Es necesario transformar a Quibor de valle de los plaguicidas a valle de la esperanza

Jiménez: un municipio sin política ambiental

José Florencio Jiménez**, es un municipio de contrastes naturales. En la parte baja, se ubican poblaciones como Quibor, Cuara, El Hato, La Ceiba, Tintorero, con un clima y vegetación de semiárido; mientras que en la parte alta están Cubiro, Las Cuibas, Agua Negra, San Miguel, con selvas neblinosas, donde nace el río Turbio.

Una alta biodiversidad, donde destacan especies emblemáticas como el oso andino, el puma, pequeños felinos y diversas aves. Este municipio, es a su vez, el que se ha jactado, durante años de producir más del 70% de hortalizas de Venezuela, pero desconocen el hecho, de que es la región, donde existen las mayores tasas de intoxicación por plaguicidas y nacimientos de niños con malformaciones. Datos que nunca aparecen en los medios, ni en discursos políticos de ningún bando.

Destaca la inexistencia de una política ambiental capaz de manejar estos contrastes y conflictos que se generan por el uso de la biodiversidad, el suelo, el agua y una pésima gestión del alcalde saliente.

Jiménez tierra de contrastes Selvas neblinosas y bosques xerofíticos. Foto José Infante

INVERNADEROS CONTINUAN USANDO QUIMICOS

Según agro técnicos del municipio, en los invernaderos o casas de cultivo de Quibor; se continúan usando muchos plaguicidas. La idea original fue producir en estos espacios, sin agrotóxicos. Pero el "afán de ganar más dinero", ha llevado a la utilización de los paquetes tecnológicos agrícolas de las transnacionales.

Quibor tiene un gran potencial turístico foto cortesía

SIN POLITICA AMBIENTAL: AL ALCALDE ACTUAL NO LE INTERESA EL TEMA

Según el Profesor Urma Duim, presidente del Colectivo Ecológico Proyecto 3er Planeta, no existe en el municipio Jiménez un plan de arborización urbana, ni ninguna estrategia para proteger los árboles. Cuenta además que carecen de un departamento de ambiente en la alcaldía, lo que indica el poco interés que tiene para el actual alcalde el tema ambiental.

Se requiere una política ambiental municipal, que impulse al agroecología foto José Infante

SIN VERTEDERO, NI RELLENO SANITARIO

Según Duim, "el municipio no cuenta con vertedero, por lo tanto los desechos sólidos son trasladados también al vertedero de Pavia en Iribarren", al igual que lo hace el municipio Palavecino, otro municipio sin política ambiental en el estado Lara. Han proliferado botaderos espontáneos y en la zonas urbanas, la frecuencia de recolección es una vez por semana, existiendo deficiencias en las zonas rurales, donde la práctica es quemar o lanzar los desperdicios en cualquier zanjón.

DESTRUCCION DE LAS CARCAVAS

El profesor Duim, afirma que "los particulares han estado promoviendo invasiones en la zona de las cárcavas: un área de resguardo de la quebrada, con erosión natural, utilizada por estudiantes para trabajos de campo. Estas cárcavas la van rellenando con escombros o sedimentos, a la par de que van deforestando la vegetación xerofítica".

BOTE DE AGUAS NEGRAS

Alrededor de la quebrada Atarigua, en la zona de Pepe Coloma existe botes de aguas negras, desde hace tiempo, generando malos olores y proliferación de zancudos. Se requieren planes de fumigación permanente por parte de la alcaldía.

También en varias quebradas, las personas queman papel y otros materiales para combatir la plaga, lo que fomenta la contaminación atmosférica y las enfermedades respiratorias.

CONTAMINACIÒN POR PLAGUICIDAS PRINCIPAL PROBLEMA

Según Urma Duim, la contaminación por plaguicidas, ha sido y seguirá siendo el principal problema ambiental del municipio, debido a que la zona se siembra hortalizas, siendo estos los cultivos más contaminantes.

Las hortalizas constituyen un cultivo altamente contaminante foto José Infante

DEFORESTACIÒN EN LAS SELVAS ANDINAS

En la zona alta de Jiménez, existen selvas neblinosas, las cuales están siendo deforestadas para cultivos, construcción de viviendas y posadas. Esta situación trajo como consecuencia un Cubiro caluroso en algunas épocas del año, y la destrucción del principal atractivo turístico, los bosques que bordean las Lomas. Lamentablemente los Cubireños, están concentrados en ganar dinero y no están evaluando el impacto que la deforestación tendrá para el turismo y sus ingresos a mediano y largo plazo

Cubiro está perdiendo su atractivo y su clima de montaña por la deforestación foto José Infante

CONFLICTOS FAUNA-HUMANOS

En las montañas de Cubiro, en los últimos meses fueron avistados ejemplares de Puma (Puma concolor) especie que los pobladores llaman el Lion o León de montaña. Igualmente se han reportado la presencia de otros felinos, los cuales son cazados por los pobladores locales, porque supuestamente atacan el ganado o a las personas.

Lo que sucede en realidad, es que existe una alta deforestación y mucha cacería de especies como venados, conejos, lapas, cochinos de monte, las cuales, constituyen las presas de estos felinos, quienes ante la necesidad de alimentarse se acercan a los rebaños, o a los animales que son dejados solos en las montañas por sus irresponsables propietarios.

Esto es una práctica tradicional en Cubiro, Las Cuibas, San Miguel y otras localidades montañosas. Los productores tienen vacas, ovejas, cabras y las liberan irresponsablemente en las montañas, para que el animal se alimente de lo que pueda, llegando a abandonarlos durante meses, sin ninguna supervisión de los propietarios. Además muchos de estos animales, sin ser vacunados; lo que puede contribuir a difundir enfermedades entre la fauna silvestre.

LA CULPA ES DEL DUEÑO DE LA VACA

Entonces este ganado es atacado por el murciélago hematófago o vampiro común, quien los muerde es sus patas o cuello. También los depredadores se sienten atraídos por estas presas grandes, ante la escasez de especies autóctonas.

Ni el murciélago, ni los felinos son culpables; pues en realidad los criadores irresponsables con sus animales invaden sus hábitats. La culpa literalmente es "del dueño de la vaca".

ARTESANOS ACABARON CON LOS ARBOLES

Según Nildo Echegaray en un documento escrito para Lara en Red en 2004 "en Guadalupe, donde utilizan una madera muy fuerte y resistente, como es la vera, que …se encuentra en período de extinción por la utilización de la misma en forma desmedida y sin control..., que pone en peligro su existencia.

"Los talladores de Guadalupe se han visto obligados a recurrir a otros municipios donde se produce esta madera, tales como: Urdaneta y Torres. Además de la vera, se utiliza El Curarí, El Miguelito, El Matetere, que no son igual de fuertes, pero son maderas fáciles de trabajar".

Es decir acabaron con la madera en Jiménez, ahora van a destruir los bosques en otros municipios. Se requiere un plan sustentable donde se fomenten bosques de estas especies de lento crecimiento y a su vez, se busquen alternativas para trabajar con maderas de crecimiento rápido como El Pino, El Eucalipto, La Gmelina, La Teca y otras.

Es necesario exigir la responsabilidad ambiental, a estos pequeños y millonarios artesanos. Esta artesanía es de muy buena calidad y se vende a precios muy elevados. Es decir cuentan con los recursos suficientes para emprender planes de arborización.

Los artesanos de Guadalupe acabaron con el árbol de Vera por mal manejo Foto cortesía

EXONERACIÓN AMBIENTAL Y ALTOS COSTOS DE HORTALIZAS

Durante años el estado venezolano ha exonerado a los productores del campo de pago de impuestos, les ha permitido o tolerado destruir millones de hectáreas de bosques, sin permiso de ningún tipo, alegando algunos funcionarios "responsables de actuar", que ellos producen alimentos, por tanto "contribuyen con la seguridad agroalimentaria".

La situación actual, demostró con hechos y números, que ha sido una práctica totalmente negativa, donde toda la sociedad venezolana perdió, como se explicará a continuación:

Se perdieron los bosques, el ciclo del agua se alteró, disminuyó el caudal de la mayoría de ríos, otros desaparecieron. Se agravó el problema de suministro de agua potable a la población. Por esta causa, muchas comunidades protestan constantemente, generando alta conflictividad social. Se perdió el atractivo turístico de muchas zonas, desaparecieron las especies y el agradable clima de montaña.

Lo más increíble de todo esto, es que la población no puede adquirir alimentos en los mercados a precios accesibles. Los productores luego de años de subsidios y exoneraciones, hoy les venden los productos a intermediarios y estos llegan a manos de consumidores a precios altísimos. Es decir perdimos por todos lados.

Moraleja: Se deben aplicar las leyes ambientales, cobrar los impuestos de ley y supervisar la actividad agrícola nacional. Por supuesto, que se debe combatir el bachaqueo de insumos agrícolas y fomentar una agricultura orgánica, la cual no se practicaba porque supuestamente elevaría los costos de los alimentos.

CAFÉ DE COLOMBIA TAMBIEN ES VENEZOLANO

Una parte de la producción del café, termina en Colombia y este país lo comercializa internacionalmente, con una publicidad como "Café de Colombia". La realidad es que mafias de ambos países, se están llevando el grano que sale de las montañas de Lara, Táchira y Portuguesa, aprovechando la situación del cambio en la frontera, pagando precios más altos por el producto, pero sin aportar nada en asesoría, créditos, mejoramiento genético, vialidad rural, desarrollo comunitario, etc.

Colombia se lo lleva y listo. En este caso también perdimos: nos quedamos sin bosques, sin agua y el café debemos pagarlo a precios especulativos.

Moraleja: se deben cerrar las fronteras para evitar la fuga de productos venezolanos, se deben cobrar los impuestos de ley, aplicar sanciones ambientales por deforestaciones, cobrar los créditos que se exoneraron, y utilizar, la experiencia adquirida y estos recursos para recuperar las plantaciones de café agroecológico y garantizar que nuestro pueblo pueda adquirirlo a precios justos.

Un importante porcentaje del Café de Colombia se produce en las montañas de Lara, Portuguesa y Táchira foto cortesía

DEBILIDADES DEL MUNICIPIO JIMÉNEZ

 

Según Echegaray quien realizo un diagnostico en 2004, pero cuya realidad se mantiene, pese a cuatro años de nefasta gestión del alcalde opositor del municipio Jiménez. "La principal debilidad que presenta este municipio es que posee un gran déficit en el suministro de agua para el sistema de riego de cultivos y el consumo de la población".

 

"…No posee un mercado mayorista consolidado para la comercialización de la producción que se genera en el municipio.

…No existen significativas agroindustrias que procesen localmente todo el aporte de la producción que allí se genera.

…A pesar de que cuenta con potencial turístico, no posee instalaciones, ni servicios suficientes para la explotación del mismo (hotelería, restaurantes, servicio automotriz y comercio en general).

…El municipio Jiménez carece de institutos universitarios o tecnológicos, que permitan a la población adquirir formación en estudios agropecuarios para satisfacer las necesidades que la entidad presenta, por cuanto es una plaza de fuerte producción agrícola".

INSTITUTO AMBIENTAL PARA JIMENEZ-COMBATIR LAS MAFIAS

Debido a la realidad analizada y la pésima gestión del alcalde saliente. Se propone la creación de un instituto o dependencia del ambiente, municipal. La cual tenga ingresos propios, autonomía, logística y presupuesto suficiente para enfrentar los graves problemas ambientales del municipio.

 

Educar a la población para la agroecología y fomentar el cambio de su patrón de trabajo, como la liberación de animales en las montañas, el usos excesivo de agrovenenos, evitar la caza de especies, la deforestación, requiere definitivamente un órgano autónomo, centrado solo en estas tareas y una política municipal, dispuesta a poner orden y enfrentar las mafias, que encarecen, los alimentos, destruyen los bosques y secuestran la producción agrícola.

Se requieren grandes esfuerzos educativos para impulsar un modelo ambientalmente sustentable en el municipio Jiménez foto GUARDEAM

VALLE DE PLAGUICIDAD A VALLE DE ESPERANZA

Solo un gobierno verdaderamente revolucionario y con autoridad, puede trasformar a Quibor de un Valle de Plaguicidas, en un Valle de esperanza y oportunidades para todos, además de propiciar el desarrollo ambientalmente sustentable del municipio Jiménez y conservar su principal potencial los bosques, la biodiversidad y el agua.

 

**El héroe epónimo es José Florencio Jiménez, militar venezolano, oficial del ejército de Venezuela durante la Guerra de Independencia.

 

ANEXO

El municipio Jiménez está dividido en 8 parroquias:

Juan Bautista Rodríguez, capital Quíbor

Diego de Lozada, capital Cubiro

San Miguel, capital San Miguel

Cuara, capital Cuara

Tintorero, capital Tintorero

Paraíso de San José, capital Agua Negra

Mariano Peraza, capital La Ceiba

Cabo José Bernardo Dorante, capital El Hato

 

Envía tu denuncia ambiental o evento a:

 

ecoinfante@gmail.com

guardeamvenezuela@gmail.com

@joseinfante2016 @guardeam

animaleandovenezuela.blogspot.com





 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 808 veces.



José Gregorio Infante

Licenciado en Estudios Ambientales. Abogado. Comunicador Social

 ecoinfante@gmail.com      @joseinfante2016

Visite el perfil de José Gregorio Infante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Gregorio Infante

José Gregorio Infante

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US Y ab = '0' /regionales/a256348.htmlCd0NV CAC = Y co = US