La Guaratara

Semana de la Tierra y del Titanic

Este 19 de abril Venezuela y Cuba conmemoran sus, gloriosas, hazañas de libertad contra los imperios de siempre, reivindicando el ejemplo de Caracas y Playa Girón para los pueblos de América que levantan sus banderas de independencia y auto determinación. Los imperios europeos jamás perdonarían que Caracas encabezara la revolución de sus colonias y virreinatos para despojar a las monarquías del innoble negocio que enriqueció a los banqueros alemanes y todavía les permite sostener su desarrollo: la esclavitud de africanas y africanos y la explotación de hombres y mujeres en suelo americano. Ciertamente es admirable la constante reflexión que hace Alemania por los estragos de la segunda guerra mundial, pero también sería justo que Europa reflexione de forma sincera sobre el saqueo y genocidio afroamericano, cuyas consecuencias históricas seguimos enfrentando. Caracas y Playa Girón siguen siendo las dianas del incansable llamado a la unión de los pueblos del mundo por la libertad y la dignidad de los hombres y mujeres libres.

También esta semana se celebra el Día de la Tierra y muchos se apresuran a presentar documentales, declaraciones, cumbres y muestras de voluntad con más bambalinas que efectos concretos sobre el calentamiento del planeta y la espoliación acelerada de sus recursos. Joe Biden pretende tomar la delantera convocando una cumbre virtual junto a 40 líderes mundiales de 17 países responsables del 80% de las emisiones globales y dirigentes de países que sufren los efectos del cambio climático. Se ha especulado que Biden invitaría a Greta Thunberg, quizá para mayor comodidad de sus amigos empresarios porque la inalterable expresión enfadada de Greta quizá viene de tanta colaboración con los magnates del mundo, quienes financian, no sólo sus viajes en veleros, sino los de la flota a combustión que la acompaña para la descomunal cobertura mediática. Yo le sugeriría al señor Biden que, en lugar de Greta, invite a su cumbre a la organización Moms Across América, o a los pastores William Y Delman, incluso a los jóvenes artistas de Norteamérica que han encontrado en el rap y el hip hop una forma de luchar contra la enorme maquinaria que eleva el calor de la tierra: el modelo de explotación y acumulación de dinero.

Una ventaja de invitar a los jóvenes artistas que militan en la lucha contra las empresas que los engordan y enferman, es que ellas y ellos ríen y cantan y no lo hacen para magnates, sino para crear conciencia en sus pares. La organización de Madres de Norteamérica, las jóvenes víctimas de Monsanto, de Coca-Cola y los pastores sensibilizados por los niveles de obesidad y diabetes en su país, están mucho más claros en que la destrucción del planeta está relacionada con el sistema político - corporativo centrado en el crecimiento financiero de las élites. Ningún beneficio trae al planeta el bloqueo y sanciones contra Cuba, Venezuela y otros países, pero la administración Biden trata de lavar su imagen, la imagen de la Casa Blanca, con una cumbre por el planeta, cuando fracciones de ese mismo planeta son obligadas a sufrir serias limitaciones para su desarrollo y su salud y las grandes corporaciones mundiales siguen deteriorando la biodiversidad y la alimentación de toda una generación.

Por estos días, hace 109 años, se hundió el Titanic. Es propicio para recordarle a la cumbre de Biden, la imagen comparativa de Edgar Morín sobre nuestra civilización y el lujoso trasatlántico: seguimos a toda marcha hacia una montaña de hielo; a un colapso inminente donde el pueblo en el mástil hace enormes esfuerzos por advertirlo y los científicos confirman el inevitable hundimiento, pero los pasajeros de primera clase no se alarman, mientras quepan ellos y sus maletas de tesoros en los escasos botes. Es un problema complejo, social, político, donde el Capitán sigue cerrándole las vías de salvación a los pasajeros de tercera clase, sólo que nuestra tragedia incluye ahora una pandemia que las sanciones de Biden tampoco permiten combatir con equidad, gracias a los bloqueos genocidas y unilaterales de la, actual, World Titanic Company.

*Profesor de la Unellez

 

unellezjoaquin@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 827 veces.



Joaquín Román Rondón Santiago

Profesor universitario

 unellezjoaquin@gmail.com      @LaGuaratara

Visite el perfil de Joaquín Román Rondón Santiago para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Joaquín Román Rondón Santiago

Joaquín Román Rondón Santiago

Más artículos de este autor