La Grita tendrá un solo gobierno

Con el retorno de Macario Sandoval a la Alcaldía de Jáuregui, los pobladores de La Grita encontrarán una gran diferencia con las anteriores gestiones revolucionarias, ya que la nueva administración municipal estará enmarcada, en el Plan de la Patria y en sintonía con los intereses de la Revolución Bolivariana.

Los objetivos históricos y estratégicos que se reflejan en el programa del líder, apoyado por el PSUV y el GPP para asumir las riendas de la nueva gestión municipal a partir del 2014, están orientados a buscar soluciones con una nueva manera de gobernar, bajo la batuta del poder popular expresado en los Consejos Comunales y en Las Comunas y el cual incluso, está muy lejos de las propias gestiones del pasado de Macario.

Esta nueva base democrática, participativa y protagónica dista mucho de las ofertas de un líder, venido de la fila empresarial y asesorado en esta campaña por sus fracasados padrinos del Proyecto Venezuela de Valencia; ahora amparado como burgués de orilla para ser candidato de la oposición.

Manejado desde Colombia por el líder de la fracasada Seguridad Democrática, Álvaro Uribe Vélez; a quien por cierto, el propio pueblo colombiano apartó del gobierno, por sus estrechos vínculos con el narco- paramilitarismo, el líder de la oposición pretende llegar a la Alcaldía de Jáuregui.

Dejar huérfana a la Alcaldía de Jáuregui, próxima a nuestra frontera, tiene junto a otros municipios vecinos, una acción estratégica que defender, por su importancia para el MERCOSUR, su salida hacia el Lago de Maracaibo, su aeropuerto de La Fría y la inmediata presencia una futura vía ferroviaria. Obviarlo, es dar la espalda a las nuevas políticas de la integración latinoamericana y al gobierno Revolucionario del Presidente Nicolás Maduro Moros, quien en estos momentos desenmascara a la burguesía parasitaria y derrota su fallida guerra económica, desatada contra el pueblo venezolano.

La suerte de las próximas elecciones del 8 de diciembre está echada. El candidato Macario Sandoval representa una experiencia al lado de las luchas populares y de su curtido batallar en las lides políticas y académicas, para emprender una nueva forma y manera de hacer gobierno.

Uno de los retos que tendrá el líder del PSUV y el GPP será el de saberse rodear de gente joven, calificada y alejada del pasado, con suficiente capacidad técnica para hacer equipo y marcar la diferencia con las anteriores gestiones de la IV República; incluyendo las propias administraciones del Macario del pasado y la gestión de una Alcaldesa ciega, sorda y muda.

Macario ya no podrá darse el lujo de seguir siendo un “Matusalén de la política”. Con visión estratégica y claridad ideológica deberá formar los nuevos cuadros de la Revolución en Jáuregui y los de su propio partido rojo, rojito en la “tierra del Santo Cristo”.

Su empeño por sincronizar el Plan de la Patria Municipal, ya no es una utopía. El “Comandante Supremo” Hugo Chávez dejó su legado y testamento muy claro. Las reglas del juego están establecidas y los nuevos alcaldes o alcaldesas y concejales o concejalas, quienes resulten electos el próximo 8 de diciembre, deberán ajustarse a tales postulados.

La orientación política está signada dentro de la Revolución Bolivariana a seguir en un sólo gobierno. En Jáuregui, Macario Sandoval, Vielma Mora y Nicolás Maduro Moros están condenados al éxito. En La Grita llegó la hora para que el pueblo organizado ejerza plenamente el Poder Popular y aleje las oscuras amenazas del “brujo de las mangueras”. Independencia y Patria Socialista..¡Venceremos!.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1824 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas