No hay paila pa´ tanta gente

La quemazón de Judas

En la sala de convenciones de un hotel muy conocido hay un gentío alborotado pues dará inicio el primer concurso del “Judas de oro”. El salón, arreglado a modo de teatro, está a reventar. Cada candidato tiene una barra de temer y las pancartas se agitan con el infaltable ondular de la ola.

El Jurado es notable en “dones”: Don Giusti, Don Miqui, Don Monkey King, Don Chulo, Don Bobolongo y Don Teo.

Fabiola todavía anda molesta tras bastidores, pues no se resigna a aparecer solo como presentadora cuando ella está convencida de que si concursa arrasa con las hogueras. Fenomenoide Chataing, su “show partner” en la gala, la consuela diciéndole: Sal a la sala que está colmada, Colmenares. Le contesta: Si Luís, esta presentación es en vivo y seguro que se me nota que estoy muerta de rabia.

Se abre el telón y la euforia crece. Luces y arranca la presentación:

En una noche tan linda como esta

a cualquiera de nosotros podrían quemar

pues todos estamos contra Venezuela

y al imperio se la vamos a dar.

En una noche taaan liiinda como estaaaaa…

Candidato 1ro. 1: Manolito de los Rosales de la Zarzuela, Gobernador de la capitanía de Coquivacoa, secesionista, filósofo de lo absurdo, alto pana en círculos paramilitares. Candidato presidencial empedernido. Full relleno de paja, suele expelerla por la boca ante los medios. Ídolo sentimental de payasos y maromeros. Su hobbie, embarrialarse las botas para ir a declarar. Su música preferida, el “canto de ballenato”. Su película favorita, “mátenme porque me muero, con Tin Tan. Su elevación mística ha alcanzado profundidades abisales. Su lema, “Mazuco y Henry pa` los que salgan”.

Mientras manolito le da la vuelta al ruedo de esmoquin combinado con unas espectaculares botas todo terreno, sus poli fans alborotados amenazan a las demás barras con unos cuantos impactos de bala sino se suman al candidato del Catatumbo.

Candidato Nro. 2: Raúl Isaías Baduel. Desagregado militar y “constitucionalista”, místico zen, falso cual romana é palo. Aborto de candidato a la Gobernación de Aragua. Más peligroso que una aguja en una hallaca como compadre. Le encantan los “tuning cars”. Su música preferida, cantos gregorianos en la oficina y reggeton en la finca. Película favorita, cualquiera XXX. Compite con Manolito en iluminación espiritual.

Da su respectiva vuelta con una varilla de incienso en cada mano. Desde las gradas una cohorte de “chicas malas” lo aúpan, le lanzan besos y piropos subidos de tono. Reciben burlas y rechiflas; responden mostrando la señal de costumbre y sus buenas razones. Raulito sonríe pícaro.

Candidato Nro 3: El Cardenalito Urosa, heresiarca motolito. Le juró y le perjuró al Comandante que no se iba a meter en ninguna vaina política, lo cual lo convierte en pecador, pues lo hizo en vano. Le encanta poner cara de pendejo sufrido para blasfemar ante las cámaras. Hace poco dijo que Dios no puede ser sacado de las aulas pero no dice ni pío del “licenciado” que tienen en la nunciatura. Enloquece con las canciones de Miguel Bosé. Su hobbie, alcahuetear pervertidos.

Sale embutido en un traje púrpura bajito de tono, casi lila. Desde primera fila, la conferencia episcopal en pleno se levanta y agita una composición de pancartas con la foto de Nixon Moreno de cuerpo entero. Alguien le lanza agua bendita; se molesta y echa pa´tras mostrando los dientes.

Candidato Nro. 4: Ismael García: “Brincatapias” por excelencia. Tiene una macolla de paja por lengua. También tiene una en el rabo. Su artista predilecto es Juanes, de modo que viste una camisa negra porque negra tiene el alma.

Un grupo de guacharacas clonadas con arpías lanza vivas. Son Isa, Soledad, Ibéyise, Marianela, Ana María, Carla, Aimara, Corina, Pilarica, una foto tamaño real de la Papo, Cecilia y la disociadita del monito tití. La Bicha también está pero no puede pararse de la pea y grita: ¡Ya va, ya va, ya vaaaa!

Los presentadores anuncian que se entregarán premios honoríficos a Don Varito y al General “Narcanjo”. Se guarda un minuto de silencio por el soldado caído en combate con una rama caída en Sucumbiós, seguido de uno de risa por la laptop indestructible. Luego indican que el ganador recibirá un paquete de acciones de exxon mobil, una réplica del mecate de Judas y una chaqueta forrada de triquitraques y cohetones. Se anuncia que el Copyright es de Globovisión; el ganador quedará “guindando”.

Desde afuera llega un tumulto. Las puertas se abren violentamente. Son los representantes de ABP, PJ, AD y COPEI que protestan porque no los tomaron en cuenta. También se aparece la gente de Fedecámaras y CTV declarando en forma conjunta que hay acaparamiento y favoritismo de esos cuatro candidatos.

La come chicle amenaza con incendiar el recinto si no la dejan concursar. Toñito dice que con gusto ardería en el infierno si le dan chance a desfilar. El jurado delibera pero no hay consenso. Henry echa fuego por los ojos y pestes por la boca.

De pronto llegan Estalin, Riqueza, Yon y las hordas de “manitos blancas” con pimpinas de gasolina. Exigen una prueba de admisión para los concursantes. Reciben una pita; se arrechan y bañan a todos con el combustible fósil. Cunde el pánico y en tropel buscan las salidas de emergencia. Tragedia; “Cabeza e´Toro” y “El Gordo” se encadenaron a ellas y no hay manera de salir. Para completar, se va la luz y alguien tiene la brillante idea de encender un fósforo.

El Diablo en persona lo sopla. Todos lo ven sorprendidos. Les dice: ¡Que va mano, allá no hay paila pa´ tanta gente! ¡Váyanse pa´ iunaite estei!

pladel@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1805 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor