Hacia donde se dirigen con esa extremidad inflamada

¿Pa´ donde van con esa pata inchá? ¿Qué nueva pendejada van a decir? Se han quedado con los crespos fascistas hechos ante las medidas anti crisis anunciadas ayer por el Líder Comandante. No es para menos, cuando estaban esperando que se incluyera el aumento de la gasolina, se redujera la inversión social (gasto, para ellos) y todo un escenario neoliberal, para desatar su aquelarre mediático con sus expertos profetas del desastre.

Caída de culo y mesa limpia para la ronda de golpistas que pensaron en “incendiar el país por los cuatro costados” a costillas de sus predicciones medio lunáticas. De nuevo el ridículo como saborizante de su arroz con mango ideológico y de sus ansias de salir de Chávez. Vayan donde Lorenzo Mendoza a polarizarse con P. O. L. A. R. -Para Olvidar Los Amargos Recuerdos- de un mitin de forajidos que fue a respaldar al mafioso alcalde de Maracaibo, haciendo honor a la conseja de dime con quién andas…

El Pueblo Revolucionario está consciente y satisfecho de las medidas anti crisis que su Gobierno ha tomado, pues refleja el espíritu humanitario y de solidaridad inquebrantable con todos (ellos incluidos). Asume con seriedad y disciplina una serie de ajustes en el gasto público acorde con la ética y la moral a la cual nos debemos todos, como aporte indiscutible al proceso revolucionario. Por si fuera poco, marca un hito mundial ejemplarizante sobre cómo enfrentar una crisis tan compleja con medidas eminentemente socialistas, demostrando que es el camino correcto para salvar al mundo del horror imperial. Aunque pueda ser tomado a broma, hay mucha seriedad en la propuesta del Líder Comandante de asesorar a Obama, pues como contrapartida, también se demuestra que ninguna de las medidas tomadas por el imperio para detener la crisis, han dado resultado. Ni los darán mientras el enfoque carezca de humanismo.

Es indudable que algo está pasando en los estratos pobres de Estados Unidos. También su clase media acusa sensiblemente los estragos de la debacle neoliberal, ahogados en la vorágine financiera e hipotecaria, por el desempleo que los arroja a la periferia de metrópolis de las cuales hasta hace unos días fueron ciudadanos y que ahora ven desde una carpa, con sentimientos contradictorios. Hablan de injusticia social, de falta de apoyo gubernamental, de necesidad de cambios en las políticas públicas, de derechos humanos, de desconfianza en el sistema. Pensamientos peligrosos que irán confluyendo hacia una revolución. En las “tent cities” nacerá la revolución yanqui.

Huyamos por los caminos verdes, dice Manolito. No puede ahora ni siquiera huir por la derecha, porque el Combo de la Concha también ha tomado medidas anti crisis y saca sus cuentas. Manolito hiede a reja, no hay paquete neoliberal y el pueblo no se alzó. Resultado: No tenemos con qué, que se joda la piro piro, vamos a dedicarnos al mochuelo Ledesma y a Ratapelunsky y por ahora, vamos a darle la media vuelta a la media luna.

Anda y cómprate otras birras ahí, bobolongo. Ten cuidado que no te pille Amorín.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1289 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor