El "Think Tank" de la oposición

Pudiéramos hablar de pensamiento único, ese que bajo cualquier lupa con que se escudriñe, se llega a la misma conclusión. Llámese opinión, objetivo, visión, propuesta o puntada de culo – todo debidamente aderezado con pizcas de algún pecado capital- la cosa es acabar con la Revolución y a quien no le guste, le cae.

Entonces, traduciendo, un solo tanque de pensamiento. Un depósito de mierda que solo es trasegado al abrir las válvulas mediáticas. Por eso todo aquel que ose contradecir a sus aguadores con alguna idea democrática, es desterrado al limbo, lote baldío aledaño a la Quinta Unidad. Si estos ninguneados tuvieran algo de coraje, apelarían a organismos nacionales e internacionales para quejarse de quien realmente les tapa la boca. Entiendan panitas, no es el gobierno quien no los deja expresarse, son los medios golpistas que apenas ustedes opinan distinto, les ofrecen olvido y tratándose de nosotros, hasta plomo.

Cuando los analistas de la abigarrada derecha hablan en esa jerga seudo filosófica, alabando el “think tank” de grupos de poder en el imperio, que si el pensamiento de las elites neoliberales, que si la opinión de sus parvadas universitarias o cómo hacemos para joder al planeta, los pitiyankees de aquí, confundiendo erudición con calco, defecan en el depósito mediático criollo con la esperanza de que sus cagarrutas, cual monedas de la suerte lanzadas al pozo de los deseos, sea del agrado de Alberto Federico y salgan en pantalla.

José Vicente nos dice, asido de las palabras de Líder Comandante sobre la necesidad de un gran acuerdo nacional frente al importante rol mundial que ahora asume Venezuela, que el camino es el diálogo, pero que entiende que no puede ser con estos líderes actuales de la oposición. Vamos a ponerlo de esta forma: Es necesario un gran acuerdo nacional para desmontar el aparato empresarial golpista como requisito previo a una verdadera unidad, liberar el pensamiento y las voluntades políticas del opio mediático, dentro de ese corral gringo llamado clase media. Mientras tanto, estamos en plena lucha de clases y aun en nuestras filas queda muchos incoherentes con quienes debemos, de acuerdo a Mao, sentarnos a razonar.

A la sazón, los “new kids on the block” de JAVU se constituyen en la más fresca paletada fecal del tanque de ideas opositor. Es decir, siguen en su mono producción, pero ahora en prácticos coprolitos de nenerina, en una parodia de huelga de hambre, con tráfico de fast food y otras cosillas que los ponga “happy”. En el blog de Pajulio, tal como salió en La Hojilla, puede verse con cual parte del cuerpo piensa este adalid de la democracia: con las nalgas. Aflora la visión anquilosada de las viudas del puntofijismo en las fotos de este sórdido modelito. Sencillamente ante la necesidad de esconder sus rostros arrugados y pustulosos, muestran uno joven, con la mala suerte de que su estrella fugaz les salió puto. Ya deben estar buscándole cupo en la Nunciatura. Dije en una oportunidad que esta oposición camina de manos, pues parece que sus cuerpos están coronados por sus esfínteres anales. Esto casi deja de ser metafórico cuando hablan pues ¿Qué es lo que les sale de la boca?

Cuando escucho a esta gente hablar de libertad, derechos humanos, dictadura, represión, hostigamiento y otras necedades que quieren presentar como ciertas sabiendo que no lo son, me pregunto ¿Qué le depara al país si la oposición logra detener el proceso revolucionario?

Pero de inmediato me asalta otra ¿Quiénes están deteniendo la Revolución? ¡Ah camaradas, el think tank opositor tiene tubería que llegan aquí dentro!

Las comodidades personales son los peldaños de la escalera que llevan a ese tanque.


pladel@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1988 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor