El simulacro del 22-8

Preludio del 26-S

No lo podía creer… Me parecía estar viendo un espejismo.

Cientos de personas en las afueras del Liceo Libertador de Mérida haciendo colas a pleno sol  para entrar al interior, ya lleno,  con el fin de participar en un simulacro electoral.

Por experiencias anteriores, ni siquiera llevaba mi cámara, pues los anteriores simulacros, en los cuales  he participado en el mismo lugar,  nunca conté más de 30 personas y en  cosa de dos minutos salía para mi casa a leer la prensa dominical.

Hoy fue diferente. La cola de personas  llevando mas sol que una teja y animadas por participar me animó a escribir este  testimonio  para  ensartaos.com y aporrea.org

La oposición con sus candidatos  estaban aglomerados en una esquina mientras los chavistas ocupaban el 80% de los espacios. La maquinaria roja trabajando a todo vapor le imprimía  al acto el vigor  del inicio de una campaña electoral.  Se les veía  dispuesto a “Demoler” al enemigo apátrida, tal como lo ordenó el Comandante Chávez en Barinas.

Analizando el hecho y habiendo visto lo que hoy vi, pienso que nuestro pueblo ha madurado y ya sabe  que es lo que nos estamos jugando el próximo 26 de Septiembre. Como analista político había  calculado un 45% de abstención electoral para esos comicios, hoy creo que  si pasamos del 25% es  mucho.

La suerte de este proceso no está  en la cantidad de diputados que saque cada factor de poder, sino en la cantidad de  gente que salga a votar. Si los chavistas sacaran el 90% de los diputados con una abstención mayor del 50%, el triunfo seria pírrico. Habríamos obtenido la legalidad, pero no la legitimidad.

Con la demostración de hoy se arreciará  mucho más la campaña mediática de la oposición contra Chávez y  aparecerán más cadáveres, alimentos podridos y corrupción. El papel de los pitiyanquis es mostrar un país  en caos y hundido en el abismo para que el pueblo salga a votar en contra.  A ellos no les  importa la verdad ni la realidad. A ellos solamente les  importa  que el pueblo  pierda la fe y por inercia  se entregue a la desesperanza  votando en contra de Chávez y la Revolución Bolivariana.

Hoy recuperé la fe, hoy vi que  el Comandante  no terminará con la frase de Bolívar de “:He arado en el mar”. Hoy  puedo afirmar que la patria socialista soñada será una realidad. Estamos venciendo.

juanveroes64@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2396 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI