Si la Universidad cierra es por mala gerencia

En situaciones difíciles es cuando debe aflorar la racionalidad, la creatividad y el pensamiento académico que se supone es lo que existe en la universidad.

En comunicación enviada al Rector de la UCLA, Prof. Francesco Leone, la OPSU le notificó a las autoridades de la UCLA, así como al resto de las universidades públicas, que deben proceder de manera urgente a la reforma del presupuesto para el ejercicio fiscal 2009, en atención a las medidas fiscales y presupuestarias aprobadas por el Ejecutivo Nacional el 21 de marzo de este año. (Ello en virtud de la caída de los precios del petróleo en el ámbito internacional). Dicha reducción es del 6% del presupuesto 2009 (es decir, Bs. 18.793.983 para la UCLA).

En virtud de lo anterior, se especificaron, entre otras, las siguientes directrices:

1.-"En la partida 4.01 (gastos de personal) y los gastos del personal pasivo no deben ser reducidos, tomando en cuenta que hay que asegurar el financiamiento de las remuneraciones tanto de los trabajadores activos como de los pensionados y jubilados, las prestaciones sociales de antigüedad y los demás compromisos laborales pactados en convenciones colectivas, actas o acuerdos, ajustando lo referente a cargos vacantes y personal contratado.

2.- Asegurar el financiamiento del incremento del salario mínimo del 20% a ser cancelado en dos etapas: 10% a partir del 01-05-2009 y 10% a partir del 01-09-2009.

3.- Garantizar los recursos para cubrir los servicios básicos.

4.- Eliminar los gastos suntuarios a que se refiere el Decreto Nro. 6.649 de fecha 24 de marzo de 2009, publicado en Gaceta Oficial Nro. 39.146.

5.- Considerar la recurrencia de las imputaciones presupuestarias de las providencias y servicios estudiantiles.

6.- Asegurar el financiamiento de los gastos relacionados con los programas sociales, misiones y convenios de cooperación.

En atención a lo indicado, esta universidad deberá ajustar el presupuesto a Bs. 294.439.072, siendo su rebaja de Bs. 18.793.983”.

La presente información se realiza a los efectos de evitar dudas o confusiones en la comunidad universitaria. Si bien es cierto, esta reducción afectará algunas de las actividades universitarias, también es necesario entender el contexto en el que se toman las medidas anti-crisis, para evitar que la enorme crisis financiera, económica e industrial del mundo capitalista genere efectos como los que ya se están viviendo en gran cantidad de naciones afectadas. Con medidas como éstas se podrán reducir tales impactos como los que ya están viviendo otras naciones y que podemos resumir con algunos ejemplos de la realidad social contemporánea, todos de reciente data y publicados en los medios de comunicación social:

El presidente de Perú Alan García declaró que serán despedidos 200 mil trabajadores en el sector público de ese país, producto del impacto de la crisis.

En el Estado de California, el Gobernador Schwarzenegger anunció el despido de 26 mil maestros de las escuelas públicas del mismo estado.

En un artículo de Internet firmado por Ignacio Ramonet, publicado recientemente, se lee lo siguiente:

"En Estados Unidos, la recesión ha destruido 3,6 millones de puestos de trabajo, a un ritmo nunca visto. La mitad durante los últimos tres meses. El total de parados ya asciende a 11,6 millones. Y empresas gigantes planean desprenderse de 250.000 asalariados en 2009.

En China, la caída de las exportaciones provoca el hundimiento de la producción fabril y despidos masivos. Más de 20 millones de trabajadores venidos del campo han perdido su empleo. En la India, entre octubre y diciembre, medio millón de puestos de trabajo se perdieron.
En Francia, una cifra resume la magnitud del sismo: el número de horas de paro forzoso pasó de 200.000 en enero de 2008 a 13 millones en diciembre. Ya hay más de 2,5 millones de desempleados.

En España, durante el pasado mes de enero, el número de despidos aumentó en casi 200.000 personas; y el total de desocupados sobrepasa ya los 3.320.000. En 2009, el paro afectará a unos 850.000 trabajadores más, con lo cual la suma de parados superará los cuatro millones... Más de 827.000 hogares cuentan con todos sus miembros desempleados.

En la UE, el número de parados es de 17,5 millones, 1,6 millones más que hace un año. Y para 2009, se prevé la pérdida de 3,5 millones de empleos.

En Sudamérica, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en 2009, se registrará un aumento de 2,4 millones de desempleados.
El director general de la OIT, Juan Somavía, estima que el número de desempleados en el mundo (190 millones en 2008) podría incrementarse en 51 millones más a lo largo de 2009”.

Dicho entorno es necesario manejarlo para evitar que a nosotros nos ocurra lo mismo y cada organización pública o privada, debe ajustarse a los requerimientos expresados a los fines de evitar una crisis económico-social en Venezuela que afecte negativamente al pueblo todo. Ese es el sentido de las medidas anti-crisis en nuestra nación. La universidad no es una isla en todo este contexto y en consecuencia deberá usar sus recursos intelectuales y técnicos a los fines de saber navegar en tiempos de incertidumbre. Ya han salido alguno voceros agoreros expresando que la universidad está a punto de un “cierre técnico”. Si cierra es porque sus directivos no habrán sabido leer adecuadamente los tiempos que vivimos. De tal manera que el llamado a la comunidad universitaria es a dar las respuestas académicas y racionales que la sociedad requiere. Lo contrario es seguir empeñados en el camino oposicionista cuyos resultados han sido magros para los trabajadores universitarios y para las comunidades a las cuales se deben estas instituciones educativas.

perezcecil@yahoo.es
(*) Prof. Representante del MPPES ante el Consejo Universitario de la UCLA


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3177 veces.



Cécil Gerardo Pérez (*)


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social