Razones para afianzar el Poder Popular

 El  cuadro actual de la coyuntura en Latinoamérica, caracterizado por el  apreciable crecimiento económico de la mayoría de nuestros países, nos permite  asumir una posición optimista y esperanzadora, muy a pesar de los nubarrones, heredados o  de reciente aparición en el escenario sociopolítico de  la región, que  muy a pesar de los esfuerzos, nos afecta.

    No queda duda acerca del despertar de la amplia gama  que conforman los sectores populares, cuyas manifestaciones concretas se palpan  en la voluntad  y la decisión que  asumen en los actos electorales.  Cada realidad nos retrata o refleja  elementos o variables,  que constituyen  el común denominador de una cartilla, receta o agenda que los agentes desestabilizadores tratan de imponer por distintas vías y métodos.

     Es así como cada uno de estos componentes de  agendas desestabilizadoras  ha venido tomando cuerpo para tratar de incubarse y lograr los efectos desastrosos y lamentables que deja a su paso. Hablamos entonces del nefasto paramilitarismo con  el pesado fardo que lo acompaña como es el narcotráfico, en el cual nuestros países se convierten en puente para destinos de alto consumo. Es precisamente Estados Unidos,  jurado de la desclasificación o no, quien  ostenta el record de recepción de drogas  que le entran por cualquier  forma y vía.

    Estos agentes de la desestabilización,  desde hace buen rato se dieron cuenta que  si al miedo que genera la inseguridad con todos sus bemoles, le agregas el no menos importante ingrediente del desequilibrio económico,  es posible que tengas hecho  buena parte del mandado.

     Es así como esta campaña   encuentra fácil caldo  de cultivo en países monoproductores,  rentistas,  con frágil proceso industrial y con una  descuidada actividad agropecuaria. Pero a pesar de los embates internos y externos,  son alentadores los planes para  propiciar  la  soberanía alimentaria, como elemento  clave  de liberación.  Al menos ese es el discurso y buena parte del accionar de la mayoría de los gobiernos de esta región.

     Esa coincidencia en el discurso y  el  positivo avance en las políticas integradoras regionales  son  resultados de  las búsquedas políticas  que hemos vivido en la Latinoamérica de los últimos 15 años.  Búsquedas y encuentros afincados en los principios ideológicos de nuestra idiosincrasia y los referentes libertarios. 

    Todos estos elementos, constituyen  una propuesta  que en los diversos  campos de la realidad social, afianzados  en la fortaleza del poder popular, comienzan a dar resultados. Una mirada a  los resultados y avances  sociales en cada uno de los países, nos da la razón.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 932 veces.



Juan Azocar


Visite el perfil de Juan Azócar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Azócar

Juan Azócar

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /poderpopular/a198111.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO