Julito Rivas comparte con Nixon Moreno: dos vivianes de postín

Julito ansiaba conocerlo, tratarlo, ver en la profundidad de sus pensamientos, y de sus sufrimientos. Al acercarse lo primero que pronunció fue: “¡Cómo has perdido tu figura, Nixon! ¿Aquí en Perú no controlan un poco la curva de la felicidad?” Nixon lucía una estrecha franela negra, estampada, y sobresalía su lipa, demasiado pronunciada. “¡La buena vida!”, completó Cabeza e’ Motor. Cada uno de aquellos “exiliados” tiene en Perú vivienda y “lógica” propia: han recorrido casi todo el país, van a la playa los fines de semana, que le queda cerca, hacen reuniones familiares en casa de los más pudientes como Manuel Rosales, Carlos Ortega, Eduardo Lapi y Didalco Bolívar.

El 24 de diciembre hicieron intercambio de regalos y en broma a Cabeza e’ Motor le envolvieron una bomba molotov y Julito recibió una tanga. Todo muy divertido y ameno. ¡Qué gestas más heroicas! Llevan la vida entre periódicos y revistas, deambulan por bulevares y alamedas, se meten en internet, pero no leen libros. Nunca han visitado una biblioteca y les parece de horror entrar en museos o ponerse a revisar librerías. Se ven a las caras abotagadas, van al cine, miran de lejos los templos, recorren centros comerciales, se embeben en las acrobacias de los raperos en las discotecas o en algunas plazas, y vuelven a meterse en sus cuartos y mirar a las nubes desde las ventanas. Después de todo no son tan infelices porque lo tienen todo, incluso cosas que no necesitan les llenan sus cuartos y sus closets. Las navidades han sido generosas con el envío de cheques desde Miami, Madrid, Bogotá y la propia Lima. Cada uno recibe su estipendio religiosamente. La visita de Julio Rivas no los animó tanto como esperaban. Julito habla hasta por los codos, y les promete que pronto él también será de la banda de los exiliados venezolanos en Lima. Julito dice: “la unidad de todos los sectores democráticos permitirá el retorno a Venezuela de los centenares de ciudadanos exiliados en distintas partes del mundo”, pero en verdad que estos exiliados no saben si se la pasan mejor afuera que dentro de Venezuela. Si regresan tendrán que ganarse la vida, y ese es un problema bien serio. Nixon por lo menos tendrá que demostrar que realmente es politólogo. Cabeza é Motor dice que ha perdido algunas condiciones físicas para seguir robando carros. Ha dicho vacua y gemebundamente Julito: “En estas navidades quise darme un regalo, tal vez otros piensen en obsequios mas vánales y materiales propios de estas fiestas decembrinas, lo cual no cuestiono, pero en mi caso preferí venir a Perú para intercambiar ideas, experiencias y escuchar consejos de mis hermanos venezolanos que han tenido que abandonar la patria por el solo hecho de pensar distinto o defender firmemente la Constitución Nacional, lo que como joven comprometido con mi país y su futuro me permitirá seguir creciendo y ser un ciudadano capaz de asumir los enormes retos por venir”. Genial, qué genial el tipo. Frase profundas que le sacaron lágrimas a Cabeza e´ Motor, y le movió los mocos a Nixon. Añadió Julito: “Acá me reuniré con Nixon Moreno, Manuel Rosales, Didalco Bolívar, Eduardo Lapi, Carlos Ortega, Oscar Pérez, Ramón Martínez, Popo Barraez y Carlos Barboza, a quienes inicialmente trasmitiré mis profundos sentimientos de solidaridad, a la vez que presentaré un pequeños balance de las iniciativas que junto al emergente movimiento juvenil y estudiantil hemos adelantado en Venezuela con el firme propósito de exigir la libertad de todos los presos políticos, el retorno de los exiliados y el pleno respeto a los derechos humanos tan pisoteados en los últimos años en Venezuela”.

Cabeza e´ Motor sólo le preguntó a Julito: “Mira, chico, tú que ni estudiantes eres, ¿quién te mantiene? ¿cómo haces para echarte un viaje hasta aquí, quiénes son tus patrocinadores?, ¿quiénes auspician tus dones, tu figura, tu facha?” Pajulito calló, sonrió y se dieron una abrazo.


jsantroz@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3672 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a92371.htmlCd0NV CAC = Y co = US