Los flamencos en la laguna de los Mártires, el ministerio de ecosocialismo, la palma de dátil y el Arco Minero

Impresionante Chucha; el color y la hermosura que ha tomado en estos días, la laguna de los Mártires en Juan Griego. Los margariteños que un ocho de agosto de 1817 sembraron su vida en esa laguna, deben sentirse emocionados por la alfombra tan espectacular que ahora cubre la laguna con la presencia de los flamencos. www.aporrea.org/actualidad/n369570.html

Chela, yo supongo, que los pasajes para tener estos flamencos a Margarita, tuvo que costearlo el ministerio de ecosocialismo.

¿Pasajes Chucha? Nada; estos flamencos vienen por sus propios medios y el ministerio lo esperaba para mostrarlo como parte de una política. Es un hecho, que la naturaleza nos ofrece. Son aves migratorias que se toman como unas vacaciones y vienen a pasar gratos ratos por estos lugares.

Yo te decía Chela, porque resulta curioso pero muy bueno, que el ministero de ecosocialismo nos permita comocer y tener la oportunidad de ver este concierto de color, que es como una sinfonía y este mismo ministerio no vio a unos pocos kilometros de esta laguna, la suerte de los flamencos de San Juan Bautista que lo arrancaron a la tierra. La palma de datil Chela, es como un flamenco y en una época del año, casi se visten como ellos por el color de sus frutos.

Si es curioso Chucha. Ese fue un descuido menudo. Tan pequeño, como el destrozo que la minería y la fiebre por el oro viene produciendo lentamente en los 175.000km del llamado Arco Minero. Son tan pequeños esos detalles Chucha, que el ministerio de ecosocialismo no lo ha visto todavía y no puede mostrarlo.

Chucha, es que 80 dólares por una palma de dátil y el brillo del oro en el Arco Minero, le ciegan el alma a cualquier hijo er diablo. No hay eco que retruena. Ni el socialista Chucha, cuando este debería de tronar con el recurso del protagonismo.

Chela, desde el Fortín de la Galera vi ese espectáculo y en verdad parecía una alfombra de rosas. El color que toma la laguna es impresionante. Es como ver muchas matas de dátil en San Juan cargadas con su fruto. Este espectáculo de los flamencos que vienen por un rato, contraste con los "pequeños" huecos que ya son parte de los espacios verdes que se veían en esa parte del territorio del Arco Minero. Estos no son huecos que vienen, es parte de la nueva política extractivista. No es que estos huecos vienen por rato. Este es un producto "ecológico" (¿socialista?) que se hace con el concurso de nuestros panitas los chinos y de otras potencias, que son buenas.

Yo estoy seguro Chela, que cuando el ministerio del ecosocialismo vea unos de estos huequitos, nos los va a mostrar en lindas fotos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 971 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas