Se busca un líder auténtico

Debo informar que se trata de un líder revolucionario, bolivariano y
socialista, identificado con el PSUV y con las políticas del
Presidente Chávez.

Se solicita que sea margariteño o cochense de pura cepa o
consustanciado con los intríngulis de la política regional. Que
preferiblemente viva en un barrio o en una ranchería de pescadores y
en lo posible pertenezca a un consejo comunal.

No se requiere experiencia previa. No tiene que ser un Maquiavelo
para las maniobras politiqueras. Por el contrario, es conveniente que
no haya detentado cargos de elección en el gobierno ni se haya
burocratizado en esas cátedras de no hacer nada que son algunos
despachos oficiales.

No necesariamente tiene que ser joven, puede ser una mujer o un
hombre con buena experiencia de trabajo. En especial sería conveniente
que haya dirigido algún proyecto comunitario cuyos logros estén a la
vista y no sean puro cuento, como ocurre con la mayoría de los que
recibieron créditos millardarios que se convirtieron en sal y agua
(aunque algunos sostienen que fueron cambiados a dólares y reposan en
cuentas extranjeras).

Debe ser una persona que tenga pinta de humilde o gente decente, sin
que necesariamente le deba una vela a cada santo, pues algunos cobran
muy caro y con intereses usureros.

De ser posible un rostro fresco, no de los que aparecen monopolizando
a Chávez las pocas veces que viene a esta tierra. Que no utilice un
cargo de poder para obligar a sus empleados y dependientes a votar por
él o por ella. Que no haya repartido reales del gobierno a diestra y
siniestra en proyectos irrealizables o sin la debida fiscalización.
Ese es el mismo sistema que emplearon los adecos durante varios
lustros.

Queremos un líder o lidereza que sepa hablar, aunque no sea un
académico de la lengua. Sobre todo que llame las cosas por sus nombres
y le diga ladrón al que robe, sin andarse por las ramas.

No queremos un mediador entre los tracaleros y quienes no lo son.
Queremos uno que se cuadre con los revolucionarios íntegros y mande a
los demás a la mierda, sin prestarse a componendas.
Lo queremos nuestro y no importado o puesto a dedo.

augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1893 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor