Alerta viene el lobo David De Lima

La virtual defenestración del protector del estado Anzoátegui Luis José Marcano, ha cambiado el escenario madurista en esta entidad federal. Todavía retumban en la organización y militancia del Psuv, los comentarios de Diosdado Cabello, donde sin nombrar al precandidato a gobernador lo destruyó políticamente.

Marcano al parecer por instrucciones de Jorge Rodríguez, acepta como consejero especial al exgobernador David De Lima, quien con una fama de operador político solo ha servido para ofrecer maletines verdes a actores políticos, siendo el creador de los reconocidos alacranes. Pero sin esos verdes que no son de él, a penas servirá para contar chistes en alguna reunión de amigos. Por lo demás su administración fue completamente negativa, llena de traiciones, que no le dieron chance para la reelección. Mandaron a Tarek William Saab, quien juro meterlo preso. Ese juramento se lo llevo el viento.

Por recomendaciones de David, el protector inicia una operación de promoción de precandidatos a la gobernación y a la alcaldía de Barcelona. Con la finalidad que ninguno de los postulados alcanzara el día 8 de agosto el soñado 51% que le garantizaba la nominación. Forzando de esa manera una decisión por la dirección nacional. La cuestión marchaba bien, hasta que a Marcano se le pasó la mano apoyando a Sugei Herrera una funcionaria municipal sin ningún tipo de carrera política ni aquí ni en ninguna otra parte de Venezuela.

Fueron tantos los abusos de esta señora, que en Caracas la cúpula chavista se vio precisada a intervenir, prohibiéndole a esta precandidata de la alcaldía de Barcelona asistir a los programas radiales. Prácticamente la mandaron a renunciar. Le leyeron la carta a Luis José sobre el uso de los recursos del estado en las campañas electorales. Sintiéndose acorralado, cambia estrategia y sale de David De Lima, lo descubrió en su totalidad con su típica aplicación de la traición. Comenzó entonces a anunciar que estaba en la mesa de la dirección nacional nombrar ejecutivamente a David De Lima como candidato a gobernador. Razón por la cual pedía a varios precandidatos renunciar tratando de lograr el 51% para convencer a la dirigencia nacional que es el líder autentico del estado Anzoátegui.

Mientras de Lima veterano en estas lides de dividir al estilo de Maquiavelo, no se descuida, de esa manera logró la nominación cuando fue candidato sin ser del Psuv, como dirigente del MAS sembró desavenencias en los cuatro aspirantes chavistas, sugiriendo su propio nombre como el candidato outsaider, claro primero se encargó de convencer a Luis Miquelena, mano derecha para ese momento del comandante eterno. Con lo poco que le queda de astucia, deja correr la versión que estuvo en Brasil operándose de la próstata, pero que ya no se puede hacer nada. De broma no ha colocado un aviso de prensa para que todo el mundo se entere. Ojala no sea cierto, no deseamos su muerte. Pero intenta agarrarse de allí para alimentar un sentimiento de compasión buscando en principio calmar tantos enemigos que dejó con sus mentiras en el estado Anzoátegui y darle argumento a Jorge Rodríguez para que por razones humanitarias se le dé el apoyo a la candidatura. Se habla que ya hasta tiene seleccionado parte del gabinete, en la secretaría de gobierno es una fija la doctora Carlota Salazar.

La desactivación de Marcano será completa, su candidata Sugei Herrera, tampoco va para el baile. En el centro de Caracas por los lados de La Asamblea Nacional se comenta que el candidato para la alcaldía de Barcelona con el apoyo de Maduro es el diputado gremialista Franklin Rondón.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 821 veces.



Claudio Schiveci

Exdirigente juvenil en el Liceo Cajigal de Barcelona, Cofundador de la revista Horizonte, redactor de la revista cultural Candilejas. Columnista en los diarios El Metropolitano, La Nueva Prensa de Oriente y Diario Impacto en Anzoátegui.

 claudioschiveci@gmail.com

Visite el perfil de Claudio Schiveci para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Claudio Schiveci

Claudio Schiveci

Más artículos de este autor