En el estado Bolívar es letra muerta

♪ ♫ ♬ …La Ley Respetando… ♪ ♫ ♬

Tal vez esté generalizando y pido disculpas de antemano a los ciudadanos que viven en el Estado Bolívar y que son personas de bien.



Pero afirmo que, a pesar de que el Presidente Chávez resucitó los símbolos patrios, guardados en baúles en la cuarta república, y desempolvados en pocos y acartonados actos, un grupo que se llena la boca autodefiniéndose “chavistas”, incumplen descaradamente la ley.



Esto ocurre en el Municipio Angostura, antiguo Municipio Raúl Leoni, allá donde parece imperar la ley de la selva. Selva que está penetrando instituciones como alcaldías, consejos legislativos, sectores de la Guardia Nacional Bolivariana, la guardia del pueblo, y ha penetrado (¿o nunca salió?) profundamente en los consejos comunales.



El poder para el pueblo, consigna principal de la revolución bolivariana, no puede significar delincuencia, pues así llamo al desacato a la ley. Vestirse con franela roja y llenar el sitio del delito con afiches de Chávez, no puede significar impunidad ni hacer lo que le venga en gana.



Delitos ambientales de grandes proporciones están ocurriendo bajo la mirada tolerante de las autoridades del municipio. Delitos que claramente botan al pote de la basura los urgentes, innegables y necesarios principios contemplados en el V Objetivo Histórico de la Nación: Programa Patria del Presidente Chávez tomado como antorcha olímpica por el Presidente Maduro.



Esa luz parece no llegar al estado Bolívar. Muere al chocar con paredes de roca guayanesa, que se han ido construyendo, paso a paso, una tras otra, cual pesadilla kafkiana. Contra estas paredes chocan débilmente, sin apenas resonar, destellos de luz que vienen de las instituciones: Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, el INTI, tierras y hombres libres, la Defensoría Agraria, la Fiscalía Ambiental, los Tribunales.



Ninguna de estas instituciones ha podido, por ahora, detener el ecocidio. En este “por ahora” mantengo mi esperanza. Sus oficios, en negro sobre blanco, parecen también palabra muerta. El delito sigue cometiéndose sin nadie que lo detenga, árbol tras árbol, dejando un paisaje de fuego y desolación. Mientras que el humo es usado como cortina para esconder el lucro del contrabando de nuestra madera tropical.



Precisamente cerca, muy cerca, de la que Chávez soñó como “la ciudad de la madera”. ¿Será que ese sueño fue tomado al pie de la letra por estos delincuentes? ¿Será que habrá que insistir, desenmascarar a estas personas disfrazadas de chavistas y tratar de explicarles la sutileza de los límites? ¿Será que el concepto de la defensa de la naturaleza lo entienden como su propia e individual sobrevivencia?



Estoy observando en estos seudochavistas, amparados y aupados por instituciones bolivarianas, al menos de nombre, el medésimo comportamiento fascista que el grupo de dirigentes opositores nos está mostrando. Desacato a las leyes, el no reconocimiento a las instituciones cuyas decisiones en oficios son usadas como papel higiénico. Lo que es más grave es que exigen, a los que deben por función hacer cumplir las leyes, a la Guardia Nacional Bolivariana, una completa lealtad, en el nombre de Chávez. Denominarse bolivariana, la Guardia o cualquier otra institución, en sintonía teórica con la principal línea política del gobierno, requiere honestidad, verdadera conciencia socialista y honrar el nombre de Bolívar y del padre de esta revolución del siglo XXI.



Yo denuncio un golpe de estado, lento, silencioso, prolongado, al parecer indetenible, en el Municipio Angostura, que cambió de nombre pero no de esencia. Un golpe que está desarrollándose con distinta modalidad, disfrazado, contra-revolucionario, traidor. Bajo la mirada complaciente de autoridades chavistas.



El poder al pueblo debe otorgarse asegurando la probidad. Esto será fruto de la educación para vencer la ignorancia, para enseñar los verdaderos valores socialistas que no deben estar enterrados y pisoteados en la selva de Bolívar.



¿Habrá alguien que pueda ayudar? Por favor comuníquese conmigo.


flaviariggione@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2139 veces.



Flavia Riggione

Profesora e investigadora (J) Titular de la UCV.

 flaviariggione@hotmail.com

Visite el perfil de Flavia Riggione para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social