Camarada Rosa

Del fascismo machista a la emancipación revolucionaria de la mujer

Del rosal aragueño contra los medios fascistas contrarrevolucionarios y traidores en Aragua.

Pocas veces se han visto manifestaciones de tanta mística y deseo de transformar las cosas para bien, en una sociedad cansada, obstinada, aburrida de sí misma. Una vez más es el género femenino el que despierta con una chispa de guerreros la fuerza revolucionaria que abre los caminos de las multitudes. De la parroquia de Zuata, el efluvio de la laguna, pudo irradiar con su rayo de históricas guerras independentistas sobre el glorioso valle de Aragua y sobre las mentes de muchachos que miraban al sol como a un hermano mayor bailando en el cosmos la danza mágica. De ahí venía Rosa de ese valle milagroso en las batallas libertadoras.

Venezuela había entrado desde 1989 en una poderosa crisis estructural que motivó las posteriores rebeliones o insurrecciones militares. Hasta llegar diez años después a dar a luz la primera constitución nacional en la que de 350 artículos 100 tratan sobre derechos humanos. Constitución Nacional Bolivariana y Socialista que no pudo en diciembre pasado cruzar la barrera del egoísmo imperial que obstaculiza la verdadera toma del poder por parte del pueblo venezolano, pero que va a ser municipalizada al menos por la iniciativa ejemplar de la mujer venezolana y bolivariana nuestra camarada Rosa del Valle León Brabo en Ribas dentro del estado Aragua escualidizado por Pedimos.

Muchos infelices no ven en ella otro resplandor que el de la mujer que no tiene límites en su ambición política o material; nada más alejado de la realidad. La mayoría de sus atacantes responden a la dinámica machista de minimización de lo femenino. En sus contrincantes se aprecia el más vil de los complejos, el de inferioridad. Nuestro personaje revolucionario brilla por si mismo. Rosa no necesita el apoyo de entes virtuales que pretenden con su discurso oponerse a su proyecto que no es otro localmente que el del líder máximo Hugo Chávez en nuestra nación; ni el de aquellos que dicen apoyarla pero en verdad también se resienten en secreto o en la intimidad con sus correligionarios aspirando siempre al poder pero peleados con lo popular. Rosa es la vocera del poder popular en Ribas y en Aragua también porque es la única que expresa al menos interés en los problemas humanos e intenta responderle hábilmente a sus desafíos. Seguro que habrá fallas, siempre las hay, no por ello debemos taparnos los ojos ante la fuerza del poder popular en Ribas gracias a nuestra camarada.

Nuestra líder sólo necesita estar en perfecta sintonía con su pueblo que es el poder popular en Ribas, organizados con la constante participación y apoyo de su gestión a la formación de más de noventa consejos comunales interactuando con las juntas parroquiales y los consejos locales de planificación que hacen vida en el municipio. Estos casi cien consejos comunales a su vez conformando una geometría de poder popular que agrupa nueve mancomunidades capaces de transformarse en nueve comunas municipales, respondiendo así rosistamente al llamado popular de transferir poder al pueblo. Cualquiera que pretenda ignorar el período histórico que le ha tocado vivir a esta camarada líder aragueña sólo se suma a la flota de opositores que quieren esconder bien hondo el profundo machismo contrarrevolucionario que no puede ni podrá opacar la gestión humanitaria y socialista de nuestra camarada Rosa León en Ribas. Por ser mujer y provenir del pueblo su liderazgo tiene un peso específico en Aragua. El gobierno machista y déspota de Didalco e Ismael contribuyen a la ingobernabilidad de Aragua. Rosa simboliza la garra que sacará a estas hienas del poder. No es casual que una mujer lucha contra dos hombres ricos y poderosos y el pueblo esté del lado de ella. Ribas rosista ha unificado al socialismo bolivariano en el municipio.

Las mujeres ribenses del pueblo en particular, y todas las mujeres venezolanas en general, pero más las revolucionarias, pueden estar seguras que en los anales de la historia nacional figurará Rosa como una pionera que vino a darle impulso a los cambios que puedan hacer mejor la vida de la multitud pero sobre todo de las mujeres frente a la impunidad, violencia y muerte que representan al imperio y sus lacayos traidores. Cuando hablamos de justicia es fácil para algunos humedecerse los labios enarbolando brillantes sentencias y luminosos ejemplos de justicia, pero no es tan fácil gobernar confrontando un rico sistema gubernamental financiado por el imperio mismo en contra de ella. Es fácil para cualquier político descalificar las debilidades de una gestión local y más aún cuando se trata de una mujer a cargo cuando sólo se hizo presente una muestra de solidaridad teórica, nunca hubo la praxis de la solidaridad. Al machista se le hace insoportable la mujer poderosa que lucha por la libertad y que el pueblo quiere. El machista le teme. Por eso la labor de Rosa en Aragua es en nombre de todas las mujeres que buscan y luchan por una verdadera emancipación como género y como multitud.

Tenemos ante nosotros una mujer que hizo frente al imperio administrando el gobierno para más de dos cientas setenta mil almas, anunciando con hechos al verdadero socialismo en Ribas por venir. Marcando una diferencia con el socialismo pasado naranja y vinotinto durante diez y ocho años dictando e imponiendo su voluntad en Aragua siempre contra el pueblo.

