¿Qué pasó en San Félix el 31-07-2015?

Desde hace rato los profetas del desastre vienen augurando un estallido social. Los síntomas nos van indicando la naturaleza del mal. La población guayanesa a estado sometida al lado más perverso de una guerra económica que ya nadie niega. Aquí, al sur de Venezuela, cerquita de Guyana, se han estado ensayando TODAS las formas posibles de subversión. Sindicatos bajo el control de pranes, empresarios sin escrúpulos, trabajadores alcahuetas, delincuentes cartelizados por sectores en la ciudad, escandalosas colas en prácticamente todos los comercios de de distribución y venta de alimentos sometiendo a los consumidores al vejamen y la humillación durante horas y horas los 7 días de la semana y aquí se incluyen desgraciadamente a los viejitos y viejitas de la tercera edad que bajo sol y lluvia son sometidos a estas miserables colas, una guerra de transporte público entre la alcaldía y la gobernación del estado en la que cada uno tiene su propia flota y sus propias reglas para prestar el servicio sin importarles el daño que le causan a la población, todo por apetencias e intereses políticos que nada tienen que ver con la Revolución ni sus postulados así ellos digan lo contrario porque los hechos son evidencias que los condena.

El 31-07-2015 desde tempranas horas de la mañana se encadenaron eventos desafortunados para generar un trágico desenlace con un fallecido y decenas de heridos y detenidos que tuvo un impacto mediático en toda la ciudad y repercutió más allá de nuestras fronteras patrias. Cómo comenzó todo este maremagno, les tocará a las autoridades determinar con certeza y contundencia para llegar al fondo de esta lamentable situación y más allá de encontrar y aplicar justicia a los culpables de estos sucesos debemos preguntarnos con honestidad ¿Qué pasó en San Félix? ¿Por qué ocurrió? ¿Cómo se llegó a esta situación?

No cabe ninguna duda que San Félix es el epicentro de unas acciones criminales bien planificadas por mentes asesinas e indolentes a las que sólo las mueve el poder y el dinero. Alguien se está aprovechando a manos llenas de la tragedia de una guerra económica y de un saqueo sistemático que le quita a la gente su dinero y su esperanza. El chofer que conducía el bus de transporte público de la Gobernación del Estado Bolívar (así como lo lee) que prendió la mecha del desorden, no era la primera vez que lo hacía ni el único que lo ha hecho hasta ahora, eso es práctica común en esta ciudad todos los días, es producto de una anarquía y de una dejadez suprema de hacer medianamente lo que le corresponde a cada quien desde las esferas del control ciudadano, desde las autoridades municipales (ediles y alcalde) como estadales (diputados y gobernador) incluso diputados y diputadas de la Asamblea Nacional no pueden decir alegremente que no saben de estas prácticas o que eso es mentira, porque sería como reconocer su profunda incompetencia e incapacidad para resolver un asunto tan cotidiano y vital para el buen funcionamiento de la ciudad como lo es el transporte público. Se supone que el transporte público urbano es competencia EXCLUSIVA de las alcaldías municipales y el inter urbano de las gobernaciones y el extra urbano de las autoridades nacionales, pero aquí en Ciudad Guayana, uno no sabe de qué palo ahorcarse a la hora de quejarse sobre el mal funcionamiento de este servicio, sólo así podemos explicar que los buses de la alcaldía y la gobernación prestan el servicio con tarifas diferentes, trabajan en horarios exclusivos como si fuesen empleados de oficina con sueldo de quincena, los fines de semana los buses de la alcaldía NO PRESTAN SERVICIO, lo que nos da a entender que el alcalde considera que para ir a los sitios recreativos un fin de semana, al parque Cachamay, al Loefing, al parque de la Navidad, al Malecón de San Félix, a los centros comerciales o a los cines no hace falta transporte público, el que se quiera recrear o divertir sanamente que pague taxi, por cierto, un taxista cobra por movilizar a una persona desde San Félix a Puerto Ordaz o viceversa de 800 a 1000 bolívares, es decir, 4 0 5 salarios mínimos diarios, la carrerita mínima te sale en 300. No pregunten por qué. La Gobernación está construyendo la infraestructura para prestar un servicio de transporte masivo que han promocionado como la panacea que resolverá todo este caos, ayer en la Expo Feria Bolívar Potencia que se realiza en el CTE Cachamay le preguntaba a las lindas chicas promotoras en el stand de la gobernación cómo es eso de la circulación a contraflujo de los buses del BTR (Bus de Transporte Rápido) y la movilización de los pasajeros hacia y desde las paradas que se están construyendo toda vez que éstas están ubicadas en el lado contrario a su lugar natural y lo único acertado que me argumentaron es que el 10 de agosto de 2015 un Bus Escuela circulará por las rutas explicando a los usuarios el funcionamiento del sistema. Esperemos el 10.

Si usted se para cerca de un incendio con un bidón de gasolina, lo más probable es que no sea para apagarlo sino todo lo contrario. Esto fue lo que hizo el chofer del bus al pararlo cerca de una multitud enardecida y desesperada por comprar a "precios justos" productos de primera necesidad y cobrar arbitrariamente hasta 5 veces más la tarifa del servicio de transporte (había un paro de transporte decretado unilateralmente) fue como tratar de reproducir los infaustos e inenarrables eventos del triste "Caracazo" de 1989. ESTABA PIDIENDO A GRITOS ¡VENGAN A QUEMAR EL BUS QUE NO ES MÍO! ¡ARRASEN CON ESOS NEGOCIOS DE CHINOS ESPECULADORES! Esto no fue un hecho fortuito ni casual, fue la consecuencia natural de la sumatoria de una serie de circunstancias negativas que el gobierno se niega a reconocer. Los que estamos del lado de la Revolución y no llevamos gríngolas para ver la realidad no negamos que exista un irracional ataque a la población en general por parte de actores internos y externos que en su afán de alcanzar el poder y derrocar al gobierno actúan contra natura, los vemos y oímos todos los días, incluso desde ya avisan lo que harán estando en posiciones de control y poder, no buscan el bienestar social o económico del país, sólo pregonan venganza y revanchismo, borrar del mapa a todo lo que huela a chavismo, a Revolución, pero también debemos elevar la crítica a los niveles del debate sin que medie la descalificación a priori, estoy plenamente convencido que el 90 % de lo que se publica en el portal Aporrea.org está dirigido a corregir los errores que se han cometido y se siguen cometiendo por parte de los cuadros dirigentes de la Revolución, y mejorar lo bueno que se ha hecho hasta ahora, no se escribe y se critica para descalificar a nadie, son los alertas que desde las bases se encienden para que sean atendidas con prontitud y eficacia por quienes tienen la sagrada responsabilidad ante la historia de tomar las decisiones que nos conduzcan a la plena liberación y auto sostenibilidad de nuestros planes de desarrollo para legar a las futuras generaciones un país digno y grande. No hay peor ciego que aquel que no quiere ver ni peor sordo que aquel que no quiere oir...

En San Félix, en la Mesa de Chirica a los pies del Cerro el Gallo, el 11 de abril de 1817 Manuel Carlos Piar inició el largo ciclo de liberación de los pueblos suramericanos, fue la batalla más trascendental de nuestra gesta emancipadora del yugo español y hoy, 198 años después en el mismo lugar de aquella heroica batalla, el pueblo reclama con derecho lo que la historia y la Revolución le deben: RESPETO Y JUSTICIA.

matatigre68@gmail.com

@macfidelio2010

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1933 veces.



Fidel J. Rodríguez


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: