Novus Ordo Seclorum

Nanotecnología contra Latinoamérica: muerte vía satélite

Tecnología y  su objetivo político

Los sistemas nanotecnológicos; micro mecánicos, denominados micro robots,  son los medios de exploración e intervención a ultranza en tecnología de punta sagaz, que actualmente tratan de facilitar muchas tareas conspirativas, luciendo que parecieran sin explicación alguna, contra los múltiples intereses político-económicos en desarrollo actual en Latinoamérica.

Particulares reductos allegados a la masonería, illuminatis, pertenecientes al sionismo nacional e internacional

A través del control  y vigilancia de diversos sectores progresistas involucrados; allí donde la acción conspirativa, operativa manualmente especial, directa o indirectamente no puede llegar personalmente,  por su ineludible evidencia pública y notoria, se convierten subrepticiamente en los sistemas instrumentales breves como útiles nocivos a las comunidades de inteligencia al servicio de variados intereses políticos fascistas mundiales; éstos adminículos científicos funcionan diseñados inteligentemente en redes de colaboraciones sincronizadas prestas a sumarse a todo nuevo tipo de “teoría conspirativa mundial” que ayude a la desestabilización y el caos social, aparentemente de forma inexplicable ante el mundo, actuando furtivamente desde cualquier vecindad gubernamental

Magnicidios sin violencia, vía satélite

Una nanotecnología  conspirativa que gracias a investigaciones procedentes orientadas en el campo especifico del espionaje selectivo son diseñadas con el estudio para el desarrollo de novísimos elementos materiales conductores ligeros, de diversas aleaciones que no solo logran su hábil como ágil orientación en movilidad efectiva a pedido de sus controladores en cuestión, sino que pueden esperar las oportunidades más propicias a sus fines, ya que autonómicamente sus células logran acumular energía y reabastecerse indefinidamente cerca de ambientes propagados de luz,  absorbiendo  energía lumínica, eléctrica o solar o, en su defecto; estando cerca de un campo magnético  como; generadores eléctricos, enchufes, bombillos eléctricos, monitores de computadoras, teléfonos, entre otros cientos de fuentes comunes,  mientras yacen esperando.

Una flota de insectos letales en red

Las moscas y los mosquitos como prototipos micro electrónicos son los resultados reales resueltos de la imitación de insectos en la naturaleza, adietados de transmisión laser, sensores sónicos de amplificación parabólica, orientación no tripulada, radar con alas de hoja de silicona, operando a través de  canales electrónicamente seguros; capaces de “picar” mortalmente “causando muerte natural” inyectando sustancia nociva a través de su aguijón; aguja de titanio menor al diámetro de un vello, en  cualquier parte de la piel humana ofrecida como captada oportunamente en directo por sus sensores a sus controladores de mando, vía satélite  y, luego regresar a su casa con las grabaciones de su consumada misión. No muy noble. Por cierto, parece ciencia ficción, pero la realidad una vez más le colea, superándole.

La tecnología de punta les permite así sondear, viendo ambientes, introducirse, oír, filmar, transmitir en directo a su grupo de control ubicado a kilómetros o no de distancia; imágenes y audios con eficiente calidad a pesar de ser mínimo tamaño el inceptor como aparato perceptor en la talla de un insecto. Todo investigado en los últimos veinte años en la zona cincuenta y uno. Una mosca, por ejemplo, cumple a cabalidad sus funciones hecha misión, mientras a distancia es hábilmente monitoreada;  los hay  voladores de alta factura aerodinámica y los de desenvolvimiento en agua, éstos pueden inyectarse en corrientes sanguíneas del humano navegando e infectando la sangre en sus venas o arterias

¿“Muerte natural”?

Siendo utilizados frecuentemente para causar obtener informaciones claves y “muertes necesarias” devenidas en;  infartos súbitos, nuevos tipos de cáncer, infecciones, pandemias planificadas para contagios masivos, como males causados después de una “imperceptible e insignificante picadura” muy al estilo tropical, sin ningún tipo de violencia evidente, un aguijonazo sin indicios reveladores que puedan determinarse hasta ahora científicamente por autopsias o abducción alguna Annuit Cceptis



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2826 veces.



Alejandro Álvarez Osuna


Visite el perfil de Alejandro Álvarez Osuna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alejandro Álvarez Osuna

Alejandro Álvarez Osuna

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tecno/a171628.htmlCd0NV CAC = Y co = US