Cállate que me desesperas

Se ha cansado el titiritero de andar tras bastidores agitando muñecos y guiñoles. Se le ha salido la clase al Señor Don del Norte, pero se le ha salido tarde. Estimo que debe haber puesto la misma cara de idiota (se dice que aquello fue actuación) cuando le avisaban que aviones comerciales se estrellaban contra las tuin tagüers, al saber que la sarta de estupideces que ha dicho ante la prensa sobre desabastecimiento en nuestro país era “periódico de ayer”. Y para qué leer.

También imagino la cara de monkey king (Alberto Federico) cuando lo vio hablando sobre esa vaina que desde hace como una semana nadie comenta. Se les ha cansado el caballo a los forajidos del Far West.

Propongo que de ahora en adelante se tome en cuenta Marzo como un mes singular en la lucha revolucionaria, pues en éste que apenas va a la mitad, ya le hemos dado hasta con el tobo. Eso hay que recordarlo ahora y siempre: La resolución del Grupo de Río, la de la OEA, el dictamen en el caso Exxon Mobil, la conformación definitiva del PSUV, lanzamiento de las Misiones “José Gregorio Hernández y 13 de Abril y lo que falta.

Por su parte, la pastosa “deposición” conmemorará estas fechas como luctuosas y llorarán al recordar que “un diecinueve de Marzo para un baile me invitaron” pero en vez de un “escobillao” querían ritmo de cumbia y rocanrol. Pues que adecuado poder decirles: ¡A llorar al Valle!

Los muertos políticos “revivirán” con cada Marzo al acordarse de fotos, de computadoras, de cancilleres unidos defendiendo a Latinoamérica ¡Ayyy que dolor!

Un mes nefasto para aquellos que babearon junto a la trasnacional petrolera, cuyo fantasma los acompañará más allá de las próximas elecciones. Un mes donde no podrán ocultar ni con “extreme make up” sus demacradas caras apátridas y bulimia ética. Un mes que les marcará la llegada de un profeta que se calzó unas botas embarrialadas para mostrarse tal cual es: Un idolillo con pies de barro.

Se sentarán en círculo al compás de “no es lo mismo” y largarán el llanto al escuchar: “Bueno, a lo mejor me lo merezco”. Mes fatal que marcará la evidencia de que no supieron administrar su victoria de mierda como les dijo el Comandante. Remirando las fotos de Jorge Reyes con el supuesto Larreal, concluirán: No es el mismo.

Mientras la Semana Mayor anuncia La Resurrección y los heresiarcas mantienen la lengua muerta ante los nuevos pecados capitales, “El prisionero de la Nunciatura” sueña con ser Barrabás.

Irán a las iglesias y querrán que les den bastantes palmas benditas para taparse con ellas, libarán encapillados para olvidar sus culpas, pensarán que son tristes payasos y con despecho inusitado solicitarán canciones de Javier Solís. Pero al darle plei al cd escucharán: “Tengo, remedio pa´ to´ los dolores, pomada para toda clase de errores…” y con los ojos arrasados en lágrimas gritarán ¡Cállate, cállate, que me desesperas!

pladel@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1617 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor