La Columna del Guerrillero

Petare y sus calamidades

La calamidad más sentida que vive el pueblo de Petare es el desastre dejado por la administración de CARLOS OSCARIZ en sus 10 años de gobierno al frente de la Alcaldía del Municipio Sucre.

Allí está su población viviendo el trauma del colapso de todos los servicios públicos, consecuencia directa del abandono a que fueron sometidos por este sujeto, que dedicó más del 90 % de su tiempo en propiciar guarimbas y actos de terrorismos con el único de fin de derrocar por la fuerza primero al Comandante CHÁVEZ y después a MADURO, abandonando su responsabilidad que tenía con un pueblo que le había entregado su confianza, demostrando así, que la derecha en el gobierno es un DESASTRE AQUÍ Y EN CUALQUIER PARTE DEL MUNDO.

Escenario nada favorable para un JOSÉ VICENTE RANGEL AVALOS bien intencionado, pero que como dice el refrán "Con el solo desear no se empreña". Hacerle frente a la cruda realidad heredada, no ha sido tarea fácil, ni lo será, como lo demostraré más adelante en este artículo-

El Municipio Sucre tiene en Petare el barrio más poblado de América del Sur y que de no haber sido desmembrado en su territorio para crear los Municipios Chacao, Baruta y el Hatillo, tendría una población superior a muchos países de nuestra América y del Caribe, pero no solo eso sino que también supera en población a estados de nuestro país.

Visión geográfica, que habla por sí solo de la complejidad social que hoy sigue teniendo el Municipio Sucre.

De donde se desprende que hay otras calamidades cotidianas con las que tiene que lidiar la población petareña, tales como el pésimo servicio de transporte público, que de público solo tiene el nombre, porque ese servicio se convirtió en un vulgar negocio privado, desde que el gobierno nacional abandonó su responsabilidad constitucional para entregársela a un grupo de forajidos mafiosos que se apoderaron de la prestación de un servicio vital de la población, mediante las llamadas asociaciones de transportistas, cooperativas de transporte y pare de contar.

Esta errada decisión que viene de los gobiernos de la cuarta de poner en manos de estos facinerosos dueños de las líneas de transporte de pasajeros, la prestación de ese servicio, lo convirtieron en un monopolio que ha servido para poner de rodillas a los gobiernos de la cuarta y para chantajear a los de la quinta.

Hasta hoy el gobierno del Presidente Nicolás Maduro ni los gobernadores y Alcaldes han podido meter en cintura al gremio de transportistas privados,

Así será el grado de debilidad que tiene el gobierno en todos sus niveles, en el tema del transporte público, que ese gremio, no le para a nadie, descaradamente impone las reglas del juego, aumenta el pasaje como le da la gana, suspende el servicio cada vez que quiere, agrede y maltrata a los pasajeros, no importa la edad, además anarquizan el servicio con fines políticos y económicos.

La única posibilidad que tiene la autoridad Municipal para retornar a la normalidad este servicio público, es que lo asuma bajo el amparo constitucional, decretando la municipalización del transporte de pasajeros en su jurisdicción, haciéndose acompañar con el pueblo organizado para restablecer la autoridad perdida frente a estos prestadores del servicio de transporte de pasajeros.

A tales fines el Alcalde tendrá que pedir permiso al ejecutivo nacional para negociar con gobiernos o empresas extranjeras para que lo doten de una cantidad suficiente de unidades para incorporarlos a la empresa municipal de transporte que nacerá con el mismo decreto.

Ha quedado demostrado por todos estos años, que con el cuento del politiquerismo barato, los gobiernos municipales se han quitado de encima la responsabilidad de ofrecer a sus habitantes un servicio de transporte seguro, puntual, eficiente, confortable y económico.

No es la mala herencia lo que se merece esta población, hoy lo que se impone es la voluntad política y la decisión gubernamental, para erradicar ese cuadro inhumano, doloroso y hasta criminal que es el servicio de transporte privado que prestan a los pobladores de los barrios de Petare, a quienes no solo maltratan si no que roban con el precio del pasaje.

OTRA CALAMIDAD es el pésimo servicio de agua que azota a todas las barriadas del Municipio Sucre, cuya prestación está a cargo de un instituto municipal quebrado y con más del 60 % de sus instalaciones dañadas, obsoletas por falta de mantenimiento y sustitución a tiempo de sus bombas y tuberías durante los últimos 10 años de gobierno derechista.

Al frente de este Instituto el Alcalde José Vicente designó al Ing. GUSTAVO PRIETO, otro bien intencionado pero con una capacidad de maniobra por demás limitada, toda vez que no cuenta con recursos suficientes para recuperar el desastre encontrado.

Le sigue la CALAMIDAD del servicio eléctrico cuya responsabilidad recae totalmente en corpoelec, servicio en el que se ha establecido la modalidad de los apagones diarios, atribuidos a miles de causas, desde terrorismo eléctrico, bachaqueo de cables, robos internos y externo de materiales y equipos, también a falta de operatividad eficiente. Lo cierto es que por la causa que sea la falla del servicio eléctrico en muchos barrios de Petare es un dolor de cabeza para sus habitantes.

Detrás viene la CALAMIDAD del tema de la basura, todavía están frescas las imágenes de los promontorios de basura que dejó OSCARIZ en las calles de Petare.

Al respecto ha mejorado la recolección pero aplicando la misma política tradicional, sin que se vean avances en la implementación de programas auto sustentable, destinado a convertir la basura en un recurso económico para incrementar los ingresos de las arcas municipales.

El viejo método de contratar camiones para botar basura, es señal que seguimos anclados al mismo esquema de pagar para que boten una riqueza que de ser manipulada con criterio técnico y con uso de las más avanzadas tecnología que existen en el mundo, convertiría lo que hoy es un pesado gasto, en un medio para fortalecer económicamente al municipio.

Hasta donde llegan mis conocimientos parece ser que el tratamiento de la basura con métodos tecnológicos, ha encontrado resistencia en muchos Alcaldes, debido a que su manejo por vía tradicional, ha sido por muchos años un foco de corrupción.

La CALAMIDAD que no podía faltar es la INSEGURIDAD, problema social que gravita fuertemente en este municipio por su composición geográfica y densidad poblacional.

En esta instancia estoy seguro que el Alcalde JOSÉ VICENTE, debe estar introduciendo métodos muy acordes con su vasta experiencia alcanzada cuando estuvo al frente del movimiento por la paz, de cuya gestión quedan por ahí en muchas comunidades buenas impresiones, por el carácter humanista que le aplicó a su gestión.

De informaciones que manejo durante estos meses que lleva al frente de la Alcaldía del Municipio Sucre, los catastróficos índices delictivos que habían con OSCARI , ha disminuido favorablemente para la población, lo que no deja de ser un buen síntoma, para cuando ya haya estructurado y aplicado un efectivo plan de seguridad ciudadana con presencia activa del pueblo organizado.

Y finalmente la peor CALAMIDAD que está viviendo Petare es la presencia de la trilogía nefasta del BACHAQUERISMO,LOS ESPECULADORES Y MATRAQUEROS, plagas sociales que requieren de un gobierno municipal con dos cojones para enfrentarlas y erradicarlas del territorio petareño.

La actividad de estos flagelos sociales ha encontrado en la permisividad de nuestras autoridades, un terreno abonado para su establecimiento y fortalecimiento con el correr del tiempo.

Los han dejado ensayar todo tipo de maniobras para burlar las políticas implementadas ´por el presidente Nicolás Maduro, no ha habido un acompañamiento consistente, permanente y represivo contra los abusadores y desestabilizadores de nuestro cono monetario y de los precios acordados, además de mantener en los anaqueles la lista de productos de la cesta básica.

Desde mi óptica y como dirigente social del MBR200 creo que el Municipio Sucre, y en consecuencia su autoridad municipal, para atacar con éxito al rosario de CALAMIDADES que padece la población de Petare, hace falta que el gobierno nacional y demás instituciones del estado, determinen darle a este Municipio el carácter de ENTIDAD REGIONAL para que pueda ser incluido en los planes de gobierno y la asistencia económica necesaria para desarrollar programas ambiciosos como lo demandan los graves problemas que tiene a lo largo y ancho de su territorio.

Si no lo sacan de ese esquema de gobierno municipal y lo convierten en una REGIÓN ESPECIAL para reconstruirlo y dotarlo de los servicios óptimos que se merece, a JOSÉ VICENTE no le arriendo las ganancias de su gestión.

El Presidente NICOLÁS MADURO , si quiere de verdad aprovechar la disposición y ganas que tiene el Alcalde José Vicente de hacer una buena gestión de gobierno, honesta, transparente y altamente provechosa para la gente de PETARE, debe acudir en su ayuda, creando las condiciones para que este Municipio sea tratado bajo el criterio de un régimen especial que le permita recibir y contratar todo tipo de financiamiento interno y externo para emprender una gestión exitosa que posicione en la gente la imagen de un gobierno revolucionario que no le huye a las dificultades.

Hay que introducirse en las catacumbas del pueblo de petare para verle el rostro a sus CALAMIDADES.







 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 815 veces.



Hernán Urbina

Guerrillero Ayer. Combatiente Siempre.

 orgmbr200@gmail.com

Visite el perfil de Hernán Urbina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a270001.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO