Alegría y descontento en la Arquidiósesis de Barquisimeto

(Administrador apostólico Mons. Víctor Hugo Basabé persona no grata)

Lo de Alegría es por un libro cuyo autor así se apellidaba y que más adelante comentaremos y lo de desconcierto es porque estos en días recientes nos hemos enterado, no sin desconcierto, que Su Santidad Francisco ha nombrado "Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Barquisimeto, Sede Plena", al obispo de la Diócesis de san Felipe, estado Yaracuy, Víctor Hugo Masabe (Bobures, estado Zulia, 1963), quien lamentablemente se mostró como un agitador del revanchismo opositor en el templete del 14 de enero de 2017, en ocasión de la recepción en catedral de la sagrada imagen de la Divina Pastora. Allí dizque actuó como el antiguo político adeco o copeyano que fuera, de hecho, es parte de su biografía que llegó a ser asesor jurídico, ya que ostenta título de abogado o concejal de Maracaibo, para quien todos los chavistas son una "peste", ¿qué tal?; bien dicen que, con perdón, "Perro huevero, aunque le quemen el hocico". Con razón con tan mal antecedente la Junta Directiva del Consejo Legislativo del estado Lara, lo ha declarado in so facto "Perdona no grata". Así se deja leer esa noticia en el portal www.noticiasbarquisimeto.com:

"En reunión coordinadora del Consejo Legislativo del Estado Lara, diputadas y diputados acordaron de forma unánime declarar persona no grata a Monseñor Víctor Hugo Basabe, quien el pasado 5 de octubre fuese nombrado por el Vaticano como administrador de la arquidiócesis de Barquisimeto "Sede Plena".

Cabe destacar que Basabe el 14 de enero de este año durante la homilía oficiada por él en la catedral del Barquisimeto se refirió al pueblo revolucionario como "peste", utilizando un momento que debería ser de paz como la misa de bienvenida de la Divina Pastora para incitar al odio e intolerancia entre los venezolanos.

Por su parte, el diputado Yanys Agüero presidente del CLEL rechazó de forma contundente el nombramiento de Basabe y expresó que personas como estas alejan a la feligresía de la iglesia católica, haciendo uso de su investidura de sacerdotes para convertirse en actores políticos radicales que lo menos que hacen es promover la paz y la reconciliación del pueblo, "estos personajes apoyaron a los guarimberos, les dieron su bendición a los violentos mientras que a los revolucionarios nos trata de peste. ¿Qué clase de siervo de Dios es este señor?, es por ello que desde este órgano legislativo lo declaramos persona no grata" puntualizó".

Mal empezamos, porque ¿cómo va a impulsar una acción dialogante con todos los sectores un agente de pastoral tan sesgado? ¿Qué una cosa no tiene que ver con la otra? Pero, ¿cómo harán la coordinación con las autoridades regionales y locales para la próxima procesión anual de la Virgen Divina pastora?

Coincide tal noticia con que por estos días hemos estado hojeando y leyendo, ¡mire usted qué de cosas tiene la vida!, uno que otro capítulo de un libro de antaño pero muy sugestivo, sobre todo para los cristianos ya viejos y con inquietudes sociales:

"El credo que ha dado sentido a mi vida. Yo creo en la esperanza" (Desclee de Brouwer. Bibao, 1972) , del reconocido Doctor en Ciencias Humanas y Sociales, profesor de la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma, escritor, teólogo español y "Jesuita sin papeles" Jesús María Diez-Alegría (Gijón,1911-Madrid, 2010); cariñosamente llamado "el padre Alegría", sobre todo después que renunciara a todas las pompas académicas y se fuera a vivir como un auténtico cristiano junto al padre Llanos a un sector obrero y pobre llamado el Pozo del Tío Reimundo, a las afueras de Madrid de 1972 en adelante, ya que fue castigado por el Vaticano precisamente por el libro ya señalado, en que aborda temas polémicos de manera abierta y concisa. Los mismos asuntos que hoy tienen a la Santa Madre Iglesia vuelta una hostia.

¿Quiénes, como no sean del ala progre en el catolicismo leerán hoy al padre Alegría? ¿Lo considerarán de sana doctrina los jerarcas del catolicismo o sospechoso? Miren esta perla para cerrar, pues, en el aparte "Religión falsa y religión verdadera" acota parte de su experiencia:

"Después de muchos años de reflexión y de vivir dentro del cristianismo históricamente existente, he llegado a ver dónde está la diferencia entre religión falsa y religión verdadera" (ob cit., p. 56).

"Cuando Marx dice que la religión es el opio del pueblo (un obstáculo a la liberación del hombre de la opresión, un instrumento de injusticia al servicio del opresor), la afirmación es más profunda y más verdadera de lo que piensan ordinariamente los católicos. Una primera respuesta a la acusación marxiana es que ésta puede ser justificada respecto al cristianismo, que es la religión verdadera. Esta respuesta es superficial. El catolicismo de los últimos dos siglos, en conjunto, ha sido mucho más obstáculo a la liberación e instrumento de injusticia, que lo contrario. En este punto he llegado a ver muy claro. Los resultados de mi estudio, de mi reflexión y hasta de mi experiencia viva, los expuse en una conferencia pronunciada en Oviedo, el 7 de octubre de 1970, en los siguientes términos:

La iglesia ha cometido un gran pecado social e histórico en los últimos dos siglos. La aceptación acrítica y la colaboración respecto al sistema capitalista moderno, que responde a una concepción anticristiana del hombre y de la sociedad, y que ha creado una sociedad injusta, frente a la que la Iglesia ha sido y es demasiado conservadora" (ídem).

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 509 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis B. Saavedra M.

Luis B. Saavedra M.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a270365.htmlCd0NV CAC = Y co = US