Aún falta mucho por lograr, pero aseguro que no ha habido otro gobierno local más apegado al pueblo y a su saber ancestral, a sus creaciones heroicas, a su dialéctica y a su deseo de ser libre. Rosa es la inversión de Didalco e Ismael, estos son empresarios políticos que entregan el país y sus recursos al imperio y su yugo por dinero; Rosa abre las puertas al poder popular y le capacita para asumir la gobernabilidad municipal participando y protagonizando en los programas sociales que el plan municipal lleva a cabo con todo esfuerzo.

Muchas son las razones que pueden tener fanáticos disociados que se rigen por las líneas mediáticas y verticales que imponen sus líderes fascistas para pretender disminuir la imagen de esta camarada revolucionaria en Aragua, luchando solitaria contra el poderoso grupo de Pedimos que ostenta no sólo el 100% de la maquinaria mediática a su favor y en contra de Rosa, sino que opera con el sometimiento de un ejército conformado por uniformados por el partido, por los cargos públicos que mueven desde 1989, y las relaciones con un sector militar que forma parte de una cadena de mafiosos sirviendo a los intereses del imperio. Por su puesto que en la cúpula de la pirámide de poder aragueño se encuentran Didalco e Ismael, el dúo que tiene por blanco de sus ataques, muchas veces ocultos, no pocas producto de sus infiltraciones en los consejos comunales, o en las esferas del ejecutivo, o del legislativo local, a nuestra líder alcaldesa y camarada Rosa. Esta mujer de 32 años ha enfrentado prácticamente sola a la maquinaria más poderosa que tiene la oposición actualmente en Venezuela. Ya que Pedimos aglutina a la oposición y al parecer piensa darle como líder para las próximas elecciones para gobernadores a Baduel.

Tenemos el honor de formar parte de la multitud que en Aragua apunta a un gobierno socialista bolivariano y tenemos en esta camarada alcaldesa un presagio afortunado en la historia de los pueblos que se disponen a ser libres. Ojalá existan más y más mujeres así empuñando el fusil de la revolución pariendo libertades populares. Sólo la voz unificada del pueblo socialista y bolivariano dará su impulso a las futuras conquistas revolucionarias y en Ribas sólo la voz del poder popular va a señalar a su líder con claridad y transparencia efectivas.

Los anteriores alcaldes, todos hombres, nunca llegaron a pensar en entregarle la alcaldía misma al pueblo, bueno eso ha hecho Rosa León y el pueblo la va a recordar por ello. Todos saben que el tiempo nunca alcanza, pero para una verdadera gestión mínimo son dos gobiernos sucesivos necesarios para darle no sólo continuidad a una gestión gubernamental sino para fortalecer las instituciones socialistas que han podido nacer y asegurar así el futuro de la expansión de la justicia social y la soberanía popular.

Rosa desde el año 2004 al 2007 ha invertido más de diez mil millones de bolívares en la consolidación de un programa gubernamental centrado en el ser humano, y sobre todo aportando solidariamente a la comunidad tradicionalmente excluida. Permitiendo con su equipo transferir poder al pueblo y descentralizar así el poder constitutivo aumentando las bases del poder constituyente, y capacitándolo para la administración, planificación, diagnóstico, presupuesto y ejecución de proyectos nacidos en las propias asambleas comunitarias. El mensaje del trabajo revolucionario de Rosa al pueblo aragueño es unificarse ante todo con los recursos que tenemos en la actual Constitución Nacional y unir esfuerzos en la consolidación de las autonomías comunitarias, por ello se empeña en traducir a su terreno local, las bondades que traía la reforma constitucional, y aplicar lo que pueda ser aplicado en el municipio aportándole al poder popular fuerza y unidad doctrinaria. Fuerza porque Rosa siendo mujer ha demostrado que sí logramos empezar el futuro socialista bolivariano localmente. Y unidad doctrinaria manifestando en su acción política un total desapego de cargos públicos.

Mientras los líderes de Pedimos se volvieron ricos a costa de programas sociales que pretenden apadrinar (Barrio Adentro) con sus testaferros y toda la maquinaria económico militar industrial que manejan, tras diez y ocho años de tiranía en el estado, Rosa logró llevarle al pueblo un mínimo de seguridades vitales pero sobre todo infundirles el deseo de asumir el gobierno popular. Si bien ella misma es una representante del pueblo aragueño Rosa nos ha impulsado a todos a convertir nuestro aporte al socialismo bolivariano en arma de lucha y que veamos en Ribas un terreno fructífero y fértil, iluminando el horizonte a las nuevas generaciones de líderes revolucionarios por venir. Rosa es así la madre del primer municipio verdaderamente socialista bolivariano en el estado Aragua, a pesar de todas nuestras fallas.

Del rosal aragueño en Ribas tenemos una flor revolucionaria que está empuñando la bandera socialista bolivariana y desde Aragua para Venezuela entera. Desde aquí la justicia social bolivariana impregnará a los restantes municipios que buscarán sus líderes auténticos para sacar de Aragua a Pedimos y a sus mercenarios todos traidores a la patria grande. Aragua debe ser socialista y bolivariana, con Rosa en Ribas nos hemos acercado un poco mas al horizonte revolucionario, por ella y su ejemplo bolivariano y socialista brindamos esta tarde y celebramos enrojecidos la victoria popular revisando, rectificando y reimpulsando la gestión socialista bolivariana municipal.


Mforti9@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3553 veces.



Mario Forti

Astrólogo, filósofo, músico, tatankisi, escritor, poeta, critico, ddhh, tarotista, taoista, lector, meditación, yoga, sanación, terapias shamánicas integradoras

 mforti9@gmail.com      @mforti9

Visite el perfil de Mario Forti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a49286.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO