"El acidito"

Villa Rosa y la Ley de Vagos y Maleantes

A la visita del Presidente Maduro a Villa Rosa, el pasado viernes, se le dio un matiz mediático tergiversando lo acontecido. Es natural que a cualquier gobernante lo pueden cacerolear, porque siempre donde nos presentemos habrá quien no guste de uno; ahora bien, ¿qué pasó en realidad?: Al terminar el acto, Maduro se retiraba y vio a unas personas caceroleando en la vía, se bajo de su vehículo y se acerco a conversar con ellos (esto no lo hace nadie), por supuesto allí los protestantes aprovecharon para decir de todo y el Presidente los escucho y les habló; ¿qué tiene eso de malo?. Dicen que el Presidente agredió a los ciudadanos, fue totalmente falso y en los videos de la misma oposición se aprecia.

Pero este incidente nos deja dos cosas que corregir: 1) Al llegar al sitio pude observar que no había efectivos de seguridad en las azoteas de los edificios, atentos a posibles individuos que pudiesen atentar contra la vida del Presidente; 2) Presuntamente, los dirigentes del PSUV en Villa Rosa (Municipio García) solicitaron que el acto no se realizara allí porque era peligroso para la seguridad del Presidente, ante la situación económica por la que atraviesa el país, pero una o algunas personas se impusieron y dijeron que el acto era allí y punto; ¿quiénes serán para premiarlos?.

Lo que también quedó claro en la presente situación, fue que los señores de oposición fueron enviados a provocar al Presidente, pudiendo haberse presentado una situación que lamentar por las fallas planteadas. Menos mal que la revolución busca proteger la vida de los ciudadanos, porque si estuviésemos en los gobiernos de la cuarta, lleváramos palo y preso. Recordamos cuando el Presidente Caldera mando a poner preso a un ciudadano por el solo hecho de predecir su muerte, si todos tenemos eso más que seguro; amén de la aplicación de la bendita Ley de Vagos y Maleantes, por la que cualquier autoridad o Jefe Civil podía, sin orden Judicial, dictar o aplicar las siguientes medidas: a) Internación en una Colonia de trabajo o agrícola correccional (como la famosa cárcel del Dorado); b) Confinamiento; esta medida consistía en la obligación de residir, por un tiempo que no excedería de tres años, en lugar determinado, bajo la vigilancia de la autoridad que indicara el Ministro de Justicia.

Con esta Ley a los que trataron de agredir al Presidente y a sus promotores le hubiesen salido unos cuantos años de cárcel, si estuviéramos en la Cuarta República; Ley por cierto, derogada por la Corte Suprema de Justicia, el 14 de octubre de 1997, cuando Chávez andaba promocionado su candidatura y atacando esas aberraciones legales. Al llegar a la presidencia y aprobar la Constitución del 99 estableció en su artículo 44 que la libertad personal es inviolable, en consecuencia: Ninguna persona puede ser arrestada o detenida sino en virtud de una orden judicial; y la misma tiene derecho a comunicarse de inmediato con sus familiares; entre otras garantías.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3493 veces.



Reinaldo Silva


Visite el perfil de Reinaldo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad