¿Tendrá Chávez que traer la brocha?

Seguramente, cuando hable de carreteras destrozadas en el Zulia, la gente me acuse de repetitivo y posiblemente dirán que esto es llover sobre mojado.

Aunque sea sólo una presunción de mi parte, tampoco quiere decir que esté alejado de la realidad, así que permítanme, por lo menos, el beneficio de defenderme y argumentar que estos temas siempre estarán en el tapete, mientras tengamos la mala suerte de contar con gobernantes que no tienen ni siquiera dignidad.

Y es que impresiona como se hacen reclamos que están a la vista de todo el mundo, a juzgar por las personas que a diario salen de la ciudad y ven con sus propios ojos las condiciones de las rutas interurbanas y extra urbanas, y los gobernantes regionales ni siquiera se inmutan ante esas denuncias.
Ahora mi pregunta es: ¿Qué hacen con el dinero de los peajes que se cobra para el mantenimiento de las vías?

Por eso, amigos lectores, creo que nunca se llueve sobre mojado cuando denunciamos este tipo de irregularidad. Tenemos una dirigencia que escucha con mucha atención a la gente, pero no para solucionarle los problemas, sino con el firme propósito de trazar estrategias que le permitan seguir engañando a la población.

Desde hace tiempo, el Gobierno regional está convertido en puros amagos, en anuncios acerca de grandes proyectos que no cumple. Es más, él mismo sabe que son meras promesas, pero las hace para mantener la sensación de eficacia y eficiencia.

Porque para infortuna de ellos, piensan que todavía la comunidad cree en acciones demagógicas, y que nos pueden manipular con espejitos como en la época de la conquista.

Cuantas veces hemos visto, como en el Zulia intentan ocultar la realidad con avisos mediáticos. Les explico: cuando el Gobierno regional es denunciado de negligente como en el caso de las vías, en lugar de comenzar las reparaciones, sacan una publicidad millonaria anunciando la reparación de un colegio, un ambulatorio, en fin...
Pero eso es sólo un ardid que busca desvirtuar el tema, delastrarlo de esa responsabilidad sobre la que no tienen argumentos, como sucede con el deterioro de las vías.

Incluso, a veces anuncian proyectos, que verdaderamente confunden, como un puente alterno que comienza en el municipio San Francisco y culmina en la Costa Oriental, el cual sólo cabe en la imaginación del gobernador del Estado.
Y es que referente a ese proceder insensato abundan los ejemplos. Ahí tenemos la Lara – Zulia. Metieron unas máquinas, despejaron parcialmente la vegetación y le tienen clavado en la cabeza a la gente una avenida modelo, nunca antes vista en el país.

Ojalá todas esos proyectos se concreten, pues lo que se quiere en el Zulia son obras que beneficien a la comunidad, pero cómo creer en este Gobierno regional. Cuántos anuncios hemos visto de la Circunvalación Tres y sigue siendo una vergüenza para el Estado.

Pero sin ir muy lejos, tenemos el caso de la Circunvalación Uno. Cuando observamos esta avenida, uno se pregunta: ¿Tendrá Chávez que venir con una brocha?, porque ni siquiera cuenta con las rayas blancas en la partes que han logrado reparar después de tanto tiempo, para el buen funcionamiento del tránsito vehícular.

Eso si, poseen una excusa perfecta que ya la gente sabe de memoria en caso de accidentes por esta causa: el exceso de velocidad y la imprudencia originó la tragedia.

No voy a eximir de culpa a los choferes. Realmente conocemos de su imprudencia, pero también es bueno saber lo que se siente conducir un carro por una ruta oscura, sin rayado ni los famosos ojos de gato, en medio de tremendo palo de agua.

De todas maneras, no quiero desviarme del tema y aunque esto no es menos trascendente, en estos momentos solo pretendo que se entienda que no hay motivos para que esos caminos que nos comunican con otras entidades, estén deterioradas más que la negligencia de este Gobierno regional incompetente.

Porque si las reglas no han cambiado, la activación de los peajes tuvo como objetivo mantener como pizarras esas arterias, que se siguen deteriorando en las narices de esos dirigentes inconsecuentes, que a la fecha, no se ven por ningún lado, y mucho menos el dinero que produce el martilleo tributario en esas carreteras.

Periodista / albemor@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3151 veces.



Alberto Morán


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N Y ab = '0' /regionales/a23795.htmlCd0NV CAC = Y co = US