Carretera Pariaguán-El Tigre, indolencia y peligro

En cierto encuentro de poetas celebrado en Puerto La Cruz le comenté a Tarek William Saab, quien fungía de gobernador del estado Anzoátegui, su descuido en la reparación de la carretera Pariaguán-El Tigre, a propósito de la muerte de siete miembros de una familia amiga, como consecuencia de un enorme cráter ubicado a la altura del famoso Cerro del Policía, sitio éste que cuenta con más de un centenar de muertos producto de choques y volcamientos. En esa oportunidad me respondió que había invertido más de diez mil millones en la misma y que no se explicaba su mal estado. Obviamente nunca supervisó esa inversión y ni siquiera transitó por dicha carretera nacional.

El actual gobernador Aristóbulo Istúriz aplica la misma indolencia administrativa. Esta vialidad da asco. Nuestros autos se desarman. Las partes del tren delantero de rompen, los neumáticos también, las puertas chillan y los vidrios se rajan por las vibraciones. ¿A quién le importa esto? Al parecer a PDVSA no, ni a los ministros correspondientes. Al alcalde del Municipio Simón Rodríguez, Jesús Figuera tampoco. Al alcalde del municipio Miranda, Tomás Bello menos, aunque la transita diariamente porque vive en El Tigre. Para suma de males, los malandros atracan de noche y arrojan obstáculos para forzar la detención del tráfico y encañar a los transeúntes.

La explotación de la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez tiene asientos relevantes en Pariaguán, en San Tomé y en San Diego de Cabrutica, lo que genera un altísimo flujo vehicular de gandolas, camiones, maquinaria pesada, rústicos y demás tipos de transportes. A esto se suma el peso del hierro que pasa por este eje nacional proveniente de Guayana hacia Centro-Occidente. Sin embargo, no hay una inversión real, efectiva y duradera en esta guillotina vial. El Estado venezolano tiene esta grave deuda de infraestructura vial, a pesar de la promesa del asfaltado desde Valle de La Pascua hasta la entrada de El Tigre, que cuelga de una minúscula valla publicitaria en el sector Oasis. ¿Qué espera el Presidente Nicolás Maduro para poner solución a esta calamidad social en esta zona agrícola y petrolera fundamental para el desarrollo de Venezuela?

En nombre de todos los usuarios afectados y en nombre de la memoria de nuestro Comandante Eterno, hago la imperiosa solicitud de que se atienda de una vez esta calamidad vial para salvaguarduar nuestras propiedades vehiculares y salvar vidas de venezolanos y venezolanas, de todas las edades, que no merecen morir en este cementerio intraurbano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2159 veces.



José Pérez

Profesor Universitario. Investigador, poeta y narrador. Licenciado en Letras. Doctor en Filología Hispánica. Columnista de opinión y articulista de prensa desde 1983. Autor de los libros Cosmovisión del somari, Pájaro de mar por tiera, Como ojo de pez, En canto de Guanipa, Páginas de abordo, Fombona rugido de tigre, entre otros. Galardonado en 14 certámenes literarios.

 elpoetajotape@gmail.com

Visite el perfil de José Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a193521.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO