En tres palabras

Profecías del 2027: Fin de mundo. Por incumplir planes ¿Fracasará la COP27? El problema prioritario: El cambio climático. Llegó la hora (II)

"Estamos en un camino hacia el infierno climático…Estamos en la batalla de nuestras vidas y la estamos perdiendo…nuestro planeta se está acercando rápidamente a puntos de inflexión que harán que el caos climático sea irreversible"

Antonio Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, en su discurso de apertura de la Conferencia Climática anual de la ONU, COP 27, celebrada en Egipto en Noviembre de 2022.

LAS CASUALIDADES EXISTEN COMO TAMBIÉN EXISTE DIOS

Decía Pablo Picasso: "Yo no busco, encuentro". Con frecuencia, me ocurre. No estoy buscando "algo", al menos conscientemente, y de improviso, de ipso facto: ¡encuentro! Es como la imagen de la manzana de Newton o el Eureka de Arquímedes. Descubrimos relaciones que antes, en estado de consciencia o de cierto nivel de consciencia, no habíamos captado. No sé si logro explicarme. Al menos, yo me entiendo. Sin andarlo buscando, conscientemente, encontramos de improviso el algoritmo que da respuesta a nuestras interrogantes. Y…¡Zuas!

Se nos viene a la mente, o llega de improviso a nuestros pensamientos, la idea clave que responde incluso a las situaciones más complejas. Otras veces, ocurre lo contrario estoy pensando en algo o alguien y aparece como por arte de magia. Es como si el consciente el inconsciente activara al subconsciente. Y aunque, a veces, no encuentro lo que busco logro encontrar lo que no se me ha perdido. Y, a la visconversa.

¿A qué me estoy refiriendo? Pues, veamos:

LA EXTINCIÓN DE LA VIDA EN EL PLANETA TIERRA

¿Alguien sabe cuándo se extinguirá la vida en el planeta Tierra? Dicen que absolutamente nadie lo sabe. He oído decir que en las sagradas escrituras se dice que sólo Dios tiene reservado para sí la fecha y el lugar donde comenzará el llamado APOCALIPSIS o también llamado, para otr@s, el fin del mundo. Tal vez, esté cerca. No lo sé ¿Usted lo sabe?

Yo tampoco lo sé. Sólo sé que hay muy variadas versiones e hipótesis. Por ejemplo, mi abuela materna María Sansón lo simplificaba con esta expresión: "El mundo se acaba (fin de mundo) para quien se muere" Para ella, morir era y fue la manera de encontrarse de frente con el fin del mundo. Ergo, para ella el mundo se acabó cuando murió. De modo que, durante siglos, millones de seres vivos han experimentado el fin del mundo. Se nos adelantaron. Según algunas teorías, incluso, nosotr@s mism@s en otras vidas pasadas – si existieran – ya lo hemos vivido.

La primera y la segunda guerra mundial o las grandes tragedias y enfermedades que ha experimentado la humanidad, como la peste española o el Covid 19, han dado oportunidad para que muchos seres vivos se encuentren, sin intermediarios, con el fin de mundo. De este modo, hasta que ocurra algo diferente: Tod@s conoceremos el fin del mundo al morir. Tod@s presenciaremos el fin del mundo. Tod@s. Sin excepción Pues, todo indica que, sin excepción, tod@s moriremos. Aunque haya vida después de esta vida. Aunque resucitemos.

Por tanto, tod@s, según esta afirmación, estamos destinados a vivir, sentir, percibir o experimentar el fin del mundo. Y si fuera absolutamente cierto que hay vida después de esta vida o que es posible resucitar o reencarnar, volveremos a vivir una vida diferente, después de haber contemplado el fin del mundo. De modo que no hay porque pre-ocuparse por lo que vendrá pues, al final, tod@s tendremos la oportunidad de contemplar el fin del mundo. Lo doloroso es cuando, como en las guerras o como acabamos de vivenciar con el Covid 19, vemos las tribulaciones que ocurren al contemplar el fin del mundo de muchísimos seres humanos. Peor aún es, si quedamos vivos para presenciarlo y para sentirnos impotentes de no poder hacer nada por salvar a los demás, creyendo o confiados que nos hemos salvado de vivir el fin de mundo.

HASTA BILL GATES NOS ALERTA DEL ¿POR QUÉ? Y ¿PARA QUÉ?

Dicho esto, conscientes que tod@s experimentaremos, algún día, el fin del mundo, sólo nos queda preguntarnos o especular si estaremos vivos cuando llegue el momento del fin del mundo en colectivo y si es posible evitar que esto ocurra ¿Nos será posible evitarlo? Si es imposible. Ni modo. Que llegue cuando tenga que llegar. Sea por una invasión de supuestos extraterrestres malvados, por el choque con un planeta como el Ercolobus o por un meteorito de grandes proporciones y elevada velocidad o acaso sea por la venida de Jesucristo o porque no supimos ser suficientemente inteligentes para cohabitar en armonía entre nosotr@s y con la naturaleza y, por tanto, seamos los responsables de nuestra propia autodestrucción. Por lo que fuere, seguramente por la irracionalidad de quienes nos han mal gobernado, abierta o soterradamente, sería doloroso y angustiante ver morir y desaparecer la vida – no sólo la humana – en el planeta Tierra. Aunque tengamos la sospecha que este es un planeta que ha estado dirigido por seres de los más atrasados del Universo y que miles de millones de seres de inteligencia superior habitan el Universo.

51.000 MILLONES Y EL CERO: NO LO OLVIDEMOS

El pasado año, Bill Gates, publicó un libro cuyo título es: "Cómo evitar un desastre climático" con el subtítulo: "Las soluciones que ya tenemos y los avances que aún necesitamos" Allí nos invita a tener presente:

"Hay dos números que necesitas saber sobre cambio climático. El primero es 51.000 millones. El otro es cero.

51.000 millones es el número aproximado de toneladas de gases causantes del efecto invernadero que el mundo aporta cada año a la atmósfera. Aunque la cifra puede aumentar o disminuir ligeramente de un año al otro, por lo general tiende a crecer. Esta es la situación en la actualidad. Cero es la cantidad a la que debemos aspirar. Para frenar el calentamiento y prevenir los peores efectos del cambio climático –que serán muy nocivos–, los humanos debemos dejar de emitir gases de efecto invernadero a la atmósfera. Si esto parece complicado es porque lo será."

Más adelante en un tono pesimista o de pre-ocupación señala:

"Para detener el calentamiento global y evitar los peores efectos del cambio climático, los humanos deben dejar de agregar gases de efecto invernadero a la atmósfera. Si nada cambia, el mundo seguirá produciendo gases de efecto invernadero, el cambio climático seguirá empeorando y el impacto en los seres humanos con toda probabilidad será catastrófico"

Y finaliza con un clamor público:

"Pero las cosas pueden cambiar. Este libro trata sobre lo que se necesitará para lograrlo y por qué estoy convencido de que podemos hacerlo."

¿DE DÓNDE VIENEN LOS GASES DE EFECTO INVERNADERO?

Según el estudio realizado con científicos, expertos y especialistas en el libro se estiman los siguientes porcentajes:

¿Cómo nos enchufamos a la electricidad? (27 %)

Cómo fabricamos las cosas –cemento, acero y plástico–? (31 %)

¿Cómo cultivamos –incluyendo actividades agrícolas y ganaderas? (19 %)

¿Cómo nos desplazamos? (16 %) y

¿Cómo nos refrescamos y mantenemos calientes? (7 %).

En todos ellos, directa o indirectamente influye el uso de combustibles fósiles, por eso no es de extrañar que el presidente de Colombia, Gustavo Petro, en su excelente e inteligente exposición en la COP27, señaló:

NO MÁS PETRÓLEO NI MÁS CARBÓN: + ¡CONSCIENCIA!

Tenemos más de 40 años advirtiéndolo, en el caso venezolano.

La gran oportunidad: ¡Llevar la producción petrolera a cero!

https://www.aporrea.org/energia/a257321.html (03/01/2018)

Ahora, nos contenta que lo diga el Presidente Gustavo Petro:

"La solución es un mundo sin petróleo ni carbón"

Petro: "…propuso un decálogo para enfrentar la crisis climática. El mandatario colombiano aseguró que las cumbres climáticas ya no dan y el tiempo se agotó…Las conferencias globales de gobiernos deben poner la política al mando para generar el plan global de desconexión de los hidrocarburos de manera inmediata. La descarbonización es un cambio real y profundo del sistema económico que domina. Es la hora de la humanidad y no de los mercados…el mercado no es el mecanismo principal para superar la crisis climática, ya que este, y la acumulación de capital, produjo la crisis ambiental y no serán jamás su remedio…únicamente la planificación pública y global, multilateral, permitirá pasar a una economía descarbonizada mundial y que la ONU debe ser el escenario de dicha planificación…Es la política mundial, es decir, la movilización de la humanidad la que corregirá el rumbo y no el acuerdo de tecnócratas influidos por los intereses de las empresas del carbón y el petróleo…La crisis climática solo se supera si dejamos de consumir hidrocarburos . Es hora de desvalorizar la economía de los hidrocarburos con fechas definidas para su final y valorizar las ramas de la economía descarbonizada. La solución es un mundo sin petróleo y sin carbón…"

Discurso del presidente Gustavo Petro en la COP27: "La solución es un mundo sin petróleo ni carbón" | Medio Ambiente | BluRadio

MADURO Y PETRO PUEDEN SER LÍDERES DE UN NUEVO PARADIGMA CENTRADO EN LA DEFENSA DEL AMBIENTE

Por su parte el Presidente Nicolás Maduro expresó, en resumen:

  • La crisis climática es una realidad insoslayable que solo puede enfrentarse con hechos concretos, urgentes e inmediatos.
  • En la Cumbre de Copenhague (2009) se expuso la poca voluntad de las élites para avanzar en el sentido correcto de la vida.
  • La inacción se traduce actualmente en ecosistemas destruidos, en especies extintas y en el deterioro de las condiciones de vida del planeta.
  • Reconocer los fracasos civilizatorios es el comienzo para rectificar de manera radical. Ayer nos amenazaba el cambio climático, pero hoy es el colapso absoluto del ecosistema que se levanta frente a nosotros como un destino fatal.
  • La crisis climática tendrá consecuencias definitivas en el planeta que, indudablemente, obliga a modificar el modelo de vida consumista.
  • Si bien la especie humana es responsable de la afectación que vive el planeta, es necesario señalar que las profundas desigualdades de la civilización al estar compuesta "por países que llevan dos siglos explotando indiscriminadamente los recursos naturales del planeta, mientras otros apenas tienen como alimentarse y persisten bajo un modo de producción preindustrial".
  • Venezuela es responsable de menos 0.4% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero en el planeta. No obstante, el pueblo debe pagar las consecuencias del desequilibrio causado por las principales economías capitalistas del mundo que continúan contaminando el planeta en beneficio de unos pocos.
  • El capitalismo ve recursos donde otras culturas ven la vida y lo sagrado, se siente por eso con derecho de poseer y destruir cuanto se encuentre a su paso para la acumulación del capital.
  • Es necesario llegar a acuerdos de acción, reales y efectivos de cara al problema estructural, pero también debemos diseñar ya mismo una agenda concreta para proteger a las poblaciones vulnerables del planeta.
  • Hay una correlación entre la crisis ambiental y la crisis de desigualdad que genera pobreza en el mundo, la explotación indiscriminada de los recursos renovables y no renovables, además de producir miseria ambiental es responsable de la miseria social a escala planetaria que también se agudiza.
  • La ilusión del desarrollo infinito por la vía consumista ha terminado, pongámosle límite al daño causado a la Madre Naturaleza.

EN CLAVES | Discurso del Presidente Nicolás Maduro en la COP27 - MippCI (minci.gob.ve)

¿LLEGARÁ PRIMERO UN METEORITO U OTRA SORPRESA?

Por su parte, sin andarlo buscando ayer me topé con un video de una entrevista que le hacen al famoso escritor español J.J Benitez en la que señala que el año 2027. Es decir, dentro de unos 5 años, es posible que un meteorito o un peligroso asteroide de grandes dimensiones choque contra del planeta y podría ser esta la causa de la extinción de la vida sobre el planeta. En internet hay numerosas referencias. Si pueden vean:

www.youtube.com/watch?v=2bLiYTujrA4

Aunque pudiéramos impactar sobre el supuesto asteroide y desviar su curso o desintegrarlo, su posibles daños al planeta están posiblemente fuera de nuestro control. Lo de cambio climático y las medidas que proponen los presidentes Petro de Colombia y Maduro de Venezuela, pareciesen estar más dentro de nuestra GOBERNABILIDAD. El asunto es si los poderes fácticos lo permitirán ¿Está destinada a desaparecer la especie humana? Al menos, usted y yo, algún día desapareceremos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1006 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: