Día del Aire Puro

La Organización Mundial de la Salud (OMS) de la ONU declaró el tercer jueves de noviembre como el Día del Aire Puro; con el fin, de que cada persona tome conciencia de la importancia que tiene el aire puro para su salud.

El aire puro se define por los límites de las magnitudes de los elementos de materia y energía que contiene, para que sea un aire respirable y confortable en beneficio de la salud de los seres vivos. Entre esos componentes principales se citan; materia: gases activos (N, O, H), gases inertes (Ar, Ne, He, Cr, He, Ra), gases variables (CO2, O3, H2O (vapor)); energía: radiación solar, radiante térmica, calor (Henry, 1996). Las necesidades vitales humanas, diarias, aproximadamente en promedios, son: aire 48 kg (40.000 l) , agua 2 kg (2 l) y alimentos 1 kg; esos valores van a variar en función de la edad, del tipo

 

de trabajo (liviano a fuerte) que ejecuta una persona y de la zona donde vive. Por otra parte; una persona, en caso extremo, puede aguantar el máximo de: minutos sin respirar, días sin tomar agua y semanas sin ingerir alimentos. De allí la necesidad vital de respirar aire puro; para tal efecto, se sugiere la visita de zona con árboles y caminar practicando la respiración profunda, abultando el abdomen al inspirar y contraerlo al espirar. Es más, el ejercicio de esa respiración favorece el equilibrio emocional.

Otros aspectos que hay que considerar del aire es que no tiene frontera; además, es un bien libre, hasta el momento no se compra como el agua y los alimentos. En ese sentido, cabe destacar las citas del indio Seattle (Sealth, 1854). "El aire tiene un valor inestimable para el piel roja, ya que todos los seres comparten un mismo aliento"; " el hombre no tejió la trama de la vida, el es sólo un hilo. Lo que hace con la trama se lo hace a sí mismo". Esta última cita, se relaciona con la frase; cualquier acción humana afecta directa e indirectamente al aire y viceversa.

De hecho, la composición del aire se viene modificando por las diversas actividades humanas como la deforestación, las emisiones por las combustiones de fuentes fijas (viviendas, industrias, ...) y móviles (transportes), los vertederos y la disposición de residuos sólidos en los espacios abiertos, la minería, las guerras y otras. Las cuales han venido alterando los ciclos de elementos materiales y los flujos de energías en la Tierra; en consecuencia, el aire cuenta con otros componentes de materia y el aumento de la cantidad de los que antes existían en las condiciones naturales; entre ellos, los gases
(CO2, CO; SO2, NO2, NH4, C6H6, CH2O, CFC, ,,,); partículas suspendidas inorgánicas (Pb, C, asbesto, sales de NO3, …. ) y orgánicas (semillas, esporas, polen...), microorganismos (virus, hongos, bacterias, ...), sustancias químicas líquidas (H2SO4, PCB, plaguicidas, …), oxidantes fotoquímicos (O3, H2O2, CH2O, ...) sustancias radiactivas (radón 222, yodo 131, estroncio 90, plutonio 239, ...); y una diversidad de energías ( radiante térmica, calor, ondas sonoras, ionizante , ...) (Tyler Miller 1992).

Nuevos elementos se van incorporando al aire, cuando las sustancias primarias reaccionan ante fenómenos fisicoquímicos para generar sustancias secundarias; ejemplo, los óxidos, al reaccionar con el vapor de agua producen ácidos. Por otro lado, los rayos ultravioletas en el aire aumentan con el incremento de los clorofluorcarbonos que están disminuyendo la capa de ozono, aquellos van alterar los ciclos biogeoquímicos. A la vez, las variaciones fisicoquímicas del aire y las alteraciones de la superficie terrestre, inciden en la frecuencia de la ocurrencia de fenómenos como cambios climáticos, tormentas eléctricas, huracanes, tornados, torbellinos, circulación del aire locales, tipos de precipitaciones (lluvia, granizo, hielo, nieve), que van afectar a otros seres vivos y a las actividades humanas. La composición del aire en una zona depende de su localización geográfica.

Lo anterior, sorprende la variedad de elementos materiales y energéticos presente en el aire que pueden afectar la salud humana y la de otros seres vivos; tanto en sus necesidades vitales endosomáticas como en las exosomáticas. Así, en el humano le va provocar, principalmente enfermedades respiratorias, cardiovasculares y cáncer de la piel por la exposición a los rayos ultravioletas; además, estrés, por no contar con el confort térmico ante los cambios climáticos.

Algunos de esos componentes del aire están regulados por la Ley Penal del Ambiente y normas que se anexan.

Sugerencia de acciones para mitigar el indeseable incremento de la contaminación del aire y los cambios climáticos:

• Ingerir alimentos naturales para mantener al mínimo el procesamiento industrial, a fin de aminorar las emisiones gaseosas.
• Reducir el consumo de carne diario, para evitar la deforestación en terreno boscoso para la cría de ganado y la disminución de gases derivados de sus excrementos.
• Comer alimentos crudos que no necesitan cocimientos, a fin de reducir las emisiones.
• No arrojar residuos en campo abiertos, calles, patios para que no sean removidos por el viento y los incorpore al aire.
• Sembrar vegetales en cualquier espacio apropiado para aumentar las fuentes de producción de oxígeno y de consumo de dióxido de carbono.
• Plantar árboles en espacio abierto para crear microclima confortable.
• Consumir los alimentos que se producen más en determinada época del año.
• Eliminar el hábito de fumar, para excluir, de manera activa o directa y pasiva o indirecta, la respiración de contaminantes.
• Restringir el empleo del automóvil individual por medio del uso de transporte colectivo ,bicicleta o caminar.
• Aminorar el consumo de artefactos y reciclar los residuos.
• Practicar la agroecología para evitar las fumigaciones aéreas.
• Tomar en cuenta el ciclo de vida de los productos para transformar los materiales derivados de su proceso, a fin de diversificar sus usos e incorporar aquellos en la naturaleza que sean compatibles con su dinámica.

Referencias Bibliográficas.

Henry, J. Glynn y Heinke, Gary W (1999) Ingeniería Ambiental. Prentice Hall. México.
Sealth, Noah (1854) Carta del jefe indio Seattle a Franklin Pierce, Presidente de EEUU. Disponible en
. aumartin.webs.ull.es/Carta%20del%20Gran%20Jefe%20Seattle.pdf
Tiller Miller, Jr (1994) Ecología y Medio Ambiente. Grupo Editorial Iberoamericana. México.
Ley Penal del Ambiente (Delitos contra la Calidad Ambiental vinculados con el aire; arts: 96; 97; 98; 103; 107; 108; 110) (GO No 39913 del 2/5/2012)
Normas:
• Calidad del Aire y Control de la Contaminación. (Decreto Nº 638, del 26/9/95)
• Emisiones de Fuentes Móviles (Decreto Nº 2.673, del 19/8/1998)
• Control de la Contaminación Generada por Ruído). (Decreto Nº 2.217 del 23/4/1992)
• Regulación del Consumo, la Producción, Importación, Exportación y el uso de las Sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono. (Decreto Nº 4.335 del 7/3/2006).
JLRR. (14/11/2019 )



Esta nota ha sido leída aproximadamente 487 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /tecno/a284380.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO