¿Vamos a dejar morir al Guardián de la la Laguna de Tacarigüa?


El efecto del cambio climático es una realidad. Sus efectos perversos nos están afectando como nunca antes en las historia se había visto. Barlovento no escapa de ese fenómeno destructivo que es consecuencia del modo de vida consumista que llevamos caracterizado por un tipo de desarrollo que esta resquebrajando desde ecosistema sensibles hasta la perdida de ríos, faunas marinas, aves silvestres y ciertos productos alimenticios tradicionales. Unos de los principales factores de ese efecto negativo de toda humanidad a nivel mundial es el alto nivel de consumo de petróleo, por un lado, el uso indiscriminado de fertilizantes para los cultivos agrícolas, el avance silenciosos de los transgénicos, como el maíz con que se hace la Harina Pan, que es el mismo maíz transgénico que se utiliza para engordar ganado y caballos, de ahí el aumento vertiginosos de la obesidad en las y los venezolanos en la actualidad.

MOROCHO IRIZA, LA SENSIBILIDAD Y EL PLAN DE LA PATRIA

No es improvisado. Su palabra que es profunda se confunde con los tiempos ancestrales. Mitológicamente es el resplandor de Chanchamire, el protector espiritual de la Laguna. Mide milimétricamente cada palabra que sale de su boca, la gestualiza, la desliza con objetivo certero como el pelícano cuando se lanza sobre su presa. Se trata de Hector Iriza, mejor conocido como Morochito. Calle arriba, calle abajo, con sus lentejuelos tratando de sensibilizar a jóvenes y público en general para que defiendan su patrimonio ecológico amenazado. Este hombre, sabio, sereno y defensor solitario de la Laguna de Tacarigua, esta convencido que hay que defender ese hermoso paisaje ecológico ambiental donde Yemayá (Diosa del mar) se abraza con Ochúm, la Diosa de las aguas dulces, produciendo un hermoso espectáculo entre peces que saltan, evadiendo la cantidad de filetes que agarran irresponsablemente peces sin discriminación, lo cual rompe con la cadena de la reproducción y de ahí que algunas especies hayan casi desaparecido como la Mojarra. Pero además de los filetes, es el ruido y la gasolina de las lanchas a motor que afectan a los peces y contaminan las aguas. Morochito ha sido un guía sabio para los análisis de los peligros que amenazan la Laguna realizado por el Ivic, la Unesco, un sector del desaparecido Ministerio del Ambiente y CENTRO DE ESTUDIOS NACIONALES DEL AMBIENTE de la Universidad Central de Venezuela. . Pero Morochito, no es solo el sabio por excelencia de la Laguna, es un militante que se diferencia mucho de quienes poseen solo el conocimiento académico para regocijo de si mismo o una tesis de grado, postgrado o doctorado. Para él, el conocimiento es la vida misma, es militar en la vida para la defensa en lo que se cree. Iriza, representa, lo que en el Plan de la Patria se denomina saberes ancestrales, los cuales son estratégicos para reconstruir el país. El quinto objetivo del Plan de la Patria (2013-2019) convoca a sumar esfuerzos para el impulso de un movimiento de carácter mundial para contener las causas y revertir los efectos del cambio climático que ocurren como consecuencia del modelo capitalista depredador. El nuevo Ministerio de Ecologia debe apoyarse en Iriza quien conoce palmo a palmo los ochenta kilómetros de unas de las lagunas mas grande del Estado.

"CHUCHO TODA MI VIDAHE SIDO REVOLUCIONARIO Y AHORA FÍJATE, CHICO, NI BOLAS ME PARAN… NO ES JUSTO VALE"

Sufrió persecusiones, amenazas, algunas veces tuvo que enconcharse, por oponerse férreamente a los planes destructores de la Laguna, liderizados por urbanistas irresponsables, bajo la complacencia de los gobiernos de la Cuarta República. En 1980 organizamos, conjuntamente con Carlos Caique Rodriguez, el negro Antonio Duarte y contando con el apoyo de la recordada combatiente Argelia Laya, un encuentro en Defensa de la Laguna, donde participo, Cenam, Unesco, entre otras instituciones. Luego le hicimos un homenaje a Morochito en San José de Barlovento. Apoyó contra viento y marea desde sus inicios al proceso Bolivariano con su corazón irreductible. Hoy, sin embargo, no goza de una pensión, no goza de un reconocimiento de parte del Estado como Sabio viviente y a ello se le suma esta situación lamentable por la que artaviesa, le tienen que aplicar quimioterapia para prolongarle la vida. El Estado no se ha preocupado ni por apoyarle así como tampoco en darle su pensión vitalicia. Esto es un hecho vergonzoso de parte de un Estado que cree en la redimensión humana. Es terrible que Morochito se nos muera de mengua. Dejo este escrito para que el alcalde Monterola agilice una ambulancia para que trasladen a Morocho el día lunes 11, para una sesión de quimioterapia en El Llanito. Cuando lo llamé desde New Orleans, donde actualmente cumplo funciones diplomáticas, me dijo con voz quebrada, "CHUCHO… TODA MI VIDAHE SIDO REVOLUCIONARIO Y AHORA FÍJATE, CHICO, NI BOLAS ME PARAN… NO ES JUSTO VALE". Hago un llamado al ministro barloventeño Elias Jaua (Ministro de Comuna, Corpomiranda y además de Protector de Miranda) a que por derecho humano le consiga su pensión a este líder de la revolución ecológica planetaria como lo sonó el presidente Chavez. Hagamos un gran encuentro ecologico por la defensa de Barlovento en Homenaje al gran Morochito Iriza. ELÍAS Y ALCALDE MONTEROLA, EL TELÉFONO PARA AYUDAR A MOROCHO ES: (0412) 700 6802.

 

 

 

Morocho Iriza guardían de la Laguna de Tacarigúa


 

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2713 veces.



Jesús Chucho García


Visite el perfil de Jesús Chucho García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas