Aristóbulo vs. el alcalde de Barcelona

El profe definitivamente se quedó en los tiempos de la cuarta republica, en donde un grito en medio de regaños tenía como resultado hacerse dueño de la razón. En esta ocasión Aristóbulo vino al estado Anzoátegui convertido en un maestro regañón faltándole solamente una regla de madera para castigar a los alumnos que no estuvieran atentos en el salón de clase. Pareciera que su primer objetivo es arrinconar al alcalde de Barcelona, en momentos que el burgomaestre Luis José Marcano comenzaba al menos ser conocido por su nombre en la capital del estado.

Fue en una reunión con los directores de los entes gubernamentales en donde Aristóbulo, los regaño por el mal funcionamiento de las dependencias a sus cargos, criticándoles a su vez el hecho que estos mismos señores responsabilizaran al gobierno central de todas las fallas por la falta de apoyo. Como si eso fuera poco culpó al alcalde de Barcelona de ser el instigador de esa campaña en contra de Miraflores.

José Luis Marcano, conocedor del peso de Aristóbulo, prácticamente se quedó callado, solamente dijo que eso no era así. No se puso a enfrentarlo como lo hizo con Nacho, el reconocido cantante venezolano de fama internacional. Eso sí, enseguida llamó a Jorge Rodríguez quien hace el papel de contacto con el presidente Maduro, contándole lo sucedido. Planteándose al parecer la salida del alcalde, nombrándolo vicepresidente para supervisar las alcaldías de Venezuela. Dejando encargada a una tía que en la actualidad funge de su asesora.

Se equivocan los que piensan que el profe perdió el control, él sabe lo que está haciendo, olvídense que está acelerado por ser vicepresidente de un área, ministro de educación, protector de Anzoátegui y operador político del Psuv. Su plan persigue simple y llanamente limpiarle el camino a los de su mayor confianza como es el caso del ex alcalde Guillermo Martínez. En ese sentido no ha escatimado esfuerzos, a un joven diputado que destacaba por su incansable trabajo en Barcelona, de la noche de la mañana lo sacó del juego encargándolo de la población de Onoto. Al igual que hiciera en su momento con el dirigente sindical Franklin Rondón cuando lo mandó para Anaco. Desafortunadamente para el profe ya la militancia chavista lo conoce, están conscientes que anda en busca de algo, para luego marcharse, viniendo luego a echar dos gritos intentando demostrar su autoridad. Pensar que es buen gerente por el hecho de haber racionado la gasolina tres días a la semana es otra gran mentira la cual se podrá palpar con colas el doble de gigantescas. Además de eso el colocar comandos de dirigentes chavistas a controlar el suministro de gasolina tendrá como resultado darles preferencia a los camaradas.

Aristóbulo en esa ilusión de ser el sucesor de Maduro, busca rodearse de incondicionales manejables como Guillermo Martínez, con la idea de proponerlos como candidato a gobernador en un tablero que si el rebota para Miraflores se devuelva para Anzoátegui sin protesta de Martínez, situación que nunca lograría con el actual alcalde Luis José Marcano.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1878 veces.



Claudio Schiveci

Exdirigente juvenil en el Liceo Cajigal de Barcelona, Cofundador de la revista Horizonte, redactor de la revista cultural Candilejas. Columnista en los diarios El Metropolitano, La Nueva Prensa de Oriente y Diario Impacto en Anzoátegui.

 claudioschiveci@gmail.com

Visite el perfil de Claudio Schiveci para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Claudio Schiveci

Claudio Schiveci

Más artículos de este autor