En Mérida, Nicolás, ¡no te vistas que no vas!

No tengo la menor duda, que si el actual Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, es candidato a la reelección, será el vencedor en esos comicios por voluntad mayoritaria de la población venezolana que acuda a votar. Es tal que yo votaría por él.

¡Ahora si torció la puerca el rabo! , exclamaran algunos de mis pocos lectores que aún me quedan en esta página web. ¿El Politólogo Juan Veroes, como que está dudando de quien va a ser el vencedor y Presidente del país hasta el 2030?

El haber vivido los dos últimos siglos y a los 83 años de edad, tener la capacidad y posibilidades de poder escribir, sobre los aconteceres de la vida política, pienso es suficiente credencial para que alguien se lo tome en serio y se interese por analizar el contenido de mis escritos. 

Yo recuerdo que, en los años 80 del siglo pasado, el partido político Acción Democrática (AD), se vanagloriaba de ser el partido mayoritario de Venezuela y decían que si ellos lanzaban al Negro Encarnación (El portero de la casa de AD) como candidato, ganarían las elecciones y derrotarían a cualquier otro contendor que se le enfrentara.  Estaban sobrados. En esa época acudían a las urnas a votar por AD y Copey el 90% de la población.

También recuerdo que, en los años 90 de ese mismo siglo, cuando apareció en la palestra pública el nombre de Hugo Chávez, se hizo la campaña más feroz de descrédito y acusaciones que contra persona alguna se había hecho en el país. Golpista!, Asesino! Y Burro! Eran los más suaves epítetos usados para atacar y enfrentarlo. La Democracia Representativa de Venezuela era considerada y presentada al mundo como el modelo a copiar. Es por eso que cuando veo y oigo a Diosdado Cabello, en su programa de TV con ese Mazo en la mano, me da tembladera.

 ¡No, le des tanta vuelta al asunto Juan Veroes, ocúpate del titular de tu articulo! Bueno, pienso que también hay que tener en cuenta algunas consideraciones, específicamente de la Ciudad de Mérida, que es el lugar donde habito y desde el cual veo y percibo la realidad que me toca vivir cada día: cuando yo llegué (1984), Mérida era una ciudad estudiantil, más de 30 mil estudiantes de todo el país y varios miles de profesores, personal administrativos y obreros que trabajaban en la ULA decidían y mandaban en la ciudad. Los gobernadores y alcaldes de la época estaban en un segundo plano. Mamá ULA gobernaba en Mérida y sus autoridades tenían gran influencia política a nivel nacional.  ¡Mérida era una Universidad con una ciudad por dentro! . Eran otros tiempos.

Ahora Mérida es una ciudad Norte americanizada, que depende económicamente de las remesas en dólares recibidas por la inmensa cantidad de Adultos Mayores que habitan la ciudad y de árabes que controlan el comercio, al lado de una vetusta y destruida universidad que gradúa a unos pocos estudiantes cada año para que se vayan al exterior a servirle al imperio. Es en esa descripta ciudad y en ese ambiente político donde Nicolás, si se quiere vestir de presidente, NO VA.! .

Describir y señalar todos los factores que inciden, para afirmar que Nicolás Maduro Moros no saldrá victorioso, en la ciudad de Mérida, en las próximas elecciones presidenciales, a celebrarse en el 2024, va a levantar muchas ronchas y los que siempre me han menospreciado profesional y racialmente, tendrán más material para hablar pendejadas de mí; así que no les voy a dar el gusto y si siento que es necesario, en otros artículos continuaré con el tema.  Y recuerden lo que antes le he dicho sobre mi progenitora.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2768 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI