El descanso del cementerio

No hay duda que nuestro cuerpo requiere de un descanso cada vez que nos exponemos a cualquier actividad física o mental, para eso el organismo le sugiere dormir o simplemente tomar un reposo parcial; hablar de la muerte es entrar en un tejido sensitivo para el Ser Humano, esto obedece a un estado cultural y espiritual, conectado por una serie de hábitos alegóricos, que en su casi absoluta medida es inaceptable la perdida de un ser amado. Cuando ésto ocurre, sea por circunstancia natural o inducida por impremeditación o accidental, sus afligidos ingresan en un estado de cavilación prolongada, para luego salir de un agudo viacrucis anímico; es significativo señalar que casi la absolutividad de la población mundial posee en su espacio algún cementerio, claro está que esto obedece a un sin fin de culturas y religiones, ya que los resto humanos son introducidos en ataúdes, féretros éste aunque pudiera definirse como sinónimo de ataúd antiguamente era conocido como la Léctica o la Sandápila, era como una especie de camilla de la cual conducían a los muertos al lugar de la sepultura; también está el sarcófago, o sencillamente una tela donde envolvían el cuerpo para luego ser enterrado bajo tierra, depositados en nichos, panteones u otro arquetipo de cementerios.

Cada Gobierno local conjunto con las comunidades organizadas, deben prestar la debida asistencia a estos lugares de camposanto, el cual compromete su mantenimiento, servicio y mejoras; durante mucho tiempo observábamos como nuestro Cementerio Municipal de Coro, había sido victima de la inasistencia, cuando notábamos que nuestro seres queridos quienes descansan en la Paz Eterna lo circundaba un paisaje deslucido, como si ellos fueran un producto desechado sin dolientes. Queridos lectores analíticos, hoy en día la Alcaldía Bolivariana del Municipio Miranda ha iniciado la recuperación de nuestro Cementerio Municipal de Coro, el cual ésto significa parte del rescate de la cultura Coriana, puesto que el camposanto es el reflejo de la cultura de cada poblado.

Sin duda alguna, OSWALDO RODRÍGUEZ LEÓN ha sido uno de los pocos alcaldes que se ha preocupado por esta situación, y su hecho lo demuestra con el cambio que ahora se visualiza en el Cementerio Municipal de Coro, donde la participación ha sido de las comunidades, los empleados de la Alcaldía e incluso el mismo Alcalde, recobrando su paisaje arbolado, practicando un saneamiento administrativo, redimiendo su periferia, imponiendo la seguridad ciudadana para que el cementerio sea un lugar indudable para visitar, un Jardín donde nuestros seres queridos descansen en la Paz celestial y que cada uno de nosotros los pueda suspirar con la seguridad de que ellos se cobijen conforme en su dormitorio Eterno; OSWALDO RODRÍGUEZ LEÓN, con tan corto tiempo en la Alcaldía ha demostrado ser un Hombre que practica la solidaridad socialista para rescatar los valores culturales de nuestro Pueblo Mirandino y más allá, donde la inclusión ha sabido manifestarse, sólo porque es un Hombre hecho con el CORAZÓN DEL LEÓN.

*Estudiante de Estudios Jurídicos


Carlosg2021@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2231 veces.



Carlos Gutiérrez*


Visite el perfil de Carlos Gutiérrez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a73815.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO