La Gobernación de Anzoátegui 3R2

Tarek indiscutiblemente es una camarada fiel y leal al proceso y por su condición de gobernador y de persona vinculada a las luchas sociales; Tarek es un factor y actor político de importancia en el estado para hoy y para las luchas futuras.

Tarek sostuvo que la derrota del 26-Sep fue producto de un “nos confiamos y una desmovilización”. Ya el asunto se comentó en un artículo anterior y confieso, como lo presenté en mi última publicación, que sobre la gobernación no dispongo de información sistematizada, pero así como la derrota del 26-Sep pudo estar relacionada con las gestiones locales y estadal entre el 2008 y el 2010; el 2012 también va a depender de la calidad de gobierno que hagamos a estos niveles. (Ver www.aporrea.org/regionales/a110490.html

Conservando esta idea: los resultados electorales del 2012 dependerán de las gestiones 2011, creo necesario puntualizar algunas situaciones a nivel de la gobernación para ver si tienen algún sentido y se emprende una revisión con consecuencias prácticas.

He visto en publicidad y oído en reuniones, que a través de las Direcciones de Misiones –DIMISO-; Tarek y su gobierno ha desplegado un importante esfuerzo para corresponder con solicitudes de ayuda. Ignoro los montos en bolívares de esta asistencia, pero se discute de cantidades elevadas y ello nos advierte de un apoyo importante para atender situaciones médicas: intervenciones quirúrgicas, equipos ortopédicos. Reconociendo la importancia y el sentido humano de esta labor, es tiempo de reflexionar sobre los siguientes puntos: ¿Estos recursos no pudieron invertirse en la construcción de quirófanos en centros de salud del estado –CDI, Barrio Adentro- y conformar cooperativas de médicos cirujanos que atendieran esas intervenciones con un menor costo? ¿Esa política de pagar intervenciones no es un mensaje sobre el estado crítico del sistema de salud local? ¿No es negocio que engorda a las clínicas privadas? Esta política como se dice por ahí, va a los efectos y no a las causas y si se persiste en ese esquema de actuación; el presupuesto del estado no va alcanzar para cubrir las demandas. Esa política se hace inviable en el tiempo.

Puede ser un defecto visual mío, pero no veo proyectos de viviendas concluidos ni por concluir por parte de la dependencia del gobierno que atiende esta área. No he leído información sobre convenios entre las Alcaldías revolucionarias y la Dirección de Viviendas para urbanizar terrenos y promover planes de viviendas. En una revisión con una “R”, debe sonar muy ruidoso enterarse que entre la gobernación y las alcaldías de la zona norte no se hayan producido encuentros para concretar una política de urbanizar espacios. Una política como esta no existe, porque es extremadamente difícil que las alcaldías de la zona norte sientan eso como una necesidad y la Dirección de Vivienda del estado, entienda que esta iniciativa puede ser parte de una extraordinaria iniciativa.

¿Cuántas viviendas construye anualmente la institución responsable de esa área? ¿Construye 2.000 anualmente? ¿En cuánto disminuye anualmente la Dirección de Vivienda a disminuir el déficit de viviendas para familias de bajo ingresos? ¿En 3 %? ¿Este ritmo sirve para reciclar el déficit o disminuirlo? En todo caso, dudo que se produzcan muchas viviendas anuales y que esas 2.000 viviendas que se construyen, contribuyan a bajar el déficit. Probablemente, la Dirección de Vivienda sea una costosa e inoperante maquinaria burocrática que haya que enterrar, porque es una pesada carga que cambia de nombre en cada gobierno pero no se ven por ahí ni los avisos publicitarios anunciando los proyectos construidos o por construir. Si le aplican una “R” a esta dependencia quedaría muy mal y se le aplican una R2 al cuadrado, quedaría peor.

Tengo entendido que en la Gobernación existen tres o cuatro Instituciones para financiamiento de actividades productivas. FONDEPMI, Economía Popular, Sociedad de Garantías y Fondo Estadal. Una revisión con una “R” ha de conducirnos a identificar: ¿Cuántos créditos han ofrecido y entregados estas instituciones? ¿Qué servicios producen las empresas beneficiarias? ¿Cuál es la producción? ¿Cuántas de las empresas o cooperativas financiadas están operando? ¿Cuántos empleos sostenidos han generados? ¿Cuántos de los créditos entregados a los beneficiarios están siendo cancelados oportunamente? En esto y con mi falta de información hago otra apuesta y gano. Aquí por lo menos hay pocas cosas que contabilizar. No he visto un operativo de mercado ni una feria comercial para ver y comprar los servicios y productos que las empresas generan con el financiamiento que ofrece la gobernación. En esta área se ha organizado una política sin política.

De COVINEA sé menos, pero a apuesto que esta institución es exactamente DIMO, que era el nombre que tenía lo que hoy conocemos como COVINEA. Nombre nuevo, pero gerencia vieja. Me suena que este es una de los departamentos de la Gobernación que se merece un premio a la ineficiencia y eficacia.

Finalmente, veo con regularidad el programa Tarek Rinde Cuentas. Buena iniciativas; más sin embargo, no he visto uno en el cual tenga la oportunidad de observar el gabinete operando y discutiendo las situaciones, tal y como lo hace a veces Chávez. No haber visto un programa en todo este tiempo con estas características, me induce a esta reflexión: ¿Cada director funciona aisladamente? ¿Hay sentido de cuerpo? ¿Hay coordinación? Además de la correctivos que hay necesidad de imponer a nivel de la administración, no cabe una posición para alimentar los anti. Aquí para el 2012 todos hacemos falta y el que tenga mayor opción de representarnos, ese será la opción sin colocar ningún anti.

Eugieni27.salazar@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2278 veces.



Eugenio Salazar Brito


Visite el perfil de Eugenio Salazar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a110938.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO