Estrenos: Súper Yongo y La Momia

Las nuevas películas de la oposición

Definitivamente los episodios y declaraciones del circo opositor son como decía Rolando La Serie: ¡De película! Mire que cualquier fantasma se espanta ante las inesperadas desapariciones y apariciones del rey momia Don Miqui cuya incontinencia verbal requiere todo un lote de “securezza”. Sin ningún tipo de complejo ha dicho este ejemplar de disección que el Contralor es una “momia mal embalsamada” y que estamos en presencia de un “estatismo autocrático”. Este faraón carcomido ha sido sacado de su sepulcro y lo han remozado para exponerlo en la cloaca mediática con la esperanza de “levantar los ánimos democráticos” del escualidismo. Aunque habla, ya su cerebro languidece y lo peor es que ni siquiera hiede. Tiene un aire como de cachivache viejo oxidándose a la intemperie en un solar abandonado. Con este tipo de “jugadas”, con ese constante abrir del baúl de los recuerdos cuarto republicano, pretende la infame oposición cohesionar los esfuerzos para lo único que saber hacer: anarquizar todo lo que toca. Como ellos son pitiyankis y se mueren por estar a la moda pueden sacar a su muerto andante en procesión con un letrero que diga: La momia III, el regreso del rey dragón. Yongo quiere copiar a Hancook y se amarra del pescuezo el tricolor de siete estrellas. Créeme Yongo, mejor te queda la de iunaite estei, te ves más creíble, más súper héroe. Como fiel seguidor del imperio, todo lo que tocas lo cagas o lo prendes en candela. Con tus únicos súper poderes, la fanfarronería y dóllares imperiales, te lanzas desde las pantallas de Cloacavisión para caer de platanazo sobre la contundente realidad: luego de tus declaraciones “incendiarias”, el show mediático quedó frío. Ten cuidado Súper Yongo, cuando manipules las pimpinas de gasolina, no sea que accidentalmente te “autosuicides” y luego Alberto Federico y Urosa Ladino te conviertan en San Yongo, mártir de los inhabilitados. Mira que por romperse un bolsillo Leopoldoloco ya casi es beato. Tras de la decisión del TSJ sobre las inhabilitaciones, paradójicamente ustedes han perdido toda “habilidad democrática” y apelan a los mas variados argumentos para atacar al Líder Comandante, las 26 leyes de La Habilitante y a las elecciones mismas. No tienen con qué. Ustedes no son demócratas sino fascistas irredentos. Incluye ensotanados. Todos estos episodios tienen como banda sonora una serie de “cantos de ballenas” cuyos coros están conformados por tendencias aparentemente disímiles pero con la misma fibra por dentro. Consiste en rumores y matrices de opinión que van desde el manido y ajado fraude electoral, pasando por los intentos de descalificación, ollas y mentiras Goebbelianas, hasta las más absurdas analogías surgidas de mentes imaginativas y reconcomiadas, pero llenas de “buenas intenciones”. Habrá que adicionar fajas a los “fluxes”, mis estimados, para que no se note “la barriga”. Los expertos politólogos leedores del café y los sempiternos “profetas del desastre” compiten entre sí para determinar quien dice la mayor sandez. Varios reyes ingleses y franceses tuvieron entre sus médicos de cabecera a “mierdólogos” que aducían saber de qué padecía “Su Majestad” con solo oler la plasta real. Estoy completamente seguro de que aquellos tenían más aciertos en sus “diagnósticos” que esta caterva de mentecatos en sus “predicciones políticas”. Pero por si acaso y sin tener que llegar a esos extremos, también estoy seguro de que a Bush, su emperador, así como a sus Guasones y Caballeros de la noche, les hiede a azufre. pladel@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1555 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor