Salve a Barquisimeto de ser la ciudad ideal: no se lo merece

Alfredo Ramos nos volvió a robar los carnavales

Una vez más y por tres años consecutivos, el alcalde progresista Ramos, nos roba los carnavales. También nos quitó la feria, con la excusa de que ahorra recursos para el tema de la basura; asunto con el que no ha podido, demostrando que es el peor alcalde que ha sufrido el municipio Iribarren.

Vamos aclarándole a esta mafia progresista; que el servicio de aseo urbano lo paga cada familia Iribarrense y por cierto bien caro. Han ido reduciendo la nómina de barredores y robándoles los beneficios a los obreros de Imaubar. La ciudad está abarrotada de basura, simplemente por su incapacidad, nada más.

Sr. Alfredo Ramos, no le siga mintiendo al pueblo de Iribarren; ud no tiene capacidad para dirigir el municipio y si quiere ahorrar. Muy bien suspenda la multi millonaria campaña en Televisoras de cable, canales regionales, prensa, radio y medios electrónicos. Demuestre que realmente quiere ahorrar; pues los carnavales abrían costado apenas una fracción de lo que ud. gasta en promoverse.

Deebemos reconocer y defender estas fiestas; que son manifestaciones populares, tradiciones de las ciudades y demuestran el nivel organizativo, artístico y cultural de nuestro pueblo. Ud desconoce lo importante que es para nuestra gente sus manifestaciones artísticas y para cada familia llevar a sus niños disfrazados a estas actividades y disfrutar del talento artístico musical Barquisimetano.

Por otro lado los carnavales permiten promover la ciudad, captar turismo, claro cómo va a querer ud. Que vengan visitantes a la desordenada, llena de basura y caótica ciudad de Barquisimeto, entiendo que a ud, le da pena ajena.

Por otra parte ud. anda escondido del pueblo. No soportaría estar en una tarima y la gente gritándole que mande el aseo urbano a su comunidad; que le griten que Imaubar aumenta las tarifas y cobra puntual pero difícilmente manda los camiones a recoger la basura. Pero ese es su problema: la pésima gerencia del municipio; no nos robe nuestras manifestaciones culturales.

Ud. y Falcón trasformaron los carnavales en depravación y espectáculos donde vienen artistas extranjeros a llevarse los dólares del país; una fiesta de puros reguetoneros poniendo a perrear a los niños. Puro licor, exhibicionismos; eso no es tampoco el carnaval que quiere nuestra gente y que por supuesto es exageradamente costoso, por los negocios que uds hacen con las productoras de espectáculos que casualmente siempre son empresas de familiares y amigos dejándoles grandes comisiones.

Queremos unos carnavales bonitos, musicales, decentes. Miles de niños disfrazados, muchas comparsas organizadas en escuelas, comunidades, instituciones como mensajes alegóricos a los simboles patrios, a la naturaleza, a los personajes de la cultura nacional, con mensajes positivos y educativos para toda la población.

Queremos unos carnavales que impulsen el talento local, bandas show, academias,orquestas, grupos musicales, artistas noveles, poetas, músicos de diversos géneros, preparándose con meses de anticipación para dar su mejor espectáculo al municipio, artistas debutando y dándose a conocer y transformado a estos carnavales en la oportunidad que los artistas desean para impulsar sus carreras y ratificando a Barquisimeto como la capital musical de Venezuela.

Muchos niños y jóvenes, ensañaban arduamente en bandas shows, grupos musicales, academias de modelaje, grupos de coreografía, con la ilusión de presentarse y que sus familiares los vieran desfilar. Ud, Alfredo Ramos les robo la ilusión a estos jóvenes, que se mantenían ocupados en estas actividades; por consiguiente ud. promueve el ocio en la juventud, porque ni siquiera una programación deportiva tampoco realizo como paliativo.

Los carnavales impulsaban el trabajo de cientos de costureras que confeccionaban disfraces, estimulaba el comercio, genera trabajos especiales, en herrerías, carpinterías, talleres y otros relacionados fabricando las carrozas. Esto estimula la economía local y genera puestos de trabajo.

A lo largo de la historia hasta los emperadores han permitido a sus pueblos disfrutar de estas fiestas, pues son derechos adquiridos de la gente: El derecho a la recreación y a la cultura.

Pero que va a entender el burro de orejas y que puede entender los progresistas de las necesidades del pueblo. Que pueden entender los burgueses de pueblo, sis hasta diputados de la mesas de la unidad pidieron hasta 15 días de permisos para pasar los carnavales en otros países.

Nos roban los carnavales, las ferias y vuelven a Barquisimeto un caos, abarrotada basura, botes de agua, calles rotas, destrozan las áreas verdes y talan los árboles. Por otro lado se adueñan de la divina pastora para promocionarse; se justifican diciendo que es para ahorrar recursos, pero aumentan la inversión en publicidad para promover su ego que es lo único que pueden promover porque obras que mostrar no tienen ninguna.

Aumentan los viajes por Venezuela en campaña política, realizan grandes negocios con contratistas y obtiene fabulosas comisiones, se pagan viáticos, cuentas de celulares, viajes, comidas y demás; derrochan en regalitos y hoteles para sus amantes; pero le dicen al pueblo que deben suspender los carnavales para ahorrar.

Que descarados son estos progresistas, hasta cuando roban al pueblo de Lara y desconocen su interés, su cultura, sus manifestaciones populares. Basta ya; Lara e Iribarren exigen una nueva opción política que respeta el pueblo y ame profundamente a este estado.

Devuélvanos nuestros carnavales, nuestra feria, nuestra música, nuestra ciudad limpia y ordenada. Fuera los progresistas de Lara, basta ya.

Ah mundo Barquisimeto



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1409 veces.



José Infante

Licenciado en Estudios Ambientales. Abogado. Comunicador Social. Guardaparque

 ecoinfante@gmail.com      @joseinfante2016

Visite el perfil de José Gregorio De Sousa Infante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: