La ventaja de Pérez Pirela es que no pueden llamarlo corrupto

El joven filósofo y analísta político, Miguel Angel Pérez Pirela, candidato a la municipalidad maracaibera, se convirtió en una piedra en el zapato para su oponente, la actual alcaldesa Eveling Trejo de Rosales. ¿La razón?, muy sencilla; nadie puede calificarlo de corrupto, a diferencia de la mayoría de mandatarios que han desfilado por el apetecido ayuntamiento.

En esta calurosa región estamos acostumbrados a campañas de chantajes, de mentiras y de sacarse los trapitos a la calle relacionados con el hurto, el robo y el saqueo del dinero y los recursos del pueblo, cuestión que se convierte en la principal arma de ataque al adversario.

Son eventos electorales vergonzosos de situaciones en las que los aspirantes, incluyendo a la actual alcaldesa, se deshacen en promesas de obras que nunca cumplieron a pesar de tener la oportunidad de ejecutarlas al frente del municipio. Y lo más cumbre es que pretenden que se les crea y se vote por ellos. ¡Qué poca estima por el pueblo noble!

Lo peor de esas candidaturas es que los aspirantes primeramente se conocen por los hechos vandálicos en sus administraciones, incluso con señalamientos específicos de sus actos delictivos que nos cansamos de leer en la prensa; y luego por sus propuestas que en boca de un corrupto no pueden ser más que falsedades y demagogias.

Pérez Pirela ha revolucionado la forma de hacer campaña electoral en Maracaibo, primero utiliza un lenguaje de altura cónsono con el respeto que merece la gente que lo va a elegir el 8-D; segundo, aún cuando es un hombre de televisión no visita las comunidades como artista a su fanaticada ¡no señor! hace un análisis exploratorio de las necesidades de los barrios, con el objetivo firme de tener un diagnóstico preciso para cuando se monte definitivamente en el aparato. Tercero, maneja un discurso de amplitud e inclusión en la que no deben tener objeciones la clase alta, y mucho menos la media y la baja si de verdad apuestan a un municipio digno; cuarto, no hace promesas populistas increíbles, plantea soluciones viables; quinto, ya realiza gestión de alcalde ante el desgobierno de Eveling de Rosales, sobre todo en casos como el reciente ocasionado por la lluvia en que la gobernante desapareció y apareció dos días después que bajaron las cañadas.

Por eso, a mi juicio, si una cosa se le agradece al Presidente Obrero, Nicolás Maduro, es renovar los cuadros candidaturales a las alcaldías y aquí en Maracaibo, nombrar a Pérez Pirela, que con el sólo hecho de que no lo pueden calificar de bandido, neutraliza casi en cien por ciento las descalificaciones arteras del enemigo.

albemor60@hotmail.com

@AlberMoran


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1716 veces.



Alberto Morán


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a174508.htmlCd0NV CAC = Y co = US