Un ejemplo clave en la lucha contra la hiperinflación

(CASO BRASIL)

Durante gran parte de los años ochenta y comienzos de los años noventa, América Latina y el Caribe se encontraba afectada por la hiperinflación. En 1990, por ejemplo, 16 de los 20 países de la región tenían tasas de inflación superiores al 20%, mientras que actualmente (2018) sólo tres de esos países tienen una inflación superior al 8%.

El caso de Brasil es ilustrativo.A finales de los años ochenta y comienzos de los noventa, los gobiernos de Brasil aplicaron una serie de planes de estabilización que consiguieron reducir la inflación. Sin embargo, el éxito fue pasajero, hasta julio de 1994, cuando el Plan Real consiguió reducir la inflación de manera permanente.

¿Cómo tuvo lugar la transición de una inflación alta a una inflación baja?

El primer plan de estabilización, el Plan Cruzado, se basaba en la idea de que la inflación del pasado inevitablemente generaba inflación en el futuro. Esto se debe a que, históricamente, Brasil indexaba los salarios y los precios según las tasas de inflación anteriores. La idea predominante de los responsables de las políticas en el momento del Plan Cruzado fue que si los agentes (las empresas, los hogares, etc.) preveían una inflación más alta, aumentarían su demanda de dinero, la que, a su vez, sería satisfecha por la autoridad monetaria. Esto generó un círculo vicioso en el que el Banco Central emitía dinero, lo que generaba aumentos de los precios y justificaba las expectativas iniciales de los agentes.

Los responsables de las políticas pensaron que esto tenía que cambiar. También pensaron que medidas como la congelación de precios y salarios, la prohibición de cláusulas de indexación y un cambio en la moneda a denominaciones más bajas sería suficiente para detener el proceso inflacionario. Por lo tanto, el Plan Cruzado congeló los precios y salarios y cambió la moneda, quitándole tres ceros. El Plan también prohibió las cláusulas de indexación para períodos inferiores a un año. Al comienzo, eso redujo la inflación. Pero no fue suficiente. Después de 10 meses, Brasil volvió a tasas de inflación mensuales de dos dígitos porque los responsables de las políticas no habían conseguido lidiar con el verdadero problema detrás de la inflación, a saber, los altos déficits fiscales.

Con el tiempo, cobró forma una visión alternativa, que acabó definiendo el Plan Real.

¿En qué consistía el Plan Real?

Los responsables de las políticas públicas empezaron a entender en qué medida el problema de la inflación tenía que ver con los déficits. Es decir, el gobierno estaba financiando su gasto emitiendo dinero, obteniendo recursos financieros (ingresos por señoreaje) de aproximadamente 3,5% del PIB, en promedio. Esto representaba una fuente importante de fondos públicos. Por lo tanto, para que el Banco Central pudiera emitir menos dinero y reducir los ingresos por señoreaje, tendría que reducir los déficits u obtener otras fuentes de financiamiento.

Entre junio de 1993 y finales de 1994, el gobierno emprendió un serio esfuerzo para reducir su déficit recortando el gasto y aumentando los ingresos mediante un aumento de las tasas tributarias. Esto generó un aumento del superávit primario (ingresos menos gastos, sin incluir los pagos de los intereses netos). Como consecuencia, cuando el gobierno lanzó el Plan Real en julio de 1994, estos elevados superávits le permitieron depender menos de la emisión de dinero, reduciendo sus ingresos por señoreaje a menos del 0,5% del PIB.

Otros factores potenciales detrás del éxito del Plan fueron la renegociación de la deuda externa con los acreedores extranjeros (Plan Brady) y la adopción de una moneda paralela (URV) que fue indexada en todo el sistema económico y que posteriormente se convirtió en el real.

En este sentido, es importante dejar claro que la economía de Venezuela es una economía que está asediada y que ese cerco financiero empezó a encubarse a partir del año 2012, bajo la premisa de una guerra económica impuesta por el gobierno estadounidense y la Unión Europea, secundados por lacayos antivenezolanistas y apátridas. Sin embargo, llevamos 8 años soportandolas medidas coercitivas del imperialismo norteamericano, como también esperando medidas contundentes por parte del gobierno para contrarrestar el bloqueo económico y la hiperinflación.

Así como Brasil creo la unidad de cuenta el Real para indexar todo el sistema económico, dándole resultados muy positivos. Venezuela cuenta con el Petro y el Bolívar Digital para implementar la indexación de toda la economía del Estado Venezolano.

Gráfico 1: Tasas de inflación mensualen Brasil


https://blogs.iadb.org/ideas-que-cuentan/wp-content/uploads/sites/11/2019/05/fig1_spanish.png

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 837 veces.



Allen Nebrija

Poeta, articulista y novelista.

 allennebrija@gmail.com

Visite el perfil de Allen Nebrija para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Allen Nebrija

Allen Nebrija

Más artículos de este autor