¿Qué pasó en Barinas el 9E?

Se atribuye a Napoleón Bonaparte, uno de los estrategas modernos de la guerra, la consigna "la victoria tiene cien padres y la derrota es huérfana". Nadie quiere asumir que fracasó al intentar alcanzar un objetivo que, por la razón que sea, se le hizo imposible

Analicemos la derrota del chavismo en el estado que se convirtió en el más importante, políticamente hablando, después de las elecciones del 21 N. El Estado Barinas.

Comencemos por reconocer que personalmente nos sorprendió la derrota del candidato del PSUV, Jorge Arreaza. Asumimos tempranamente que para el chavismo era suficiente contar con una "figura fresca", pero que además si contaba con el respaldo absoluto del Partido y adelantaba una campaña, como de hecho ocurrió, apalancada en el apoyo del gobierno nacional, era un candidato imposible de abatir. Especialmente considerando que la oposición se mantenía fragmentada, con un discurso "poco convincente" para el electorado y casi sin recursos para llevar adelante una "campaña relámpago", de escasos días, en la que se enfrentaba a un oponente reconocido políticamente a nivel nacional y apelando al discurso de un chavismo genuino como pocos antes han presentado desde la ausencia del propio Chávez.

No había manera de que el candidato del PSUV fuera derrotado por una oposición dividida, sin organización, sin recursos y con poco o nada que ofrecer como programa político a los votantes.

¿Quién es el padre de esta derrota en Barinas?

Indudablemente que cuando un candidato pierde una elección, el primer padre es el candidato, nadie se postula obligado a ningún cargo de elección popular. Jorge Arreaza, más allá de lo que se diga, fue derrotado en Barinas.

Pero si un Partido asume sin reparos una candidatura, además de promoverla y alentarla le inyecta todos los medios y recursos de los que dispone, como no concluir que ese Partido fue derrotado al finalizar la contienda. El PSUV, fue derrotado en Barinas. ¿lo asumirá?, o sólo veremos y oiremos excusas y justificaciones ante los hechos.

Si un gobierno asume una elección de provincia como si la elección fuera nacional, en la derrota el gobierno, sin lugar a dudas que es responsable de los resultados. El gobierno nacional, el Presidente y su política fueron derrotados en Barinas. ¿Lo asumirá el Presidente?

En este caso, como vemos, la derrota tiene muchos padres. Ya Jorge desde bien temprano la asumió, esperemos que así como siempre lo supo hacer el Comandante Chávez, el resto de dirigentes del chavismo, sean capaces de asumirla también.

¿Quién gana y quién pierde en Barinas?

Ganó el desencanto, la apatía, el descontento de vastos sectores de la población que sin vacilar decidieron decirle al chavismo en las urnas que más allá de su candidato, más allá de promesas de retomar el camino de Chávez, la gente demanda cambios reales y cuando no se le escucha y atiende a sus reclamos es capaz de cambiar de opción.

Los resultados electorales de Barinas no deben leerse como que la MUD ganó una gobernación subalterna del interior del país, mientras el chavismo el 21N ganó la mayoría abrumadora de las gobernaciones, entre ellas las más relevantes. Hacer esta lectura es ser irreflexivo antes hechos objetivos que nos indican que lo que se ha hecho no da los resultados esperados. No es cuestión de marketing político, de campañas millonarias, de políticas pragmáticas y efectistas para ganar elecciones (generalmente costosas). Como me dijo un camarada, en medio de la consternación, lo de Barinas puede ser un preludio para el chavismo, si se sigue haciendo lo que se hace y no comenzamos a hacerlo distinto el chavismo peligra.

Ya en el lejano 2015, en la elección de la Asamblea Nacional el chavismo dio señales contundentes a los dirigentes del chavismo que el pueblo no solo vive de promesas. Con el paso del tiempo parecieron emparejarse las cargas, pero estos resultados del 9E vuelven a repetir que si gana el descontento, la apatía y el desencanto los sueños de Chávez pueden irse al despeñadero.

PD: La derrota de Jorge en Barinas me duele porque siento en ella, más que nada, la derrota de Chávez y de lo que éste ha representado en estos últimos 23 años.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1187 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: