Los numeritos que no se dicen

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) al cierre del pasado mes de noviembre el índice de desempleo se ubicó en 6,3%. Esa cifra significó una disminución porcentual de 2,5% frente al mismo mes del año 2006. También implica que en ese período (noviembre 2006- noviembre 2007) 585 mil 845 compatriotas lograron salir de las tinieblas de la desocupación y fueron absorbidos por el mercado laboral. La reducción del desempleo registrada por el INE puede calificarse de histórica, sobre todo si se toma en cuenta que, de acuerdo con el propio organismo, es el indicador más bajo desde que se generan resultados mensuales sobre fuerza de trabajo. Este comportamiento testimonia de forma irrebatible la fortaleza de una economía que a pesar de los múltiples ataques y zancadillas, está viviendo un proceso de franca expansión. Esa realidad la corroboran en forma contundente otros indicadores que curiosamente los medios de comunicación privados son muy tímidos en destacar, propagar y difundir.

Este año todos los pronósticos indican que nuestro país completará el ejercicio fiscal con un incremento del Producto Interno Bruto (PIB) de entre 7,5% y 8%. Con ese resultado habremos concretado un ciclo de crecimiento armónico y sostenido innegable. Serían 4 años y tres meses, o lo que es lo mismo 17 trimestres consecutivos de incremento del (PIB) a un promedio de 12,5%. Las reservas internacionales de la República siguen orbitando sobre los 30 millardos de dólares y al sumar ese capital con el dinero depositado en nuevos y audaces fondos para el desarrollo nacional como el Fonden, el músculo financiero de la República sobrepasa los 50 millardos de dólares. Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) Venezuela, junto con Argentina, es uno de los países que más ha avanzado en la disminución de los niveles de pobreza en la región. De hecho, entre 2002 y 2006, Argentina presentó "el progreso más importante", al reducir en 24,4 puntos porcentuales la tasa de pobreza y en 13,7 puntos la de indigencia, mientras que nuestro país disminuyó sus tasas de pobreza e indigencia en 18,4 y 12,3%, respectivamente. Si a ello sumamos que el año que viene también se espera un crecimiento, que las voces más moderadas ubican en el orden de 3% ó 4 %, es imposible no aceptar que en el país esta teniendo lugar un momento estelar para la economía. Las perspectivas lejos de ser sombrías son promisorias, tenemos una oportunidad dorada para resolver los problemas estructurales de baja productividad y elevados índices de inflación, pero hace falta un verdadero compromiso con esta patria, ya basta de profetas del desastre fracasados que viven de los mercados especulativos y de la incertidumbre colectiva.

Esta claro que venimos avanzando y si logramos consolidar nuestro modelo socialista, en socialismo avanzaremos aún más. Ahora bien, la oposición con su cara bien lavada habla de reconciliación, luego de los resultados del 2-D, rápido olvidaron el zarpazo del 11 de abril de 2002 y la puñalada trapera a la patria de un paro-petrolero que costó más de 14 millardos de dólares en pérdidas y disparó el desempleo a más de 20%. Si alguien tiene que hacerse una autocrítica son ellos mismos, los oposicionistas, si alguien debe definir qué modelo de país quiere son ellos, ¿Será acaso que no se atreven a decir sin ambages que sí tienen una propuesta nación, pero es una vuelta a la nefasta era neoliberal, con su característica ola de represión y privatizaciones?, ése es el debate que estamos esperando y estamos dispuestos a dar, pero hay que hablar claro y de frente y empezar a llamar a las cosas por su nombre.

Los indicadores positivos nadie los difunde. Los Teodoros, los Laureanos, las Colominas y Los Alberto Federicos, no solo los desconocen, sino que presentan la realidad invertida y analizada en una forma bizarra y mezquina. Cuando se sinceren y empiecen a reconocer realidades, tal vez podamos debatir, de lo contrario es mejor que vuelvan otra vez a sus guarimbas. Allí los estaremos esperando. Caiga quien caiga y cueste lo que cueste, porque este pueblo sí esta resteado a tener patria y a ser libre.

dcordovaster@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3031 veces.



Daniel Córdova Zerpa


Visite el perfil de Daniel Córdova Zerpa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Daniel Córdova Zerpa

Daniel Córdova Zerpa

Más artículos de este autor