O no hay razón para ofender…

Traidores

… Se habrán hecho buenas elecciones, habrá un buen congreso y éste dará una buena constitución; pero ¿quién será quien la sostenga? Dirá Vd. que yo; ¿y quién contendrá a los ambiciosos, a los anarquistas, a los asesinos, a los traidores? ...
-Simón Bolívar-

Corren los sesentas… muchas cosas pasan en un país sumergido en una lucha armada atípica… lucha que pareciera haber sido planeada ex profeso para destruir la izquierda venezolana… que se hace a una juventud, de estudiantes y obreros y se lanzan a una lucha fratricida… El hijo de puta de Carlos Sangrés, ministro de policía (y también de alcoba) del invertido del presidente, se regodea con un grupo de asesinos persiguiendo opositores… Los Tigritos de los chaguaramos, El Obispo y muchas de las cárceles venezolanas se hacían pequeñas para recibir la muchachada se sacrificaba en una lucha que por momentos parecía no tener pies ni cabeza, decenas aparecen muertos en las esquinas por “ajuste de cuentas”…

El grueso de la lucha armada reposaba principalmente en varios “Comandantes”… los nombraré por sus seudónimos - quienes tengan memoria que los recuerden, quienes no, pues que adivinen- Son los principales: Andrés, Ezequiel, Quinto y Quintín; naturalmente hay muchos más como Jacinta, quien tuvo una actuación digna… pero otros también fueron revisionistas, delatores y muchos, por cobardía, arrearon banderas en el camino, pero los hubo sacrificados pero nunca estuvieron en la cúpula en que se encontraban los cuatro mencionados…

Fue como les digo una lucha rara… existieron “valientes” como Quintín, quien al primer disparo pegaron la gran carrera… o como el del hermano del mencionado sujeto quien se hace multimillonario contrabandeando con Cuba y financiándose con los dineros de las guerrillas... Son Ezequiel, Quinto y Quintín quienes manejan los aportes que recibe la guerrilla, el efectivo de divisas de la Internacional Comunista, de la Unión Soviética, de los Partidos Comunistas europeos… dineros que sirvieron para que ellos mismos se asignaran fabulosos estipendios que dilapidaban en nimiedades…

A Ezequiel, Quinto y Quintín la guerrilla urbana le entrega, en sus manos, sacos de billetes provenientes de los atracos a los bancos… millones de bolívares (a un cambio de 7,50) de los cuales NUNCA dieron una relación y que parece desaparecen misteriosamente… Me decía Jacinta antes de morir, que ese dinero fue usado en la compra “de contado” de fundos, haciendas, casas y departamentos… ¿será cierto?... Fue Ezequiel quien propuso asignarle sueldos a los Camaradas, pero el darles a unos cantidades miserables que difícilmente servirían para sobrevivir mientras ellos se asignaban cantidades fabulosas las cuales les permitieron hoy contar con fabulosas quintas, lujosos departamentos en las mejores urbanizaciones (muchos en alquiler) abundantes cuentas bancarias… y hasta pujantes negocios propios (imprentas, semanarios, diarios)… El único que de verdad luchó con los suyos fue Andrés… y creo que sigue tan limpio como siempre… por eso nunca ha tolerado a ese trío de “Combatientes” ni él ha sido tolerado por ellos…

Y luego, ¿Qué pasó?... Pues el acuerdo, el dejarse capturar… el hablar… la delación… la traición a los camaradas… ¿el pago?: el túnel del San Carlos… quien diga que esa fue una acción miente… eso fue planificado… fue el bozal de arepa que se le dio a esos “héroes” en ese túnel quedó la poca dignidad que aún tenían… en ese túnel quedo la vida de muchos camaradas abandonados en sus puestos de combate… con este túnel salen a la palestra las teorías de Quintín sobre “un nuevo socialismo”… con ese túnel los tres mencionados lograron puestos de diputados o de senadores, puestos ministeriales o embajadas… ese fue el corolario que sello el bozal de arepas que la “democracia” le puso en la jeta a estos revolucionarios quienes nunca abandonaron su posición de pequeños burgueses…

Hoy los ves por ahí, arrastrando su miseria… escondiéndose de sus antiguos camaradas, viviendo de su mentira… ¿traidores?... pues sí, son traidores de la peor ralea… ya que son traidores a los principios que una vez enarbolaron… son traidores a los principios que nos inculcaron… son traidores a su generación y un abominable ejemplo para ésta…

Al joven universitario quien le decía, días atrás, “Traidor a la Patria” a Pompeyo yo le digo: ¡no hijo!… no se le puede decir “traidor” a ese señor, y no es por su edad, ni por sus canas… No se le puede decir, porque hacerlo es ofender a los verdaderos Traidores a la Patria, quienes algunas veces tienen sus propios principios… a los traidores a la patria se les fusila… a este señor no valdría la pena proporcionarle esa “honorable” muerte… A ése, y a los otros como él hay que dejarlos que se pudran en su propia miseria…

Nos Vemos en las teclas…

JWekker@GMail.com

PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE…. ¡¡¡VENCEREMOS!!!

¡¡CON CHÁVEZ TODO, SIN CHÁVEZ NADA!!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2447 veces.



JotaDobleVe

Activista venezolano-holandés. Alias Jota Dobleve.

 jotadobleve@gmail.com      @JWekker

Visite el perfil de J.W. De Wekker Vegas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: