No aprendieron nada

Se volvieron a cometer los mismos errores fundamentales del pasado. Siguen sin entender. Nuevamente se cometen las mismas perversiones y abusos del poder político y económico. Se hizo sentir en la escogencia de los candidatos seleccionados. Otra vez el ventajismo. Muchos camaradas indignados de las UBCH me refirieron esta situación. La respuesta ante esto fue la desmovilización, como mensaje inequívoco de que ya basta, y que quieren un cambio sustantivo y profundo. Esperan que se erradiquen las desviaciones y el sectarismo que viene imperando en las estructuras del partido.

Basta ya de subestimar al pueblo. Han logrado mellar el fervor de las bases, que han perdido credibilidad en el liderazgo de quienes dirigen el partido. Esto es imperdonable. Este nefasto resultado del día 20 de julio obedece a que los que estaban llamados a aplicar las 3R y las directrices que nos dejó nuestro Comandante Chávez, en referencia a los cambios profundos que debían darse a lo interno del PSUV, no se aplicaron.

De nuevo hicieron oídos sordos. ¡Qué estupidez! ¿Qué será? ¿Qué le tienen repelús al poder popular? Este tipo de situaciones nos hace extrañar desesperadamente al Gigante. Y debo aclarar que salí a votar por la lealtad y compromiso moral que tengo y tendré por siempre por el que entregó su vida y genio para lograr lo que hoy tenemos, que es nuestra revolución bolivariana y profundamente chavista.

Es inaceptable que en estos tiempos convulsos que estamos enfrentando en el país, los actores políticos que ocupan cargos directivos en el PSUV no hayan hecho ningún esfuerzo por oír a la militancia, que desde los cuatro puntos cardinales gritaban al unísono: ¡Queremos cambios! ¡No a las cúpulas! ¡No al sectarismo! ¡No al amiguismo! ¡No al nepotismo! ¡No a la mediocridad! Y sí al poder popular.

¿Será que a caras de las próximas elecciones internas del partido donde se escogerán las nuevas autoridades regionales y municipales, veremos los mismos rostros y nombres de algunos que hoy ocupan las vocerías para el III Congreso y se resisten a ceder el paso a los nuevos liderazgos de las bases? No sería de extrañar.

Quiero y necesito albergar la esperanza de que nuestro Presidente Nicolás Maduro sepa interpretar el mensaje que le han enviado las bases que conforman el PSUV. Esto no es un juego. Lo sabemos. Se nos puede poner chiquita la cosa. Saben a lo que me refiero. Tenemos unas elecciones para la Asamblea Nacional el próximo año. ¿Estamos apostando a la división de la oposición? Eso no nos asegura nada. No hagamos lo que tenemos que hacer de este lado y veremos los resultados.

Ahora, espero no ser estigmatizada por haber hecho estas reflexiones, o quizás tildada de contrarrevolucionaria. Si lo hacen, realmente no importa, puesto que sé muy bien quién soy y lo que sí les puedo asegurar es que no soy traidora a mis ideales revolucionarios y principios. No soy oportunista. No soy indolente. No soy sectaria. No me creo imprescindible. No soy desleal por no callarme. Y, por supuesto, no aplico el nepotismo.

Ahora entiendo aquel dicho que dice que el hombre es el único animal que se golpea dos veces con la misma piedra.

¡Qué viva el poder popular que algún día tendrá poder! No olviden que solo el pueblo salva al pueblo.

Con profundo amor a mis camaradas,

Zulika King

Coordinadora General del Movimiento de Batalla Social Punta de Lanza



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2379 veces.



Zulika King

Coordinadora General del Movimiento de Batalla Social Punta de Lanza. Presidenta de la Fundación Punta de Lanza. Coproductora del Programa Radial "Trinchera del Poder Popular".

 zulikaking@yahoo.com      @ZulikaKing

Visite el perfil de Zulika King para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: