavirus. La situación de rebrote que se está presentando en Europa y América es preocupante y aquí tanto el gobierno como los partidos aliados a la revolución y los partidos políticos de la oposición actúan de superhéroes apoyando la flexibilización continuada durante un mes y haciendo concentraciones políticas masivas para disputarse la Asamblea Nacional. ¿Quién realmente se preocupa por el pueblo venezolano? Hasta el momento actual no es escuchado a ningún partido político de cualquier tendencia partidista una declaración en favor de no secundar la flexibilización continuada. Es un grave error. Debemos seguir con la política del 7 más 7 y minimizar las concentraciones políticas. En todo caso, cada uno de nosotros debemos preocuparnos por nuestra propia salud, por resguardar nuestra familia, porque nadie más lo va a hacer por nosotros.

 

 allennebrija@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 522 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas