(En la ciudad de Valencia)

Se está gestándo una rebelión popular en las colas del gas

Aquí nadie dice nada, el silencio de la gobernación y alcaldías es indignante sobre esta situación.Uno ya no sabe para que existen estas instituciones, para que le sirven a la ciudadanía. No informan, no orientan, y cuando les sale hacerlo, u ofenden o mienten. El malestar en las colas, donde se lucha contra las mafias para adquirir una bombona, empieza a transformarse en consciencia de la necesidad de rebelarse para tomar popularmente las riendas de la distribución del gas doméstico.

La propuesta que se viene discutiéndo es que la administración de tan importante servicio público se le adjudique a las personas que se graduaron en la Misión Sucre en los programas de Gestión Ambiental y Gestión Social y puedan y tengan la clara voluntad de trabajar organizadas legalmente en Empresas de Producción Social o Cooperativas del Gas Comunal.Estás empresas o cooperativas deben estar adscritas y bajo la supervición y evaluación de los Consejos Comunales respectivos. Deben rendir periodicamente cuentas como lo establece la ley. Pero estos profesionales para QUE cumplan con dignidad su responsabilidad deberán estar amparados por la LEY DEL TRABAJO Y DEVENGANDO EL SUELDO QUE LES CORRESPONDE COMO PROFESIONALES UNIVERSITARIOS.

Se plantea que la responsabilidad sea depositada en estos profesionales universitarios porque el gas doméstico tiene la particularidad que se conecta con campos importantes de la vida cotidiana y de la vida nacional en general. Esos ámbitos son: La cultura y el arte culinario, la importancia que juega la comida en familia, la conciencia ambientalísta y la producción de energías fósiles por nombrar sólo algunas áreas. Pero además, estos profesionales tendrían dentro de su responsabilidad planificar y organizar de que a mediano plazo se implemente que la bombona pueda llegar directamente a la casa de las familias.Y los hombres y mujeres que egresaron de las licenciaturas de Gestión ambiental y Gestión Social de la Misión Sucre y que jamás han podido conseguir trabajo porque fueron marginados por el apartheid educativo, pueden cumplir a cabalidad esta misión ya que ámbas profesiones reunen el perfil académico y social pertinente para encarar la solución que representa el consumo del gas doméstico en la vida cotidiana del pueblo venezolano.

A partir del gas doméstico puede llevarse a cabo un importante trabajo cultural político y de organización de las comunidades que redundará,sin lugar a dudas, en un modelo de vida más agradable y cómodo para los habitantes de la ciudad. podemos incluso decir, que desde esta actividad se le daría promoción al debate del estrategico tema de tomar con-ciencia de la urgencia de cómo sustituir las energías fósiles por energías alternativas en futuro que ya llegó.

Las comunidades se les agotó la espiral de la paciencia, se cansaron y ya no quieren esperar más. Frente a la inoperancia, ineficacia, desidia y la falta de imaginación de los gobernantes, pero, eso si, muy diligenciosos a la hora de hacerse complices de facto de las mafias del gas, el pueblo ha decidido actuar, ejerciendo el derecho soberano a restablecer y poner las cosas en su sitio.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 960 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Arnaldo Aguilar Dorta

Arnaldo Aguilar Dorta

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a269684.htmlCd0NV CAC = Y co = US